Nacional

En 1593 ocurrió la primera anexión

A la tercera, Guanacaste se quedó en Costa Rica

Actualizado el 25 de julio de 2013 a las 12:00 am

Hace 458 años, españoles fundaron el Corregimiento de Nicoya, en 1555

En 1812, por segunda vez las tierras del norte nos fueron anexadas

Nacional

A la tercera, Guanacaste se quedó en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A Guanacaste la tienen bailando desde hace casi cinco siglos y no precisamente el conocido “Punto guanacasteco”.

Su territorio ha sido tres veces anexado a Costa Rica y en una ocasión, reducido.

Este monumento en Nicoya contiene  una reproducción del acta del 25 julio de 1824. Allí  se declara la anexión del Partido de Nicoya al Estado Libre de Costa Rica. Está en el parque de ese cantón.  |  ARCHIVO.
ampliar
Este monumento en Nicoya contiene una reproducción del acta del 25 julio de 1824. Allí se declara la anexión del Partido de Nicoya al Estado Libre de Costa Rica. Está en el parque de ese cantón. | ARCHIVO.

Su nombre, a su vez, ha variado por intervención del rey de España, la Audiencia de Guatemala y un presidente de Costa Rica.

Es la región más “zarandeada” del país. Su condición geográfica y política ha sido muy movida, traída y llevada, objeto centenario de acomodos y reacomodos... ¡Y de eso todavía no sale!

Esta vasta comarca fue sometida a la inestabilidad durante la colonia hispana y ya como parte de la República de Costa Rica, se le desfiguró su mapa original. Perdió una extensa y fértil zona aún hoy en disputa en los tribunales.

Sobre esos sucesos, que abarcan casi cinco centurias, se puede encontrar información en diversos libros, entre ellos Historia de Costa Rica , de Carlos Monge Alfaro; Costa Rica: tierra y poblamiento en la colonia , de Carlos Meléndez; La Anexión de Nicoya , de Luis Fernando Sibaja y Chester Zelaya, y en la enciclopedia Historia General de Costa Rica , de Vladimir de la Cruz. También, por supuesto, en infinidad de documentos del Archivo Nacional.

Hace casi cinco siglos. Todo empezó hace 458 años al surgir el Corregimiento de Nicoya, a cuyo frente fue designado Pedro Ordóñez de Villaquirán, en 1555. Para 1566 ya se habla de Alcaldía Mayor, con Miguel Jiménez Ferrer a la cabeza.

En 1576 se produjo un cambio con Diego Artieda Chirino como gobernador y capitán general de Nicaragua, Costa Rica y Nicoya: tres territorios bajo un mismo mando. En 1588 Guanacaste es separada del grupo, situación que se mantuvo durante cinco años, pues en 1593 las autoridades españolas decidieron agregarla a Costa Rica.

Esta fue su primera anexión al territorio que hoy comprende Costa Rica. No obstante, en 1602 la Alcaldía de Nicoya vuelve a ser autónoma, condición que mantuvo durante 185 años, hasta 1787, cuando crearon las intendencias en el llamado Reino de Guatemala.

Eso significó quedar supeditada, por única vez en la historia, a Nicaragua junto con las comarcas de Subtiava y Matagalpa.

Entonces, el nombre de alcaldía desaparece para dar paso al de Partido de Nicoya, bajo el mando de los subdelegados del Intendente.

PUBLICIDAD

Vino a ser así una especie de gobernación menor, sobre lo cual brindan detallada información en su libro Luis Fernando Sibaja y Chester Zelaya.

Anexión electoral. Sin embargo, 25 años después, en 1812, las autoridades españolas decidieron que los pobladores de Nicoya fueran sumados a Costa Rica a fin de que esta provincia contara con los habitantes suficientes para tener diputados ante las Cortes de Cádiz.

De modo que los guanacastecos de entonces hicieron posible que representantes de Costa Rica se integraran a lo que históricamente vendría a ser el primer Parlamento Iberoamericano, en el cual se llegó a distinguir brillantemente el costarricense Florencio del Castillo. Se trató de una “anexión electoral” del Partido de Nicoya –señala Carlos Meléndez–, cuyos habitantes mantuvieron siempre, a través de los siglos, fuertes vínculos con los vecinos de Costa Rica.

Cuando arriba la independencia, en 1821, las relaciones de los pobladores de Nicoya y Santa Cruz son más fuertes con los costarricenses que con los nicaragüenses.

Se daba un permanente comercio de esos poblados con Puntarenas a través del golfo de Nicoya.

Ya desde 1822, cuando Centroamérica se adhiere al imperio mexicano de Agustín de Iturbide, se habla de la posibilidad de que el Partido de Nicoya, región libre, se incorpore al emergente reino si así lo deciden sus habitantes.

Nicaragua, por su lado, además de no mostrar ningún interés por el Partido de Nicoya, vivía una cruenta guerra interna.

Eso sí, los hacendados del municipio nicaragüense de Rivas con propiedades en el sector denominado Guanacaste (hoy Liberia) sí querían la zona para Nicaragua. Sin embargo, cuando se produce la anexión, el 25 de julio de 1824, las condiciones estaban maduras para que Nicoya y Santa Cruz decidieran integrarse a Costa Rica. De arrastre se vino Liberia, que pasó a ser la capital de la provincia.

  • Comparta este artículo
Nacional

A la tercera, Guanacaste se quedó en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota