Nacional

Cada vez son más quienes aseguran que no votarán

Actualizado el 21 de agosto de 2005 a las 12:00 am

Nacional

Cada vez son más quienes aseguran que no votarán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cuando restan 168 días para elegir a un nuevo presidente de la República, cada vez crece el número de costarricenses que aseguran que no irán a votar.

En abril, 32 de cada 100 personas consultadas por Unimer dijeron que no irían a votar el próximo 6 de febrero. Hoy son 7 más de cada 100 ticos los que se inclinan por esa decisión (39%).

Los números que arroja la última encuesta de esa firma, elaborada entre el lunes 1.° y el miércoles 10 de agosto, revelan que el desencanto mantiene una tendencia a crecer y no se detiene.

Si en febrero esa tendencia persiste, eso significaría que cerca de 988.000 costarricenses con derecho a votar engrosarían el porcentaje de abstencionismo.

En la elección de febrero del 2002 ese rubro fue del 31% y en la segunda vuelta, en abril de ese año, llegó al 39%. En ese momento eso significó que más de 890.000 electores no acudieron a las urnas.

Desencanto por igual. La apatía se refleja en esta encuesta desde diferentes ángulos.

Entre los electores más reacios a votar, los que aparte de estar convencidos de que no lo harán sostienen que su decisión es irrevocable registran un aumento sensible.

Mientras en abril eran 22 de cada 100 personas las que se inscribían en esa tendencia, ahora son 31 de cada 100.

En ese grupo destaca el aumento en la franja de quienes irrevocablemente no irán a votar en febrero, pero sí votaron en el 2002. Ese grupo pasó de 8 por cada 100 a 13 por cada 100 personas.

Por su parte, el grupo de aquellos electores que mostraron dudas y su decisión de ir a votar no es irrevocable pasó de 22 de cada 100 ciudadanos, a 17 de cada 100.

Decisión peculiar. Si se analizan los resultados de la medición por diferentes rubros, se logra determinar características peculiares.

Por ejemplo, en abril, entre menor fuera el nivel económico de los posibles electores, más fuerte era la decisión de no votar, pero en agosto la tendencia a no hacerlo se concentra entre las personas de ingresos bajos y medios.

También las personas que votaron en el 2002 por Rolando Araya son las más firmes en decir que su decisión de no votar es irrevocable, así como los ciudadanos con menor nivel educativo.

Por edades, los electores que tienen más de 50 años son los más apáticos.

Además, mientras en la encuesta anterior se evidenció que los hombres tenían un mayor grado de desencanto hacia las elecciones, en la consulta de agosto esa situación cambió. Hoy hombres y mujeres son igualmente apáticos.

Por zona geográfica, el desencanto de los votantes es igual de acentuado en todos los sectores del territorio nacional.

  • Comparta este artículo
Nacional

Cada vez son más quienes aseguran que no votarán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota