Concierto de tres horas bajo la lluvia

Serrat y Sabina, empapados de cariño

Intérpretes españoles ofrecieron un espectáculo de 25 canciones y el numeroso público les dio su amor incondicional con aplausos y gritos

Últimas noticias


        
        
      Joan Manuel Serrat cantó, tocó guitarra y bromeó con el numeroso público.Juliana BarqueroEntrega.
Joan Manuel Serrat cantó, tocó guitarra y bromeó con el numeroso público.Juliana BarqueroEntrega. ampliar

Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat quedaron empapados tras el recital que ambos ofrecieron, la noche del miércoles, en el estadio Ricardo Saprissa, en Tibás.

Empapados no solo del calor que hacía en el escenario producto de las luces intensas y la emoción de ver un recinto casi lleno, salvo ciertas áreas que no se vendieron puesto que no tenían buena visibilidad al escenario, contó Arnoldo Herrera, de Interamericana de Producciones, empresa responsable del concierto.

Los españoles también quedaron empapados por la lluvia pertinaz que cayó en Tibás y que los mojó al final del espectáculo para despedirse del público.

Y, desde luego, Serrat y Sabina quedaron mojados del cariño y admiración torrenciales de sus seguidores, quienes no dejaron de ovacionar a sus artistas favoritos por casi tres horas. La gratitud de los ibéricos y sus músicos de la Orquesta del Titanic quedó plasmada en un mensaje que el guitarrista Pancho Varona subió a su cuenta en Twitter: “Enorme concierto en San José (CR). Final bajo la lluvia: Joaquín: “Y empaparme contigo si te empapas...”

Serrat y Sabina regalaron a los cientos de presentes 25 temas, entre los que estuvieron Y sin embargo, 19 días y 500 noches, Mediterráneo, La del pirata cojo, Contigo, Cantares y Nos dieron las diez , tema con el que cerraron su participación en suelo nacional.

Uno de los temas que generó más aplausos fue Por el bulevar de los sueños rotos . Previo a su interpretación, Serrat dijo que la canción estaba dedicada a la “mexicana más tica, y a la tica más mexicana: Chavela Vargas ”, y el público estalló en una ovación para la cantautora que falleció el pasado 5 de agosto, en México.

Valga comentar que algunas personas que asistieron al concierto se quejaron de la organización, en el sitio web de Viva en Facebook, en especial por lo que califican de desorden en el área VIP.

Al respecto, Herrera aseguró que las filas para la entrada a dicho sector, una vez que comenzó el concierto, se hicieron porque las personas se confiaron al creer que el espectáculo no comenzaría en punto. Este inició a las 8:30 p. m., como estaba previsto.

También dijo que muchos de los asistentes que ingresaron tarde venían del toldo de Credomatic, que premió a sus tarjetahabientes con una recepción previa a la salida de los artistas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Serrat y Sabina, empapados de cariño