Entretenimiento

Cante sobre una tarima, desde la mesa, con micrófono fijo o inalámbrico

Quítese el miedo, entone, respire y atrévase al karaoke

Actualizado el 24 de mayo de 2013 a las 12:00 am

En el país, hay muchas opciones para darle rienda suelta a todos aquellos que quieren ponerse en los zapatos de un cantante... al menos por una noche

Entretenimiento

Quítese el miedo, entone, respire y atrévase al karaoke

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para cantar se necesita ejercitar muy bien las cuerdas vocales, pero, para el arte de karaokear , los principales ingredientes son armarse de valor e ir dispuesto a pasarla bien.

¡Tranquilo! No tiene que poseer una voz privilegiada para lanzarse al agua, solo saber seleccionar a sus acompañantes para un buen apoyo moral o bien una embarcada. Los lugares para darle rienda suelta a esta opción de entretenimiento son muchos, y hoy le mostramos algunos centros populares para que se anime a hacer planes este fin de semana.

Buscando el norte de la capital, a un costado de la parada de los buses de Los Caribeños, está Elvis Bar Karaoke, el antiguo Kamakiri. Su propietario, Marlon Zeledón, explicó parte del ambiente que ofrecen.

“Este es el plato fuerte del negocio. Tenemos unas 15.000 canciones, entre temas en español y en inglés. Pasamos actualizando las canciones semanalmente y pendientes de lo último que suena en las radios. Las letras de los karaokes las traemos desde Perú; de allí viene mucho de lo que programamos”, comentó Zeledón.

Entre la lista de las complacencias, hay breves pausas para darle chance a los bailadores. El dueño también destacó la seguridad. “Contamos con un parqueo cerrado para 60 vehículos y seguridad interna. En San José centro, los lugares nocturnos con esta alternativa se han ido reduciendo, por lo que tratamos de darle un ambiente agradable”, agregó.

Castro’s Bar, en barrio México, es otro de los sitios de visita frecuente para los que quieren probar su voz, en el segundo piso de este sitio.

Roberto García, quien trabaja en dicho bar y restaurante, señaló que tienen en lista más de 5.000 canciones, y que decidieron quitar la tarima, cosa que ayudó a que la gente tomara más confianza para cantar.

“Al público le gusta cantar en las mesas, se siente más cómodo; incluso, si no hay muchas peticiones en espera se la pueden pedir al salonero. Manejamos cuatro pantallas. Allí se ve de todo, hay gente que canta, gente que cree que canta y gente que no canta nada pero igual se apunta al vacilón. Al final, lo importante es eso, divertirse”, añadió entre risas.

PUBLICIDAD

Una de las anécdotas que recuerda García fue cuando una pareja se levantó para “dispararse” temas de despecho. “Siempre venían y se peleaban, y lo hacían cantando”, recordó García.

Otro punto concurrido es Karaoke 88, en San Pedro, frente al edificio de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica. Jimmy Rivera, programador desde hace 10 años del bar, dijo que los días más fuertes y con más clientela son los jueves y viernes.

“Siempre tratamos de mantenernos actualizados con las piezas que salen al mercado. También, manejamos mucho rock clásico y trova, porque nos visitan muchos estudiantes universitarios”, contó Rivera.

En el caso de este lugar, sí dispone de una tarima para interpretar la canción elegida, con dos micrófonos fijos, por si desea ir acompañado y cantar a dúo o bien en grupo.

“La tarima está frente a una pantalla y a su espalda un proyector grande. Si la persona es muy tímida puede cantar de espaldas, aquí no hay excusa para quedarse sentado”, recomendó el Dj, quien afirmó que tienen disponibles unos 5.500 piezas.

Entre las historias curiosas –recordó Rivera– fue cuando dos grupos, uno de mujeres y otro de caballeros, celebraban, de forma independiente, sus despedidas de soltero.

“En esa celebración se conocieron ambos grupos y se formó una pareja, que, posteriormente, le pediría matrimonio aquí en el negocio”, citó.

Subiendo la montaña. Pero si lo que prefiere es desconectarse de la ciudad, una opción recomendada por los heredianos es el bar y mirador Pianos, en Birrí de Santa Bárbara.

Harold Morales, administrador del lugar, explicó por qué hay que hacer una escala un día como hoy, los viernes, de 7 a 11 p. m.

“Hay una atractiva vista hacia el Valle Central. Además de la fama que tienen nuestros platillos, como el chifrijo, chicharrón y arroz de la casa. Manejamos una lista de 25.000 temas. Canciones nuevas que salen, son temas que buscamos. La oferta es muy completa”, comentó.

Pianos bar y mirador se localiza un kilómetro al este del cruce de Birrí, carretera al volcán Barva.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Quítese el miedo, entone, respire y atrévase al karaoke

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota