Entretenimiento

Édgar Luciano, el big boy que le enseña a diario a ser madre

Actualizado el 15 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Édgar Luciano, el big boy que le enseña a diario a ser madre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con apenas un mes y medio de conocer el mundo, Édgar Luciano es el nuevo motivo de alegría de la experiodista de Telenoticias Kattia Gómez, nuera de Pilar Cisneros , y quien radica desde hace un tiempo con su esposo Edgar Espinoza, en la ciudad estadounidense de Bloomington, Indiana.

Su primer Día de la Madre lo festejará a kilómetros de distancia de su terruño, pero eso no es excusa para borrarle la sonrisa.

“A pesar de que estoy lejos, pude celebrar por adelantado, pues durante el nacimiento del bebé mis papás y mi hermana estuvieron aquí. Luego vinieron mis suegros y se pasaron chineándolo. Y ahora nos tocó la visita de mi cuñada Natalia y el esposo, quienes viven en Austria. Están encantados con el bebé y no se quieren separar de él. Con ellos pasaremos esta fecha”, contó Gómez.

La comunicadora tuvo a su primogénito el 26 de junio, por medio de cesárea, pues era bastante grande. Pesó 4,2 kilos y midió 53 centímetros. “En el hospital las enfermeras le decían big boy ”, recordó entre risas la nueva mamá.

Incluso, a la codirectora de Telenoticias del canal 7 le llamó tanto la atención que cuando lo vio dijo que parecía un bebé de tres meses.

Gómez comentó que su suegra quedó enamorada de su segundo nieto (el primero de esta pareja).

“La abuela estaba muy emocionada con el bebé; antes de venir me advirtió de que nada más me lo iba a prestar para darle de comer ¡y así fue! Lo sacaba a pasear en coche. Ella estaba feliz de cambiarlo y bañarlo, se pasaba horas con él”.

Como para ser madre no existe un manual, Kattia señaló que ha recibido varios consejos para asumir su nueva responsabilidad.

“Por ejemplo, mi mamá me recomendó darle lechita acostadito en la cama y eso lo relaja mucho, y mi suegra que tengo que cuidarme con la alimentación, porque todo lo que yo coma también es para él”.

Con mes y medio a prueba, Kattia afirma que lo más complicado de esta etapa es leer a su pequeño.

“Lo más difícil de ser madre primeriza es entender las necesidades del bebé, pero hasta en eso he sido afortunada. Primero porque cuento con el apoyo de mi esposo, quien resultó ser un excelente papá, y luego, porque a pesar de la distancia he estado acompañada”, añadió Gómez, quien está haciendo el trámite para que su retoño también tenga la nacionalidad costarricense.

PUBLICIDAD

“Puedo decir que mi sueño se ha cumplido. La experiencia de ser madre ha sido muy linda y me ha dado una nueva perspectiva de la vida. Desde que nació, mis prioridades son otras. No quiero hacer otra cosa más que alzarlo, abrazarlo, alimentarlo, jugar con él y cuidarlo. Eso sí, debo confesar que siempre que puedo, el cambio de pañales se lo dejo al papá”, dijo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Édgar Luciano, el big boy que le enseña a diario a ser madre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota