Entretenimiento

Edición del 18 de setiembre

Esta semana en 'Revista Dominical': ¿Es posible diseccionar la raíz del sadismo?

Actualizado el 16 de septiembre de 2016 a las 12:00 pm

El grado de brutalidad con el que se han ejecutado homicidios de varios niños desata furia y tristeza, pero también lanza la pregunta: ¿cómo y por qué alguien es capaz cometer estas atrocidades?

Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': ¿Es posible diseccionar la raíz del sadismo?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Es posible diseccionar la raíz del sadismo?

San José (Redacción)

Esta semana, Revista Dominical vuelve con una gran bandeja de variados temas. Para este domingo 18 de setiembre, el artículo principal de nuestra revista se sumergirá en la cabeza y el contexto de los artífices del sadismo buscando explicaciones.

El grado de brutalidad implicado en los homicidios de varios niños durante este año desató la ira y sed de justicia en el país. Además, arrojó la gran pregunta: ¿cómo y por qué alguien es capaz de llevar la crueldad a esos extremos?

¿Qué pasa en la vida de estas personas para que cometan este tipo de atrocidades? Nuestro periodista Alessandro Solís habló con expertos y escarbó en algunos de los casos más sonados. Dos verdades salen a la luz: uno, que todos los casos son distintos; y dos, que la salud mental debería de ser una prioridad para el país.

Alessandro profundiza sobre el reportaje realizado: 

Supongo que cuando empezamos a hablar sobre el tema que esta semana será portada de la revista teníamos una idea de las respuestas que encontraríamos, y en efecto topamos con muchas de esas respuestas, pero también nos encontramos con un par de sorpresas.

Difícilmente habrá alguien leyéndonos a quien no se le rompiera el corazón cuando leyó la noticia del niño mutilado y asesinado en Guácimo, hace unas semanas. Son de esas noticias que uno lee tapándose la boca porque son imposibles de digerir, de comprender, de interiorizar.

Si bien la reacción de la opinión pública fue similar, enlodada entre el enojo y la confusión, y sus demandas de extremas medidas de justicia contra el principal sospechoso del homicidio son naturales en casos de esta índole, nos dimos a la tarea de buscar la raiz de estos crímenes atroces, más allá de lo que pase luego de que se cometen.

Para lograrlo, conversamos con psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas de diversos campos, entre ellos los médicos especialistas que analizan estos casos desde la psicología y la psiquiatría en el Organismo de Investigación Judicial y el Ministerio de Justicia y Paz.

Algunas de nuestras fuentes han trabajado de cerca con personas que han cometido crímenes grotestos como el de Guácimo, en los que la forma de matar es simplemente incomprensible para la mayoría y, para peores, involucran a niños.

PUBLICIDAD

Conversando con ellos, notamos que todos tenían una preocupación compartida: que en Costa Rica, cuando suceden estas cosas, se habla de muchos temas relacionados al sistema penal, pero pocas veces se habla de salud mental, un área que con su debida prevención podría mermar algunos de estos crímenes atroces.

Entonces, en este reportaje puede hacerse una idea general de qué tipo de situaciones, ambientes y enfermedades mentales podrían generar ciertos desbalances químicos en poblaciones en desventaja, en aras de entender a las mentes que nos atormentan y nos dejan cicatrices sociales, y ojalá también de prevenir futuros casos.

–Alessandro Solís

* * *

Además, la periodista Lucía Vásquez viajó junto al fotógrafo José Cordero a Guanacaste para explorar tres de sus atractivos turísticos. Visitaron una inmensa propiedad dedicada a la producción de caña y a la conservación de la naturaleza, un alucinante hotel cinco estrellas y unas acogedoras cabinas inmersas en el bosque seco tropical. 

"Los días 8, 9 y 10 de setiembre no toqué ni un solo grano de arena con mis dedos, las burbujeantes olas del mar no mojaron mis pies y tampoco regresé a casa con la piel tostada (o como es usual en mí: quemada) por el imponente sol, pero hallé  una cara de Guanacaste que no conocía, una que estuve sin descubrir mucho más tiempo del que debí", relata.

La periodista también nos cuenta la historia de João Maia, uno de los fotógrafos de los Juegos Paralímpicos de Río 2016. João tiene una particularidad: perdió la vista a sus 28 años. Trece años después está convencido de que para capturar imágenes no necesita de sus ojos; su corazón le es suficiente.

Nuestro periodista Danny Brenes conoció a don Daniel Alvarado y Xinia Acosta, una pareja que parece haber descubierto lo que los libros y películas y cuestionamientos filosóficos no han conseguido responder. Cerca del centro de Tibás, un mensaje escrito en la ventana de una tienda es testimonio de un amor infinito; el mismo que una pareja ha sentido durante las últimas cinco décadas.

Además, ¿puede toser un presidente? Uno de los temas que abarrotaron los medios y redes sociales esta semana fue la salud de la candidata presidencial estadounidense Hillary Clinton. La supuesta debacle de la salud de la candidata demócrata encendió un debate en torno a la importancia de la salud de un líder político y a su derecho a la privacidad. Danny Brenes nos relata.

PUBLICIDAD

La periodista Priscilla Gómez nos hará cuestionarnos las ideas que rodean a la zona de confort. "Según los expertos, la zona de confort es un lugar dañino y rutinario. Algo así como vivir bajo una arena movediza, que eventualmente nos come vivos", escribe. "Es un lugar prohibido del cual recomiendan salir para descubrir nuevos rumbos y destrezas, ¿pero y si no quiero, y si no me parece tan inhóspita?", se pregunta al comienzo de su ensayo.

Léanos este domingo y disfrute también de nuestras usuales secciones como la columna Tinta fresca, la Nota curiosa, el bombardeo de datos interesantes y nuestro álbum de fotos de antaño.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': ¿Es posible diseccionar la raíz del sadismo?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota