Entretenimiento

Viva 25 Años: El Puerto no escuchó bien “la bolita que sube y que baja”

Actualizado el 08 de junio de 2012 a las 12:00 am

Entretenimiento

Viva 25 Años: El Puerto no escuchó bien “la bolita que sube y que baja”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San José (Redacción). Qué hubo un fiestón es cierto, que hubo mucho calor también es cierto, pero de que hubo un buen concierto hay una gran duda.

La agrupación mexicana Garibaldi se presentó en Costa Rica por primera vez en un concierto en Puntarenas, el sábado 29 de febrero de 1992, organizado por Delta Show.

Para aquella época, Garibaldi era uno de los grupos más populares de los jóvenes. En las discotecas del país sonaban los temas Que te la pongo, Me lo dijo Adela, El bodeguero y Banana en la que se desprende el estribillo de la bolita que sube y que baja.

“Cuando el grupo mexicano Garibaldi aparece sobre el escenario, la locura se adueña de grandes y de adolescentes”, publicó Guillermo Méndez, en el diario La Nación , previo a la visita al país.

Puntarenas se llenó y se llenó hasta decir basta y es que, según Emilia Mora, quien trabajó para Viva en esos años, recuerda que hubo multitudes en aquella presentación.

“Yo me acuerdo que estaba repleto de gente, todos los hoteles y cabinas estaban llenos, no había donde quedarse”, comentó Mora.

Con pantalones de cuero, jackets de mezclilla y accesorios de lentejuelas los cantantes salieron a escena.

En aquel entonces la agrupación estaba integrada por Patricia Manterola, Pilar Montenegro, Sergio Mayer, Víctor Noriega, Javier Ortiz, Charlie López, Luisa Fernanda Lozano y Katia Llanos.

Sin embargo, la duda sobre el talento de los ocho integrantes de la banda siempre fue tema de discusión. Garibaldi... mejor en disco. Así fue como tituló Viva el concierto de los mexicanos, poniendo en evidencia la mala presentación del grupo.

“El sonido estuvo malísimo, casi ni se podía oir, solamente la gente que estaba adelante escuchó bien”, recuerda Mora.

En su nota, la periodista aseguró que el grupo dejó ver que su calidad radica, básicamente, en el buen trabajo de estudio a que son sometidas sus interpretaciones.

La banda traía bajo el hombro materiales discográficos como Garibaldi, Que te la pongo, Los hijos de Buda y el disco de canciones navideñas Nochebuena con Garibaldi.

Con el segundo álbum recibieron tres discos de platino por su ventas y, además, el premio Galardón a los grandes , reconocimiento mexicano que se otorga al artista o grupo con mayor número de giras. En las de Garibaldi destacaron paises como EE.UU., Francia, Argentina, Brasil y Chile, entre otros.

PUBLICIDAD

En su paso por Costa Rica, los artistas se hospedaron en el antiguo Hotel Fiesta, y estuvieron acompañados por 20 guardaespaldas privados .

Los ticos también tuvieron su participación aquella noche. La banda Marfil fue tuvo la obligación de encender los motores de los cientos de personas que llegaron al Paseo de los Turistas.

“Y con el perdón de los mexicanos, bien puede decirse que el grupo caribeño Marfil tuvo una presentación de mayor calidad. Mejor sonido, mejor comunicación con el público y, si bien es cierto también interpretaron melodías de otros artistas, fueron igualmente aplaudidos sus temas originales, de los cuales carecía el escaso repertorio de Garibaldi”, escribió Mora en su cierre de la crónica del concierto.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Viva 25 Años: El Puerto no escuchó bien “la bolita que sube y que baja”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota