Entretenimiento

Libros superaron los textos de superación y novelas juveniles

Biografías y rock: Más allá de la música

Actualizado el 07 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Las estrellas del rock han encontrado en el sector editorial una nueva fuente de ingresos. Keith Richards, de los Rolling Stones, puso el punto muy alto; otras celebridades como Rod Stewart y Pattie Smith han logrado buenos resultados con sus biografías. Una tendencia que se encuentra en boga, mas no se sabe cuánto más durará

Entretenimiento

Biografías y rock: Más allá de la música

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El rock le quitó, por un instante, espacio de exhibición a libros de gran formato, de superación, de cocina y del corte de Harry Potter y Crepúsculo.

Especial desde Bogotá, Colombia.

En los últimos cinco años, hemos visto que más leyendas del rock se animan a compartir sus vidas mediante libros biográficos. Una iniciativa que en la mayoría de los casos se da por el simple hecho de expresarse, exorcizar demonios, saldar cuentas o, simplemente, contar buenas historias y anécdotas; en otros casos, hay un interés comercial en doble vía que motiva esta experiencia, con resultados no siempre favorables como le pasó al ex-Beatle George Harrison, con el libro I Me Mine , publicado en 1980, un rotundo fracaso.

Por esa misma época, aparecieron otras publicaciones relacionadas con la vida de los famosos Chuck Berry, Marty Wilson, Frank Zappa, Jimi Hendrix y Janis Joplin, libros que contaron con poca repercusión en ventas porque las editoriales no sabían cómo mercadearlos.

Pasaron más de 30 años para que un músico sacara la cara en el mercado del libro. Fue gracias a Keith Richards, flamante guitarrista de los Rolling Stones, quien tras la publicación de su biografía Life / ida (Global Rhythm), en octubre de 2010, se convirtió en la primera estrella del rock en ser bestseller .

Con Life , el mundo editorial del rock vivió un cambio sin precedentes. Libreros tradicionales, agentes comerciales y distribuidoras, replantearon la manera de entender, comercializar y exhibir estos productos. Tras permanecer dos semanas en el número uno de la lista de los más vendidos del New York Times, 22 en el top 10 del mismo diario, y seis semanas liderando la del USA Today , la biografía de Richards inspiró a colegas a escribir, abrió nuevos mercados para las editoriales y tumbó mitos, pues, por primera vez, un rockstar llegaba al millón de ejemplares vendidos.

Con Life, el mundo editorial del rock vivió un cambio sin precedentes. Libreros tradicionales, agentes comerciales y distribuidoras, replantearon la manera de entender, comercializar y exhibir estos productos.

Para Leonardo Pavkovic, presidente de MoonJune Records en Nueva York, el éxito de Life se explica tan fácil como el voyerismo.

“La gente no solo leyó a Keith por su música en los Stones. Sabían que venían muy buenas historias de su vida privada, la relación con Mick Jagger, sus adicciones, etc., lo cual demostró ser más importante que sus inmortales riffs . Es el clásico ejemplo del músico que tiene algo que decir y le atrajo la idea de plasmar sus memorias tal y como él considera que deben ser contadas y en esa autenticidad radica su buen impacto”.

PUBLICIDAD

Un gran cambio. Richards logró que atrás quedaran los días en que los libros de rock se ubicaban en el último escaparate de las librerías. Life fue ampliamente visible en góndolas y mesas de novedades de importantes cadenas de librerías en la región como el Ateneo y Yenny en Buenos Aires; Librería Nacional y Lerner de Colombia; Mr. Books y Librimundi en Ecuador, y librerías Gandhi y Fondo en México.

El rock le quitó, por un instante, espacio de exhibición a libros de gran formato, de superación, de cocina y del corte de Harry Potter y Crepúsculo .

Para Joel Selvin, periodista norteamericano, columnista de las revistas Rolling Stone , BillboardMagazine y Melody Maker , es un fenómeno que hay que leerlo con lupa, pues el caso de Richards puede ser excepcional y está claro que a las editoriales poco o nada les interesa los libros de música y en menor cuantía si son de rock .

“Para los editores, palabras como rock , punk o heavy metal pueden generar temor. Los hacen correr y esconderse pues no les interesa apostar a ese mercado. Creen que son libros que nacen muertos o sin posibilidad de venta. Pero puede pasar, de repente, que las editoriales sientan que hay que tomar prestada parte de los seguidores de un artista y ofrecer productos de consumo. Es así como Metallica, grupo que, en mi opinión no tiene mucha relevancia, mañana podría cerrar un trato con Harper Collins y editar 50.000 libros”, aseguró.

ampliar
(Víctor Valverde)

En 1983, la editorial inglesa Weidenfeld & Nicolson, rechazaron las memorias de Mick Jagger, tras un adelanto millonario, por considerarlas aburridas e intrascendentes.

En los últimos tres años, algunos libros de estrellas del rock han tenido buena acogida y comercialización en portales como Amazon.com y en librerías de la cadena Barnes & Noble en Estados Unidos. Soy tu hombre, la vida de Leonard Cohen , de Sylvie Simmons; Americana: The Kinks, the Riff, the Road , de Ray Davies, líder de The Kinks; Waging Heavy Peace , del canadiense Neil Young; Bruce , biografía autorizada de Bruce Springsteen; Who I Am , autobiografía del guitarrista de The Who, Pete Townshend; Iron Man , del guitarrista Tonny Iommi, de Black Sabbath; The Autobiography , del cantante inglés Rod Stewart, y Red: My Uncensored Life in Rock , del exvocalista de Van Halen, Sammy Hagar, sobresalen entre una variada oferta.

PUBLICIDAD

Estas estrellas, con aciertos y desaciertos, han utilizado su fama en el mundo de la música para construir una base importante de lectores.

El boom de biografías de estrellas del rock tiene mayor impacto comercial en países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Japón, con una cultura dominante de consumo de formatos físicos relacionados con el género, y repercute, colateralmente en Hispanoamérica, cuando algún grupo editorial independiente decide apostarle a estos contenidos. Sellos como Caja Negra en Argentina, Taller de Edición Rocca en Colombia, RM en México, Ma Non Troppo y Global Rhythm en España, han conquistando lectores con contenidos de calidad, buenas traducciones, mercadeo y distribución efectiva.

¿Banalización? A pesar de los buenos resultados comerciales de algunos libros biográficos del rock , estos enfrentan un serio problema y es la tendencia a la banalización de sus contenidos. En 1983, la editorial inglesa Weidenfeld & Nicolson (los mismos editores de Life ), rechazaron las memorias de Mick Jagger, tras un adelanto millonario, por considerarlas aburridas e intrascendentes.

Siete años más tarde, el bajista de los Rolling Stones, Bill Wyman, dio un gran golpe comercial con el libro Stone Alone (Da Capo, 1990), amado por los fanáticos de la banda y criticado por la prensa y editores por ser recargado, morboso y con demasiado ego. Sin embargo, era la primera vez que se desnudaban datos desconocidos de los chicos malos del rock and roll .

Para Derek Shulman, el empresario que descubrió a Bon Jovi y Dream Theater, además exvocalista de la banda inglesa Gentle Giant, el valor que tiene para los fanáticos del rock una buena biografía es la novedad, los datos inéditos y la sensación de cercanía hacia un artista que se admira y respeta.

El boom de biografías de estrellas del rock tiene mayor impacto comercial en países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Japón.

“No siempre se tiene el tiempo o el ánimo para escribir, no todos los músicos desean hacerlo, muchos han muerto como Kevin Ayers de Soft Machine o Peter Banks de Yes, sin contar sus vidas y no pasa nada, pues hay hechos que es mejor dejarlos tranquilos en el pasado. El mayor legado para un músico, es su arte, su música y por eso es poco probable que yo escriba mis memorias junto a Gentle Giant”.

Un libro que generó mucha expectativa y se quedó corto es Clapton, la biografía (Global Rhythm, 2011). Andrew Loog Oldham, exmánager de The Rolling Stones y autor de tres libros ( Stoned , 2Stoned y Stone Free ), considera que el libro del guitarrita inglés cayó en la trampa del ego. “Es aburrido, condescendiente, irrespeta sin consideraciones a la gran legión de fanáticos que siguen al músico”.

Un libro que se pudo destacar por la relevancia de sus historias, se limitó a revivir vivencias con mujeres, malos momentos por cuenta del alcohol, las drogas y episodios de adulterio, como la famosa relación clandestina con Pattie Boyd, la ex de George Harrison. Un libro que fue hecho con afán y que sus buenas ventas se deben a la gran atención mediática que genera el nombre de Eric Clapton.

Con el auge del consumo de libros electrónicos, la cada vez mayor presencia de tabletas en los hogares y el cierre constante de sedes de reconocidas cadenas de librerías, el libro impreso enfrenta un reto interesante de transformación y evolución. En el caso de las biografías del rock , el valor del objeto material sigue siendo relevante para su audiencia principal, los mismos que siguen comprando discos, pues es la manera de conservar la memoria en el arte. Un boom que no sabemos cuánto tiempo más durará y pertinente para los músicos que sienten que su vida trasciende más allá de los escenarios y hay buenas historias por contar.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Biografías y rock: Más allá de la música

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota