Entretenimiento

Dr. House y Hank Moody: actuaciones... muy reales

Actualizado el 31 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Dr. House y Hank Moody: actuaciones... muy reales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

ampliar
(José Ferrer)

¿Qué tienen en común los actores David Duchovny y Hugh Laurie? Que los papeles que interpretaron en la pantalla chica son también parte de sus vidas cuando se apagan los reflectores.

En la serie Californication , Duchovny hace el rol de Hank Moody, profesor universitario adicto al sexo.

En su vida real, el actor convive con la hipersexualidad y, por eso, decidió ingresar a una clínica de rehabilitación para combatir este trastorno, según detalló el diario mexicanoEl Universal .

Según el psiquiatra Francisco Gólcher, este trastorno consiste en actos compulsivos, en los cuales la expresión de la sexualidad se convierte en una necesidad de satisfacción inmediata

Esta adicción también la tuvieron Lindsay Lohan, Robert Downey Jr. y la fallecida cantante Amy Winehouse.

Laurie, por su parte, resulta ser un tipo bastante parecido al peculiar Dr. House, un médico talentoso y misántropo que vive en soledad.

Aunque la serie fue un éxito en cuanto a rating , Laurie sufre depresión y regresa cada día a su casa pensando en los errores que cometió, en lo desastrosas que le parecieron cada una de las escenas.

“Es tan grande la batalla interna de este inglés que, a sus 48 años, vive solo en California mientras su mujer y sus tres hijos viven en Londres. Una soledad no muy diferente a la del personaje que lo ha hecho famoso pero al mismo tiempo infeliz”, recalcó el semanario Cromos .

Gólcher explicó que la depresión es una alteración bioquímica a nivel cerebral, relacionada con los neurotransmisores.

Al respecto, la psicóloga María Eugenia Ocampo explicó que la depresión se puede considerar patológica, cuando no se trata de un episodio corto y temporal, sino que el paciente no logra superar esta condición en el tiempo.

La especialista en el enfoque de la sanidad detalló que los síntomas pueden abarcar desgano por la vida, falta de apetito, apatía, tristeza, aislamiento social, sensación de insatisfacción, así como desinterés por hallar y desarrollar proyectos y propósitos.

Ocampo señaló que es importante que las personas que se identifiquen con este cuadro busquen ayuda profesional en cuanto se percatan de que ya no pueden manejar la situación.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Dr. House y Hank Moody: actuaciones... muy reales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota