Entretenimiento

La indiferencia reinó sobre los insultos y los aplausos

Campaña política le puso poco color al tope de Palmares

Actualizado el 17 de enero de 2014 a las 12:00 am

Solo Johnny Araya, Luis Guillermo Solís y Rodolfo Piza metieron a los caballos en sus agendas partidistas

Entretenimiento

Campaña política le puso poco color al tope de Palmares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Palmares tuvo ayer un tope con pocos colores políticos y mucha indiferencia.

Pese a que Costa Rica se encuentra a dos semanas de sus próximas elecciones presidenciales, esta no fue una marcha proselitista a bordo de un caballo. De hecho, Jorge Luis Pinto, director técnico de la Selección Nacional de Fútbol y dedicado del tope, levantó más pasiones que quienes aparecerán en la papeleta electoral este 2 de febrero.

El primero en salir al asfalto fue Johnny Araya, el candidato oficialista y un palmareño de nacimiento. Al igual que en el Tope Nacional, se acompañó de una gran caravana de caballistas con pañuelos campesinos de color verde. Él acostumbra ir unos cuantos pasos adelante que el resto de sus compañeros.

“Hay gente que me saluda con mucho cariño. Estamos en campaña electoral, en un ambiente muy polarizado, aquí hay de todo”, reconoció el verdiblanco, quien asiste a esta fiesta equina por tradición.

Durante el recorrido, el caballo del liberacionista llegó al sector donde se encontraba la tarima de Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC). “¡No lo contratamos, no lo contratamos!”, coreaban ahí.

Casi al final.  Rodolfo Piza fue el último en desfilar. Inició su recorrido hasta avanzada la tarde. Mario Rojas
ampliar
Casi al final. Rodolfo Piza fue el último en desfilar. Inició su recorrido hasta avanzada la tarde. Mario Rojas

Araya se detuvo un instante, saludó a su contrincante y este se quitó el sombrero. El liberacionista hizo lo mismo y rápidamente siguió su camino, mientras desde el micrófono de la agrupación le decían: “Mucha suerte don Johnny, mucha suerte porque la va a ocupar”.

“Nos retamos mutuamente con cordialidad. Nos saludamos viéndonos a los ojos y quitándonos el sombrero, pero cada uno sabe en lo que está”, reconoció Solís.

Aunque a Luis Guillermo Solís le gusta montar a caballo, y confiesa que lo hace bien, prefirió ver el tope desde una tarima, donde estuvieron Epsy Campbell –quien fue su rival en la convención interna y aspira a la diputación en el segundo lugar por San José– y Ottón Solís, excandidato presidencial y ahora aspirante a una diputación.

“No soy ‘topero’ y no voy a empezar ahora para que me digan que soy un farsante. No haré cosas que no he hecho antes”, dijo Luis Guillermo Solís, pese a que considera que asistir a topes es una buena manera de hacer visible a una agrupación política.

PUBLICIDAD

En esto coincidió el candidato socialcristiano Rodolfo Piza, quien tenía siete años de no participar en el tope de Palmares.

En casa. Johnny Araya fue el aspirante presidencial que repartió más propaganda en su tierra.Mario Rojas
ampliar
En casa. Johnny Araya fue el aspirante presidencial que repartió más propaganda en su tierra.Mario Rojas

“Yo tengo que pedirle al pueblo el voto, y eso significa tocar las puertas. Cuando uno viene a hablar con la gente, obviamente hace un acto de pedirlo. Le soy sincero: yo vengo a pedir el voto. Pero también es un acto de humildad venir a escuchar a la gente”, afirmó.

De los tres candidatos que se hicieron presentes en este evento equino, Piza fue el que portó menos propaganda y el que llevaba la caravana de caballistas más reducida.

Tan solo mostraba el logo de su partido pegado en el pantalón, unas cintas en el sombrero y otras trenzadas al pelo del caballo. “Usted sabe cómo está la cosa, hay que raspar la olla”, justificó.

Luis Guillermo Solís  estuvo presente, pero dijo que prefería no cabalgar pues no es algo que acostumbre hacer. M. Rojas
ampliar
Luis Guillermo Solís estuvo presente, pero dijo que prefería no cabalgar pues no es algo que acostumbre hacer. M. Rojas

Eso sí, la mayoría de las tarimas lucían los colores verde y blanco.

En la principal, localizada al final de la recta, animaba el cantante nacional Érick León, quien compuso un tema para la campaña verdiblanca.

El PAC, por su parte, solo tenía una, y las pocas personas que llegaron identificadas con camisetas del Frente Amplio se agruparon en un balcón en el costado sur del parque. Su candidato no llegó.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Campaña política le puso poco color al tope de Palmares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota