Entretenimiento

Sálgase del libreto, rompa la tradición y pruebe alguna de las muchas opciones que han surgido en el mercado nacional

El taco saltó del plástico al gourmet

Actualizado el 18 de enero de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

El taco saltó del plástico al gourmet

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lo conocemos en diversas presentaciones, desde el sencillo –envuelto en plástico si es para llevar–, hasta los muy elaborados y cargados de ingredientes. El taco, platillo originario de México, es un manjar que con el tiempo ha evolucionado, y que usted puede degustar y preparar de múltiples formas.

Fernando Espinoza es un mexicano de Coyoacán quien radica en el país, y que suma 10 años administrando los restaurantes Tacotitlán en Heredia y Coronado. Él tiene su definición popular de ‘taco’. “Nosotros lo llamamos..., lo que sea dentro de una tortilla. Queso, frijoles, natilla y aguacate forman el taco más básico, pero uno le pone de más. El que más encuentras en las calles mexicanas es el taco al pastor, donde se parte la carne desde un trompo, y se le pone buen chile. Eso lo verás en el local en Coronado”, explicó Espinoza.

La clasificación sigue con las carnitas michoacanas. Estas consisten en diferentes partes del cerdo (posta, costilla, falda) cocinadas y servidas con cebolla, culantro y aguacate. Usted también encontrará los tacos de cochinita, típicos de la región de Yucatán. El plato presenta tres tacos de carne desmechada de cerdo con salsa de naranja, cebolla morada y lechuga.

“Aparte ofrecemos de bisctec, chuleta y chorizo, que se venden con tortilla suave. Hay otro grupo que son los tacos fritos, como la superflauta a base de harina, con carne o pollo, lechuga, queso y natilla, y otro plato de tres flautas pero hecho a base de maíz”, dijo.

Darle una probadita a uno de estos antojos le costará ¢2.000.

Ahora bien, si lo que busca es algo más criollo, puede visitar la popular taquería Los Pira, en Grecia. Con 30 años en operación, ofrece una forma rápida para “matar el hambre”, e incluso tiene un servicio para que usted se coma el taco en el extranjero.

Magally Bolaños, encargada del negocio por las mañanas, contó que todo se hace a gusto del cliente.

“El taco más sencillo es la tortilla de harina o maíz, repollo, salsa de tomate, mostaza y una mayonesa especial hacemos aquí. La servimos en un plato, o en plástico si es para llevar. Depende del cliente si lo quiere con chile jalapeño o papas fritas como acompañamiento”.

PUBLICIDAD

Si le da un vistazo al menú encontrará especialidades como El Guato . Consiste en una “manita” de cinco bollos de pan con dos tacos y tres salchichas en su interior. El comensal tiene la opción de agregarle torta o salchichón. Este tipo de sándwich le costará ¢3.600 con papitas fritas.

La surtida está hecha con tortilla de maíz picada, dos salchichas picadas, repollo y salsas al gusto, a un costo de ¢3.900 en su versión grande. El Vampiro es idéntico, pero se cambia la salchicha por una torta.

“Nos visita gente de todo el país y nos pasa que vienen para llevarlo fuera del país. Nos compran los ingredientes congelados para que lo puedan armar en el extranjero”, señaló Bolaños.

Si lo que quiere es experimentar, una opción al estilo gourmet , los tacos de pescado son la especialidad de los restaurantes Taco Bar, ubicados en Jacó, Santa Ana y, hace apenas un mes, en el centro comercial Momentum, en Pinares de Curridabat.

Su dueño, el israelí Itai Barz, describió la mejor manera de antojar a cualquiera.

“Si bien hacemos tacos de pollo y carne, nuestro fuerte es el pescado. Hay de atún fresco, dorado, de pargo, de wahoo , que es un pescado parecido al dorado pero no tan comercial, y el taco de salmón ahumado”, dijo.

La porción es grande, por lo que se recomienda empezar pidiendo solo un taco. La barra de ensaladas que se incluye en el menú es libre, e incluye más de 25 opciones de ingredientes. Además puede ir acompañado de arroz, salsas, papas asadas, vegetales y humus.

“Ofrecemos un taco de calamar, frito o a la parrilla; también de camarones, y tenemos el vegetariano. Estos tienen un valor de ¢3.850 más el 13 por ciento de impuesto”.

La bebida es también importante. Si pide un refresco natural de tamaño grande considere seriamente si podrá terminarlo, pues tendrá en su mesa un litro de jugo natural.

Una de las bebidas recomendadas es el ginger mint , que es limonada con jengibre y yerba buena.

“El menú está inspirado en la comida que se sirve en el estado de Baja California, México, y pronto abriremos un cuarto local, por Walmart, Escazú”, finalizó.

PUBLICIDAD

La mesa está servida. Ahora solo resta elegir cuál de todas estas opciones le hará caer en tentación.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El taco saltó del plástico al gourmet

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota