Entretenimiento

Un deporte que se convirtió en juego

Minigolf: Una diversión que viene en tamaño pequeño

Actualizado el 06 de junio de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

Minigolf: Una diversión que viene en tamaño pequeño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los diseños de los campos de minigolf están hechos especialmente para dificultar el juego de los participantes. También hay hoyos que son más fáciles de embocar. | FOTOS: LUIS NAVARRO. LOCACIÓN: JUNGLE SAFARI.

La diversión también viene en tamaño small . Así es como el minigolf es un deporte entretenido, lleno de retos y diversión para grandes y chicos.

En 18 hoyos, sobre césped sintético y con tiros diseñados con diferentes grados de dificultad, este juego pone a prueba el talento de sus jugadores, con obstáculos y una que otra trampa.

Costa Rica no se queda atrás; en el país hay diferentes lugares para practicar este juego. Lindora, en Santa Ana, Tamarindo y La Fortuna de San Carlos, son tres buenos ejemplos de lugares donde hay espacios para que los ticos puedan aprender y jugar en familia o con sus amigos.

Se trata de los minigolfs Jungle Safari, Bolas Locas y Reno’s, respectivamente. Los tres sitios ofrecen diferentes opciones en precios, horarios, comidas y bebidas para que se pueda jugar tranquilo. Dos de ellos están al aire libre (Lindora y Tamarindo), y uno está bajo techo por lo cual también se puede jugar con lluvia.

Además, con el precio de las entradas van incluidas lecciones cortas para aprender las reglas del minideporte y cómo jugarlo; también prestan los palos y las pelotas.

Corto, pero sustancioso. El recorrido es obviamente más corto que un campo de golf de tamaño normal; los golpes son menos forzados y la técnica es diferente, debido a que al ser distancias menores, se requiere de una forma especial de golpear la pelota con el palo, para que esta tome la dirección correcta hacia el hoyo.

El recorrido por los 18 hoyos se puede hacer entre 45 minutos y una hora y media, dependiendo del grado de dificultad del lugar. | FOTOS: LUIS NAVARRO.  LOCACIÓN: JUNGLE SAFARI.
ampliar
El recorrido por los 18 hoyos se puede hacer entre 45 minutos y una hora y media, dependiendo del grado de dificultad del lugar. | FOTOS: LUIS NAVARRO. LOCACIÓN: JUNGLE SAFARI.

Las reglas son parecidas entre el golf de campo y el minigolf: lo primero es disfrutar del juego, departir con otras personas y, sobre todo, ser honesto a la hora de apuntar los scores (puntuaciones).

Por lo general si la bola queda muy pegada a un obstáculo o al filo del espacio para tirar, se puede correr unos 15 centímetros. Además, hay límites de golpes, en cada hoyo (dependiendo del lugar, pueden hacer siete como máximo).

Se puede participar solo, en parejas o en grupos; todo depende de con cuántas personas se quieran divertir.

El ganador de la partida es aquel que complete el recorrido de los 18 hoyos con una menor cantidad de putts (golpes). Por ejemplo: cada hoyo tiene un máximo de putts con los que se debe introducir la bola al hoyo; se contabilizan los golpes que el jugador hizo para lograr el objetivo y, al final, se suma el total.

PUBLICIDAD

En el minigolf no hay árbitros, por lo cual fomenta el compañerismo, el trabajo en equipo y la honestidad.

Lo divertido de este juego es que durante el recorrido en los campos de minigolf, hay diferentes obstáculos que impedirán que el jugador logre el objetivo al primer golpe. Pocas veces se consigue un hoyo de un tiro, por lo que el reto del juego es muy amplio.

Para jugar no es necesario ser profesional.  Los golpes son cortos y no se debe aplicar mucha fuerza. | FOTO: LUIS NAVARRO. LOCACIÓN: JUNGLE SAFARI.
ampliar
Para jugar no es necesario ser profesional. Los golpes son cortos y no se debe aplicar mucha fuerza. | FOTO: LUIS NAVARRO. LOCACIÓN: JUNGLE SAFARI.

