Entretenimiento

Lugar recibe visitantes de un día

Punta Mona y su sueño no tan loco

Actualizado el 18 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Punta Mona y su sueño no tan loco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

N o son locos y menos hippies , solamente son personas que soñaron con vivir en armonía con la naturaleza, consumiendo principalmente lo que cosechan y alterar lo menos posible el entorno para vivir.

Al natural. Unas alumnas practican su clase de yoga al aire libre, mientras que Stephen Brooks (abajo) recolecta frutos de mangostán. Pablo Montiel.
ampliar
Al natural. Unas alumnas practican su clase de yoga al aire libre, mientras que Stephen Brooks (abajo) recolecta frutos de mangostán. Pablo Montiel.

Ese sueño se llama Finca Punta Mona . Aunque su objetivo es dar cursos de permacultura para que otros traten de adoptar este modelo, también reciben a turistas que quieren conocer cómo funciona este ideal.

Detrás de este proyecto está su gestor, el estadounidense Stephen Brooks.

Él define a la finca como un experimento; son 35 hectáreas frente al mar, en la cual están sembradas especies que podría sorprender a muchos, por exóticas.

En un recorrido, machete en mano y con una sonrisa de alegría por ver sus fructíferas plantaciones, él muestra especies como mangostán, durián, abiú, zapote colombiano, arasá, manzana terciopelo y la jackfruit , sobresaliente por llegar a medir hasta 90 centímetros.

Son unas 200 especies frutales, medicinales y utilitarias las que tienen sembradas

“Nuestro experimento es intentar gastar lo menos posible, comer de todo y comprar lo mínimo del exterior. No es cuestión de dinero, sino de ser creativo”, aseguró.

Contagiar. Finca Punta Mona comenzó a edificar su sueño hace casi dos décadas. Desde entonces, avanzaron mucho; tienen electricidad y sistemas de producción de abono orgánico para aprovechar los desechos.

No solo se puede vivir de forma distinta en lugares como el que construyeron en el Caribe; Brooks insiste en que hay mucho que se puede hacer en las casas y eso es lo que quieren mostrarles a otros.

La forma de llegar al lugar es en lancha, desde Manzanillo. En el lugar, preparan el almuerzo: desde luego, con productos de su finca y se pueden practicar otras actividades como kayak o disfrutar en su bella playa

Para coordinar el transporte y la visita se debe hacer al correo contact@puntamona.org.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Punta Mona y su sueño no tan loco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota