Nacional

Bajos precios de comercialización desmotivan a agrOINDUSTRIALES

Generación eléctrica con biomasa carece de impulso para la venta

Actualizado el 28 de marzo de 2015 a las 12:00 am

A pesar de existir el interés, así como capacidad, negocio no resulta rentable

Nacional

Generación eléctrica con biomasa carece de impulso para la venta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El bagazo proveniente de la caña de azúcar es la única fuente biomásica que se aprovecha actualmente en el país para inyectar energía renovable al Sistema Eléctrico Nacional. | FRANCISCO RODRÍGUEZ / ARCHIVO.

Los generadores de electricidad con biomasa –como las agroindustrias y productores agropecuarios– carecen de incentivos para vender sus kilovatios hora (kWh) renovables al ICE.

Antes de colocar su producción a precios poco atractivos, de $0,08 o menos, estos generadores prefieren aprovecharla en sus propias plantas, como una forma de autoconsumo.

Esta biomasa es producto del uso de desechos orgánicos para producir energía. En Costa Rica se permite desde 1990, por la Ley N.° 7.200, y se obtiene principalmente a partir de residuos agropecuarios, como caña de azúcar, palma, arroz, café y piña.

Sin embargo, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) solo ha establecido el precio del kWh generado con el bagazo de la caña ($0,08), vigente desde el 2010.

En la actualidad, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) les compra a dos ingenios energía producida con bagazo durante la época de la zafra.

La capacidad instalada entre ambos generadores es de 37,8 megavatios y el año pasado obtuvieron 83,6 gigavatios hora. Ese aporte representó el 1% de la producción energética total de Costa Rica.

La energía con fuentes biomásicas distintas al bagazo no tiene tarifa propia, por lo que debe ajustarse a la banda de precios de las plantas hídricas nuevas: entre $0,09 y $0,12 kWh.

Carolina Mora, vocera de la Aresep, informó de que ya existe el marco metodologíco para que cualquier empresa que quiera obtener tarifas personalizadas para biomasa -con fuentes distintas al bagazo- realice la solicitud.

En estos casos, la compañía debe entregarle a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) la información completa sobre los costos de su actividad. Una vez que se le da la admisibilidad, el órgano tarda alrededor dos meses en completar el trámite y fijar la tarifa 'personalizada'.

¿Por qué no atrae? De acuerdo con Irene Cañas, viceministra de Energía del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), el hecho de que rija un único e inflexible precio de venta (para el bagazo) lo convierte en un negocio poco atractivo.

Además, indicó que el precio de venta no es competitivo.

“En la mayoría de los proyectos de biomasa (con bagazo), las agroindustrias prefieren utilizarla para autoconsumo. Es más rentable usarla, y no que se la paguen (...) Se debería buscar un precio competitivo”, enfatizó Cañas.

PUBLICIDAD

Para promover esta producción, Cañas pedirá a la Aresep establecer una banda de precios.

Sobre esto, Carolina Mora consideró que es posible modificar la metodología y que también es positivo actualizarla periódicamente.

Por su parte, el ICE estaría en disposición de comprar toda la generación que los ingenios estén interesados en ofrecerle; al menos así lo manifestó el gerente de Electricidad, Luis Pacheco.

“El ICE puede recibir solicitudes de elegibilidad de cualquier fuente biomásica en cualquier momento, pues tiene los procedimientos y hay espacio para ello (...) El ICE ha estado siempre interesado en adquirir esta energía; en particular la que se genera en la estación seca”, manifestó el gerente Pacheco.

Fomentar la generación biomásica durante el verano y a precios mejores que los actuales, es lo que pretende impulsar el diputado libertario Otto Guevara, en un proyecto de ley que presentó este mes.

“Pretendemos incentivar la compra de biomasa durante los meses de verano, pero mejorando el precio actual de venta y reconociéndoles más costos. Eso servirá para reducir la contaminación, bajar la factura petrolera y las tarifas eléctricas”, explicó Guevara.

Opción. La biomasa no solo puede ser utilizada en generación eléctrica para comercialización o uso propio, también puede aprovecharse como forma de energía.

Es decir, los generadores pueden usarla para sustituir, en sus procesos industriales, los combustibles fósiles (diésel y otros) que requieren las calderas.

Esto, según Cañas, resulta más eficiente que la producción eléctrica, por lo que el Minae promueve que las industrias evalúen sus necesidades y definan cuál alternativa les es más útil.

Las fuentes biomásicas –a diferencia de las hídricas, eólicas y solares– tienen un dueño, que normalmente es el agroindustrial, por lo que la generación y el negocio de venta dependen meramente de su voluntad.

  • Comparta este artículo
Nacional

Generación eléctrica con biomasa carece de impulso para la venta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota