Exposición en sede central del Banco de Costa Rica

Color del Caribe se hermana con la sobriedad clásica

Muestra Código caribe reúne pinturas y esculturas deAdrián Gómez

El pintor José Vargas expone 12 óleos inspirados en la escuela renacentista

Últimas noticias

El Caribe es sol radiante, mar infinito y un viento travieso que alborota aún más el cabello ensortijado de los niños. El Caribe juguetón del artista Adrián Gómez se da la mano con los sobrios bodegones, figuras masculinas y edificios de su colega José Vargas en la galería Siegfried Schosinsky, del Banco de Costa Rica (BCR).

Código Caribe y Neoclásico son las dos exposiciones que esperan al público en el primer piso de la sede del BCR en San José centro.

La primera reúne 10 pinturas y (acrílicos sobre tela) y 3 piezas escultóricas en las que Gómez captura la esencia la cultura afrocaribeña y el paisaje de esa región.

“Para mí, el Caribe es color, está presente en su gastronomía, sus vestimentas, su música, sus bailes y también en los hermosos escenarios naturales. Mis obras son una expresión sensorial de todas esas manifestaciones socioculturales”, destacó el artista. Pero el Caribe también le transmite tranquilidad, alegría y calor humano, emociones expresa a través de figuras infantiles.

“Los niños con sus juegos, con sus sonrisas nos hacen olvidar por un momento todas las preocupaciones”, dijo Gómez.

El artista explicó que las pinturas presentan variedad de tamaños, formas y hasta distribución de modo que el recorrido que hace el espectador también sea lúdico.

Apego a la tradición. Por su parte, el pintor José Vargas refleja en sus sus obras la influencia la escuela de los grandes maestros del Renacimiento italiano. “Trabajo mis pinturas con la técnica del óleo clásico, es decir, aplico varias capas. La primera de ellas es de colores neutros como cafés y terracotas, luego coloco otra veladura de colores primarios. Esta técnica me permite mayor variedad cromática y con ello imágenes muy realistas”, detalló.

En Neoclásico desarrolla cuatro temas: el desnudo masculino, el bodegón en donde “las frutas son las protagonistas del cuadro”, los bodegones clásicos de influencia mediterránea en los que hace referencia a la iconografía y las tradiciones grecorromanas como las ofrendas a los dioses y, finalmente, algunas joyas arquitectónicas e históricas de Costa Rica como el edificio del Teatro Nacional.

Ambas exposiciones permanecen abiertas hasta el 12 de marzo y se pueden visitar de lunes a viernes de de 8:30 a. m. a 6 p. m.

La entrada es gratuita.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Color del Caribe se hermana con la sobriedad clásica