Nacional

Renunció al Banhvi por elevada cuenta en restaurante

Ennio Rodríguez, exjerarca que renunció por caro almuerzo en Cerutti, desea puesto en Sutel

Actualizado el 28 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Economista aspira a cargo en Consejo del órgano rector de telecomunicaciones

Lideró consultoría desechada por la Superintendencia por 'falencias sustantivas'

Nacional

Ennio Rodríguez, exjerarca que renunció por caro almuerzo en Cerutti, desea puesto en Sutel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Rodríguez en febrero del 2009. Un requisito de la plaza en la Sutel es el grado de doctorado. Él se graduó en 1984 como doctor en filosofía del Instituto de Estudios de Desarrollo de la Universidad de Sussex. | ARCHIVO.

apto para ejercer

Ennio Rodríguez, expresidente del Banhvi que renunció a ese cargo por pagar con dinero de la entidad un almuerzo de ¢627.177 en el 2008, aspira a un puesto en el Consejo Directivo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), para el cual postuló su nombre.

Rodríguez dejó su posición en el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) el 4 de febrero del 2009 en medio de una polémica que incluyó su separación temporal debido a un almuerzo para doce comensales que él organizó el 11 de noviembre del 2008, en el exclusivo restaurante Cerutti en Escazú.

Rodríguez confirmó que aparece en la lista de 16 finalistas del concurso organizado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos. La plaza en cuestión para el órgano directivo de la Sutel quedará vacante a partir de enero.

El político y docente universitario también es el “economista líder” de un equipo del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica, que fue contratado por Sutel en enero pasado para una consultaría que actualmente está varada.

Un oficio del Consejo Directivo de la Sutel, en poder de La Nación, indica que la entidad determinó que los productos del grupo de Rodríguez “no podrían ser usados para el fin con que se realizó la presente contratación, al no cumplir con el objeto de la misma”.

Al equipo de consultores se le pidió un análisis de “mercados relevantes”: una radiografía del nivel de competencia en el mercado local de servicios de Internet, según sus actores y servicios considerados sustituibles o intercambiables por el consumidor por sus características, precio y uso previsto.

El estudio, valorado en ¢140 millones (10% son los honorarios de Rodríguez), debía mostrar una imagen actual del mercado tras la apertura en el 2008 de los servicios de telecomunicaciones.

Diez meses y dos propuestas metodológicas de análisis después, el documento de Sutel delata “falencias y debilidades que se consideran sustantivas” frente a la meta de la contratación y los fines públicos que el Consejo quería satisfacer con tales servicios profesionales.

El oficio fechado en este mes señala que el plan alternativo (uno de dos) que presentaron los contratados carece de la “rigurosidad metodológica necesaria para determinar los mercados relevantes, operadores con poder significativo de mercado y grado de competencia”.

PUBLICIDAD

Culpa de Sutel. La versión de Rodríguez es que todo es culpa de la Sutel. Además, enfatizó que él cumple con todos los requisitos necesarios para aspirar al Consejo de la Sutel.

“El estudio original no se pudo realizar en la manera prevista porque la Sutel no contaba con la información necesaria. Entonces propusimos una alternativa basándonos en fuentes secundarias de información, básicamente internacionales, y usando otra metodología para hacer las mediciones. Hicimos la propuesta y argumentamos que necesitábamos un plazo adicional”, declaró Rodríguez.

La Sutel no les dio el plazo solicitado. Pero el economista señaló que su equipo interpuso una apelación, hoy en trámite. Consultado si aún en este contexto percibe alguna contradicción en aspirar al cargo, Rodríguez respondió que “no”.

“La ley es muy clara para definir dónde hay conflicto. Se refiere a casos donde hay familiares hasta algún grado de consanguinidad en empresa reguladas, el Consejo de Sutel o la junta directiva de Aresep. En ninguno de esos casos incumplo la legislación. Además, no soy consultor de la Sutel, la Universidad me contrata a mí”, recalcó.

  • Comparta este artículo
Nacional

Ennio Rodríguez, exjerarca que renunció por caro almuerzo en Cerutti, desea puesto en Sutel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota