Nacional

90% de desechos no se procesan en forma adecuada

9.000 toneladas diarias de basura asfixian al país

Actualizado el 02 de abril de 2006 a las 12:00 am

Municipalidades y Gobierno carecen de soluciones a corto y mediano plazos

Mal tratamiento de desechos es fuente de polución e implica peligros para la salud

Nacional

9.000 toneladas diarias de basura asfixian al país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                   Insectos y zopilotes se nutren diariamente de la basura que se deposita al aire libre  en  distintos centros  de depósito del país sin recibir el manejo adecuado.  | MARVIN CARAVACA
ampliar
Insectos y zopilotes se nutren diariamente de la basura que se deposita al aire libre en distintos centros de depósito del país sin recibir el manejo adecuado. | MARVIN CARAVACA

La basura tiene acorralado al país en una calle sin salida.

Las 9.000 toneladas de desechos que generan diariamente los habitantes de Costa Rica se distribuyen entre botaderos a cielo abierto y vertederos semicontrolados que contaminan aire y suelo, así como en rellenos sanitarios que ya no dan abasto.

"De las 4.000 toneladas de desechos domésticos que se producen diariamente, 1.500 reciben un tratamiento deficiente", reconoció Juan José Echeverría, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM).

Y en relación con los desechos de hospitales e industrias no hay informes precisos sobre el procesamiento que se les da. Sin embargo, sobran los indicios de que la deposición de esos materiales no se maneja bien.

"En el centro sanitario separamos la basura en bolsas rojas y negras dependiendo de su contenido, pero al salir de aquí (los empleados de recolección) la vuelven a juntar", manifestó Mauricio Ureña, quien trabaja como médico en Talamanca, Limón.

El IFAM deduce que en estos momentos posiblemente ni el 10% de los desperdicios se procesa en condiciones óptimas.

Además, las municipalidades no recogen el 28% de los residuos, de acuerdo con un informe que realizaron -en el 2003- el IFAM y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Responsabilidad. A pesar de la progresiva acumulación de desperdicios y su manejo inadecuado, los principales actores implicados en el problema -Gobierno y municipalidades- confiesan no disponer de una estrategia completa a mediano ni a corto plazos.

"El país está en camino de abordar el problema de la basura, pero todavía queda mucho por hacer", afirmó la ministra de Salud, María del Rocío Sáenz.

Ante las continuas órdenes de cierre de vertederos, emitidas por el Ministerio de Salud, y la inexistencia de "un plan B", la basura se traslada de un lugar a otro a la espera de una solución que no llega.

Ese es el caso de Libera, Guanacaste. Su alcalde, Ricardo Samper, admitió: "Hemos estado botando la basura en una fosa. Esta era una solución de emergencia, porque Salud cerró el vertedero de La Pampa (cantón de Carrillo), pero lo volvió a a abrir y, en mi opinión, no es lo más conveniente. La contaminación que se genera allí es terrible".

La comunidad de Parrita, en Puntarenas, es una de las 200 donde se depositan los residuos en botaderos a cielo abierto.

"Un cantón turístico como el de Parrita y un botadero al aire libre contrastan bastante, pero no dispongo del presupuesto necesario para poder ofrecer una alternativa", lamentó el alcalde, Ramón Fernando Godínez Mora.

Basura enterrada. Los vertederos semicontrolados son otra opción que se emplea para el manejo de la basura en Costa Rica.

La Municipalidad de Talamanca, Limón, es una de las que dispone de este sistema, desde el 2003, cuando aplicó algunos cambios al basurero.

En el vertedero semicontrolado la basura se entierra sin recibir un tratamiento adecuado de los gases ni emanaciones líquidas.

La generación de desperdicios es crítica en el Valle Central donde vive al menos la mitad de la población del país y, por tanto, se produce más basura.

Doce cantones del área metropolitana de San José vierten sus residuos en Río Azul, un relleno que cuyo cierre técnico debe estar completo en marzo del 2007.

Sin embargo, no hay otro lugar dónde llevar los desperdicios.

Echeverría resumió el problema: "Estamos en un esfuerzo desesperado que ya tiene cuatro años, y todavía no tenemos ninguna propuesta madura" de solución.

Salud y ambiente. Apesar de que Costa Rica se promociona como un país comprometido con el ambiente, el tratamiento de sus desperdicios refleja una realidad distinta.

"Nuestro compromiso con la agenda verde es el mismo de hace 35 años", advirtió Juan José Echeverría. "En estos momentos puede ser que tengamos una reserva forestal protegida, pero en sus ríos se arrojan basuras".

Afirmación que el grupo ecologista Reserva Flora y Fauna respalda al decir: "No existe un solo río del Valle Central que no esté contaminado por los residuos sólidos" .

Agregó que "las baterías de los celulares, entre otras basuras electrónicas, son altamente tóxicas y no están siendo bien manejadas".

Toda esta situación no afecta únicamente al ambiente, sino que también es caldo de cultivo para enfermedades como la fiebre tifoidea, salmonelosis, peste, rabia y dengue, puntualizó la Organización Panamericana de la Salud.

  • Comparta este artículo
Nacional

9.000 toneladas diarias de basura asfixian al país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota