Entretenimiento

Una probadita a las delicias del Oriente Medio

Actualizado el 08 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

Una probadita a las delicias del Oriente Medio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Llegó el momento para aprender a cocinar y comer platillos totalmente fuera de lo común.

Esta vez, el Oriente Medio lo seducirá, no solo por su cultura, sino también por su exquisita gastronomía.

En este artículo, usted encontrará las recetas que usa el chef Rafael Calderón para hacer dos de los platillos más populares y representativos de aquellas tierras: musaka y orzo .

Fácil, pero rico. El orzo es muy sencillo de cocinar, lo único que usted necesita es comprar una bolsa de orzo –que venden en los diferentes algunos supermercados– y tener a mano pimienta negra, sal, aceite de oliva, perejil y limón.

En una olla grande, ponga a hervir cuatro vasos de agua. Una vez que esté caliente, agregue una taza de orzo y espere unos 16 minutos para que quede tierno.

Cuando esté listo, agregue media cucharadita de limón, una cucharadita y media de cáscara de limón rallada, dos cucharadas de aceite de oliva, de perejil finamente picado y de pimienta negra. ¡Eso es todo!

El orzo es un platillo común del Medio Oriente. Cortesía de Rafael Calderón
ampliar
El orzo es un platillo común del Medio Oriente. Cortesía de Rafael Calderón

Gran sabor. Por su parte, la musaka no es tan sencilla de preparar, pero vale la pena el esfuerzo y el empeño para hacerlo.

Debe tener tres berenjenas, una cebolla grande, papas, tomates maduros, carne de cordero (o bien, una combinación de carne de res y cerdo), pimienta negra, canela molida y aceite de oliva.

Lo primero que hay que hacer es cortar las berenjenas en rodajas gruesas, sin quitarles la piel. Le echa la sal y se dejan en papel absorbente durante unos minutos.

En un sartén con aceite de oliva debe de freír las berenjenas por ambas caras hasta que se doren. Sucedido eso, las aparta y las vuelve a envolver en el papel absorbente.

Haga el mismo procedimiento con las papas: las corta, las sazona y las fríe.

En el mismo sartén, coloque la cebolla picada, los tomates picados, un poco de sal, pimienta negra y un poco de canela. Lo deja a fuego lento durante 15 minutos, luego le añade la carne picada y, sin dejar de remover a fuego medio, espera hasta que se forme una salsa espesa.

Paralelamente, ponga en un recipiente la base de patatas, luego las berenjenas fritas y, por último, la salsa de tomate y carne picada.

Introdúzcala en el horno a 180.º durante unos 50-60 minutos. Déjela reposar por una media hora para que se cuaje antes de servirla.

El platillo tiene un sabor tan especial, que se ha ganado un lugar importante en la oferta gastronómica de otras zonas, como Grecia y la península de los Balcanes, al sureste de Europa.

¡Déjese encantar y disfrute de un bocadito del Oriente Medio!

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Una probadita a las delicias del Oriente Medio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota