Entretenimiento

Museo de Arte Costarricense estudiaba compra directa de antigua casa en barrio Amón

Contraloría frena compra de casa de ¢250 millones a Museo de Arte Costarricense

Actualizado el 28 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Argumentos Según la institución, el museo no demostró que el inmueble es el “único propio” para albergar sus oficinas administrativas

Entretenimiento

Contraloría frena compra de casa de ¢250 millones a Museo de Arte Costarricense

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Insuficiente. El Museo de Arte Costarricense se ubica en La Sabana; alquila sus oficinas administrativas en Sabana Sur. Archivo.

La Contraloría General de la República (CGR) denegó al Museo de Arte Costarricense (MAC) la posibilidad de comprar en forma directa un inmueble en barrio Amón que albergaría sus nuevas oficinas.

La institución pretendía adquirir una casa valorada en ¢250 millones, que mide 500 m² y tiene dos plantas. El inmueble solía ser el Hotel Casa Verde.

Actualmente, se analiza si declarar el inmueble patrimonio. Fue construido en 1910 y fue una de las primeras grandes casas del barrio.

En el oficio N.° 10057-2013 del 24 de setiembre, el ente contralor detalló: “Esa Administración no ha logrado demostrar que ese terreno sea el ( sic ) por su ubicación, naturaleza, condiciones y situación, se determine como único propio para la finalidad propuesta”.

La CGR reconoció que el MAC realizó un sondeo de mercado, pero argumentó que no se hizo “en el plano de igualdad”. El museo pretendía comprar la casa tras evaluar propiedades en La Sabana y Los Yoses.

Entre otras, estudiaron dos inmuebles cercanos al Hotel Torremolinos (Sabana): uno medía 3.000 m² y valía $2 millones; el otro, 500 m² y valía $1 millón. La Contraloría no consideró comparable un inmueble de 3.000 m² con uno de 500 m², y agregó en el oficio: “(...) no es lo mismo valorar un terreno en las inmediaciones de La Sabana que Los Yoses o barrio Amón”.

La CGR indicó que el museo no había presentado suficientes argumentos para comparar los inmuebles. “La Administración, previamente, tuvo que haber definido las características mínimas que requería para la satisfacción del interés”, se lee en el oficio.

El subdirector del MAC, Francisco Quesada, dijo que la junta administrativa no ha tomado el acuerdo de comprar esa casa. “El MAC lo que ha hecho es iniciar los trámites para la adquisición de un bien inmueble. No se ha tomado ningún acuerdo en junta administrativa ni se ha violentado ningún trámite”, dijo.

‘Nosotros lo que estamos haciendo es iniciando el trámite para la compra de una casa‘, dijo Quesada. El trámite implica estudios de uso de suelo, consultas con la Municipalidad de San José, estudios registrales y consultas con Hacienda, entre otros requisitos. ‘Hay una confusión (que hace creer) que nosotros queríamos ya comprar la casa. Queríamos iniciar el trámite de compra’, comentó.

PUBLICIDAD

Según el funcionario, lo que se hizo fue “solicitar las respectivas autorizaciones para ver si podíamos comprar esa propiedad”. Este es el cuarto intento por comprar un espacio para las oficinas, detalló.

El museo argumentó que no se hizo licitación pública porque no daría tiempo, en esta administración, de que el personal administrativo quedara ubicado en un espacio propio. Sin embargo, la Contraloría recordó que esa no es razón para apartarse de los mecanismos ordinarios de contratación.

Sin espacio. En el 2009, el MAC asignó una partida de ¢250 millones para la compra de una casa que sirviera como oficinas administrativas, pues cuando se remodeló el museo (2008) no se contempló ese espacio. 18 funcionarios laboran en el área administrativa.

Desde entonces, las oficinas se han ubicado en la Estación del Atlántico, en casas de habitación en Rohrmoser y, desde febrero del 2012, en un edificio de locales comerciales de Sabana Sur.

El MAC evaluó comprar el actual inmueble, pero sus dueños no tenían intención de venderlo, según indicaron a la CGR en el oficio N.° MAC-DIR-365-2013. “¢250 millones es una suma muy baja para comprar una propiedad que pueda albergar cómodamente las oficinas del MAC en una zona accesible al público”, dijo Quesada.

‘Nosotros estamos solicitando el trámite de autorización para iniciar el proceso de compra, una vez que hayamos cumplido con todo el proceso administrativo de compra’, declaró Quesada. ‘En abril, solicitamos la incorporación del presupuesto por los ¢250 millones para que nosotros podamos ya usar y hacer la erogación una vez que la CGR nos hubiera autorizado’, concluyó.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Contraloría frena compra de casa de ¢250 millones a Museo de Arte Costarricense

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Chaves Espinach

fernando.chaves@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coeditor del suplemento Viva de La Nación. Productor audiovisual y periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre literatura, artes visuales, cine y música.

Ver comentarios
Regresar a la nota