Dependiendo del diseño de los campos, se podrán encontrar volcanes, pozos de agua, muñecos en movimiento, tubos o desniveles que delimitan los hoyos. Todo, con el fin de hacer más atractivo el recorrido.

El tiempo de juego puede variar: entre 45 minutos y una hora y media se tarda en completar los 18 hoyos, dependiendo de la cantidad de personas que jueguen y de cuán buenas sean para embocar las pelotas.

Para jugar minigolf no es necesario tener grandes implementos, los palos son de hierro y pueden ser usados por personas zurdas o diestras; las pelotas se consiguen en los lugares de juego.

El césped sintético es apto para cualquier tipo de zapato, aunque se recomienda que se utilicen tenis para mayor estabilidad y comodidad a la hora de efectuar las jugadas.

El minigolf es muy seguro debido a que no se permite hacer tiros con mucha fuerza y el swing (movimiento del palo) debe realizarse no más arriba de las rodillas.

¿Por qué se juega? La historia asegura que en el siglo XVIII las mujeres no podían jugar golf porque era un deporte “muy masculino”, a causa de los movimientos bruscos que se realizaban para golpear la pelota.

Por esta razón, el club de mujeres de St. Andrews, en Escocia, decidió involucrarlas y fabricaron un campo de golf de menor tamaño para que ellas pudieran practicarlo sin necesidad de ejercer fuerza ni hacer movimientos “inapropiados para una dama en esa época”.

Poco a poco, el deporte fue tomando fuerza y en varios países se pueden encontrar campos de gran extensión con diferentes atracciones para el entretenimiento de los jugadores.

San JoséQué: Minigolf Jungle Safari.Dónde: Lindora, centro comercial Vía Lindora.Costo: ¢3.500 niños y ¢4.500 adultos. Si paga ¢1.000 adicionales puede jugar el día completo. Además, hay una promoción para padres e hijos: ¢6.500 la pareja.Obstáculos: El hoyo 11 y el 18 tienen un amplio grado de dificultad. En el 11 hay un volcán que evita que la bola entre al hoyo y en el 18 la bola debe pasar sobre un Range Rover para embocarla.Teléfono: 2582-1630.Horarios: De domingo a jueves, de 9 a. m. a 8 p. m. Viernes y sábado, de 9 a. m. a medianoche.Extras: El lugar hace torneos para empresas y para los clientes, da clases para los principiantes, ofrece bebidas y comidas y se puede alquilar para eventos.

PUBLICIDAD

San CarlosQué: Minigolf Reno's.Dónde: Se ubica en La Fortuna de San Carlos.Costo: ¢6.500 para jugar los 18 hoyos.Horarios: De lunes a sábado de 5 a 9 p. m. Los domingos el horario es de 1 a 9 p. m.Obstáculos: Este minigolf está bajo techo, cuenta con luces de neón alrededor del recorrido de los 18 hoyos; además, hay muñecos con movilidad que obstaculizan los hoyos.Tiene en los 18 hoyos esculturas que representan diferentes países y música que se activa cuando se emboca una pelota.Teléfono: 2653-1178

TamarindoQué: Minigolf Bolas Locas.Dónde: Playa Tamarindo.Costo: Niños menores de 10 años, ¢2.500; mayores de 10 y adultos, ¢3.500.Horarios: Abierto toda la semana de 9 a. m. a 11 p. m.Extras: Se celebran fiestas de cumpleaños, torneos para clientes y vecinos del lugar. Se venden helados, refrescos y se puede llevar comida para eventos privados. Hay un encargado que enseña las técnicas para jugar.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Minigolf: Una diversión que viene en tamaño pequeño

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jessica Rojas Ch.

jessica.rojas@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.

Ver comentarios
Regresar a la nota