Nacional

Boletas de parquímetros

Municipios culpan a guachimanes por partes inesperados en marchamos

Actualizado el 17 de noviembre de 2014 a las 04:43 pm

En San José y Heredia detectaron que los cuidacarros que ofrecen servicios de boletas nunca las colocan y luego retiran los partes que hacen los parquimetristas

Nacional

Municipios culpan a guachimanes por partes inesperados en marchamos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Algunos conductores delegan la tarea de sacar la boleta a los cuidacarros para no tener que caminar hasta el parquímetro. (Jefrrey Zamora. )
Boleteros se adueñan de nuevosparquímetros electrónicos - 2
ampliar
Boleteros se adueñan de nuevosparquímetros electrónicos - 2

En San José y Heredia detectaron que los cuidacarros que ofrecen boletas de parquímetros no siempre las colocan en el parabrisas del conductor, lo que facilita que un inspector de Tránsito llegue después y aplique multas de ¢6.000.

Sin embargo, estos mismos guachimanes retiran los partes antes de que el dueño del carro llegue, para garantizarse el pago de sus servivios.

Los encargados de los departamentos de parquímetros en los cantones centrales de Heredia y San José sostienen que esta es la explicación lógica para aquellos conductores que encontraron en su marchamo 2015 una buena cantidad de partes por parquímetros.

"Lo que detectamos es que el señor (cuidacarros) quitaba los partes de los vehículos para cobrar al usuario y que este no le reclamara por no poner la boleta", aseguró Emannuel Vargas, jefe de control vial de la Municipalidad de San José. 

Esta situación la pudieron detectar tras realizar varios operativos en San José y la revisión de los videos de vigilancia en Heredia.

Entérese aquí como funciona el fraude.

Ambas municipalidades dicen estar atadas de manos pues no mantienen ninguna relación contractual con los cuidacarros que venden las boletas. 

Emannuel Vargas, aseguró que desde que salió al cobro el derecho de circulación, han recibido entre 20 y 25 consultas o denuncias por día. Se trata de conductores quienes alegan nunca haber recibido un parte, pero ahora les aparecen en sus marchamos.

Una cifra similar de denuncias reciben en la municipalidad de Heredia diariamente.

Algunos de estos choferes acumulan montos de ¢90.000 y hasta ¢170.000 en partes de parquímetros y  nunca se enteraron que habían sido multados, relató Vargas.

El funcionario dijo que aunque han detectado este timo por parte de los cuidacarros, los principales responsables son los condutores, pues la adquisición de boletas se puede realizar incluso mediante el celular.

Ana María González, gestora de Tecnologías de Información, aseguró que en el caso de Heredia han podido comprobar que los boleteros lavan los tiquetes de parqueo o los rellenan para venderle a los choferes boletas ya usadas.

Además, relatan que las boletas de infracción "desaparecen" antes de que lleguen los propietarios de los carros.

PUBLICIDAD

Pura pereza.

Prisa, desconocimiento en el uso de los parquímetros electrónicos, o pocas ganas de caminar figuran entre las razones de quienes se evitan la fatiga y confían en los guachimanes que brindan el servicio.

Conductores consultados en la capital reconocen que delegan la compra de boletas en los cuidadores de carros  pero que siempre, antes de pagar, revisan que se les entregue el tiquete que corresponde.

Por su parte, varios cuidacarros entrevistados por La Nación, aseguran que ellos entregan la boleta a los conductores y le confirman el período por el cual se la solicitaron.

En San José, el costo por estacionar en espacios con parquímetro es de ¢660 por hora, sin embargo algunos cuidacarros cobran hasta ¢300 más por el servicio.

Similar situación ocurre en Heredia, donde el monto por hora es de ¢500.

"Para el próximo año tenemos un proyecto para ponerle un código de barras que no es lavable, para que la boleta sea única y se pueda escanear. También queremos implementar medidas como que se tomen fotografías a la hora de hacer el parte, para que quede un registro de prueba", detalló María Gonzaléz.

La responsable de esa unidad también sugiere la creación de una aplicación para dispositivos móviles que le permita registrar el pago y ocupación de un espacio de parqueo a los conductores, explicó González.

Por su parte, Emannuel Vargas explicó que la revisión de los espacios en el caso de San José, se realiza de manera automática con los llamados hand held y por medio de gps, pues cada espacio está debidamente numerado, lo que permite a los inspectores revisar hasta 10 espacios de parqueo a la vez.

  • Comparta este artículo
Nacional

Municipios culpan a guachimanes por partes inesperados en marchamos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Patricia Recio

arecio@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección digital de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

Ver comentarios
Regresar a la nota