Entretenimiento

Hay una modalidad deportiva y otra recreativa-comercial de esta actividad

Un reto a la aventura llamado 'canyoning'

Actualizado el 10 de enero de 2014 a las 12:00 am

El canyoning o barranquismo es una experiencia que se ofrece a los turistas aventureros en bellas zonas del país como Turrialba, La Fortuna de San Carlos y Liberia; conozca algunos lugares para vivir esta experiencia y aprovechar el verano

Entretenimiento

Un reto a la aventura llamado 'canyoning'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si retar la aventura está dentro de sus propósitos de año nuevo o simplemente busca una actividad que provoque chorros de adrenalina, entonces el canyoning o barranquismo es la respuesta que buscaba.

En el país hay zonas de gran belleza escénica con cañones, que le permitirá vivir una aventura que jamás imaginó. Turrialba, Dota, Bagaces, La Fortuna o Liberia son algunas de las comunidades donde el canyoning se desarrolla de forma segura.

Según José Manuel Pizarro, guía capacitado y acreditado por la Asociación Americana de Canyoning , la descripción más sencilla de esta actividad es bajar a un cañón, trasladarse en su interior y salir de este.

Aunque suena sencillo, imagine lo que sería hacer ese descenso por las paredes verticales de una gran piedra, con cataratas al lado y solo con la ayuda de cables. La aventura está en la dificultad para ingresar y recorrer el cañón.

Pizarro, arquitecto y fundador de la consultora Línea Vertical y especialista en el diseño de parques, actividades de cuerdas, tirolesa y rescate vertical, señaló la división a la hora de practicar el canyoning .

Primero está el barranquismo deportivo, en el que los practicantes están capacitados en técnicas de cómo escalar, en el que saben leer los ríos, sus corrientes y realizar descensos con cuerdas. Todo esto sin emplear anclajes artificiales, que no alteren la naturaleza.

Luego está la versión recreativa-comercial, que es a la que la mayoría de personas puede acceder, solamente llevando su entusiasmo. Esta se desarrolla mediante plataformas, anclajes artificiales, cuerdas de seguridad, varios guías y recorridos previamente establecidos, para hacerla tan segura como entretenida.

Turrialba. El tour de canyoning de Explornatura combina actividades como el descenso tipo rappel –que se realiza por cuatro cataratas– con canopy , para desplazarse por el cañón.

José Amador, de Explornatura, aseguró que la adrenalina se siente desde el descenso por la primera catarata. Los aventureros, explicó, deben controlar la velocidad con la que bajan por la pared vertical, siguiendo los mecanismos de seguridad manipulados por los guías.

“Las alturas de las cataratas van de los 10 a los 15 metros. Siempre hay agua en el recorrido, por lo que las personas se van a ir mojando. Al final del recorrido se cae en una poza”, detalló Amador.

PUBLICIDAD

Ellos realizan el tour todos los días del año; este tiene una duración de hasta cuatro horas, según la cantidad de personas.

Mucha agua. El agua es un elemento vinculado al   canyoning , ya sea al bajar una catarata o al caer en una poza. Lleve ropa adicional porque durante el   tour  quedará empapado. Pablo Montiel
ampliar
Mucha agua. El agua es un elemento vinculado al canyoning , ya sea al bajar una catarata o al caer en una poza. Lleve ropa adicional porque durante el tour quedará empapado. Pablo Montiel

La Fortuna. En el cañón que forma el paso del riachuelo Cacao, en La Fortuna de San Carlos, los guías de Pure Trek llevan a los exploradores del barranquismo, por un recorrido que dura entre 90 y 120 minutos.

Ahí ingresan a la zona en un vehículo todoterreno, hasta llegar a una zona donde los esperan cuatro paredes verticales naturales, tres de ellas con agua y una seca.

“La pared más grande tiene 50 metros; otra mide 28 metros, la seca 15 metros y la última 31 metros. Entre cada descenso hay que realizar una pequeña caminata de unos tres minutos y para salir del cañón se recorre cerca de 10 minutos”, comentó Michael Madrigal, de Pure Trek.

Aunque el primer cañón, que mide 50 metros, suele impresionar a los visitantes, al final la mayoría queda con ganas de más aventura.

En esta zona, el tour se realiza todos los días y han atendido a clientes de 86 años, como a menores de cinco años que dijeron sí al recorrido.

Liberia. Al pie del volcán Rincón de la Vieja, en los terrenos de la Hacienda Guachipelín , el canyoning se vive entre cataratas, el descenso mediante rappel y un final divertido al mejor estilo de un Tarzán swing .

Juan Alberto Mayorga, experto en este tour , explicó que desde que se baja al cañón del río Colorado, el agua recibe a los visitantes.

La velocidad del descenso la controla cada aventurero, según la confianza y cantidad de adrenalina que busque. Desde luego, en todo momento están bajo la supervisión de guías que controlan la velocidad de los participantes. Mayorga destaca dos momentos claves del tour : el primero, cuando uno de los cables se termina y se cae en una poza y, la segunda, al entrar en una catarata amarrado al Tarzán swing , una experiencia que será inolvidable.

Dota. Aunque es el sitio más nuevo, sus propietarios prometen un viaje retador e intenso. Esa es la promesa de Centro Peak , en el pueblo de Providencia, en el cantón de Dota. Su objetivo es que los visitantes experimenten el barranquismo como deporte, por el cañón del río Roncador.

PUBLICIDAD

Esta aventura dura dos días: en el primero se imparte un taller teórico-práctico por expertos, para capacitar a los visitantes que quieren afrontar este reto.

Al día siguiente, las personas se desplazarán a lo largo de un kilómetro, sorteando seis cataratas de hasta 20 metros, deslizándose por toboganes naturales y hasta nadando en el río usando trajes de neopreno (que ayudan a mantener el calor).

Andrés Alfaro, apasionado practicante del canyoning con más de 10 años de experiencia, agregó que su objetivo es ofrecer un híbrido entre el barranquismo deportivo y el recreativo-comercial. Por eso su oferta está orientada a personas mayores de 15 años y con cierta condición física.

Por las características de esta recorrido, ellos trabajan con grupos pequeños de cuatro a ocho personas. Su objetivo es que la experiencia sea la más real al canyoning en su esencia pura.

Algo más tranquilo. Si lo anterior le suena interesante pero siente que le gustaría algo menos intenso, entonces la propuesta del aerial canyoning de Río Perdido , en Bagaces, podría interesarle.

Ellos diseñaron un recorrido dentro de un cañón, con cables de fibra de carbono (como un canopy , pero,en lugar de recorrer las copas de los árboles, se viaja entre las paredes del cañón), que conectan varias plataformas.

También tiene un cable tipo Tarzán swing , para finalizar la aventura en los puentes colgantes.

Seguridad. Todas las empresas deben seguir un protocolo para enseñarles a los visitantes el uso de equipos y las medidas de seguridad. Cada tour comienza con una charla, que explica cómo emplear correctamente el equipo (cascos, guantes, arnés especial).

Además, se les enseña cómo actuar en caso de emergencia y se les aclaran las dudas. En cuanto a los requisitos, en general solicitan que las personas asistan con pantaloneta, traje de baño y camisetas con tecnología de secado rápido. No se deben utilizar camisetas de algodón; es indispensable usar zapatos que se puedan mojar y un cambio de ropa para el final del tour .

No olvide usar un bloqueador solar y, ante todo, estar dispuesto a vivir una aventura que nunca olvidará.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un reto a la aventura llamado 'canyoning'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota