Nacional

Compañía anunció déficit de ¢12.300 millones

Exgerente de CNFL niega ser culpable de crisis

Actualizado el 20 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Ante acusaciones de la actual Gerencia, Cob asegura que dejó la empresa estable

Nacional

Exgerente de CNFL niega ser culpable de crisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El exgerente de la CNFL Pablo Cob asegura que no es el responsable de la actual crisis financiera que, según la actual Gerencia, amenaza con quebrar la empresa.

El déficit de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) es hoy de ¢12.300 millones, aseguró, el jueves a La Nación , Jorge Pacheco, asesor financiero de la Gerencia.

Esa cifra, dijo, crecerá a ¢36.000 millones en el 2018 si no se restringe, desde enero, el crecimiento de las anualidades de los 2.290 empleados de la firma y si no se aplica la movilidad laboral voluntaria.

De acuerdo con Pacheco, el faltante en el flujo de efectivo aumentaría, entre este año y el 2018, de ¢16.400 millones a ¢93.400 millones.

Cob fue invitado a retirarse de la CNFL en junio, tras 18 años de ser su gerente y 24 de estar vinculado con el sector eléctrico. Al irse, escribió un informe repleto de números positivos: dejó a la empresa casi 90 veces más grande en activos y con un patrimonio de ¢349.000 millones, 82 veces mayor que el de 1989.

En el   2004, Pablo Cob (izq.) presidía el ICE, y Carlos Obregón, actual   jerarca, era subgerente de electricidad.  | ARCHIVO
ampliar
En el 2004, Pablo Cob (izq.) presidía el ICE, y Carlos Obregón, actual jerarca, era subgerente de electricidad. | ARCHIVO

Su informe incluye los últimos estados financieros auditados por el Despacho Lara Eduarte, con fecha del 31 de diciembre del 2013. Tales estados revelan utilidades no distribuidas por ¢116.000 millones.

Cob dijo ayer que no entregó una empresa en crisis y reiteró que, al irse, la proyección de utilidades para el 2014 era de ¢1.000 millones.

Esas, sin embargo, son muy diferentes de las cifras a las que se refieren el nuevo gerente general, Víctor Solís, y su asesor, Pacheco.

En agosto, apenas un mes después de estrenar su puesto, Solís advirtió de las finanzas de la empresa que lleva electricidad a 520.000 abonados. Según dijo, a junio, esta registraba unos ¢7.000 millones en pérdidas, productos de una “administración deficiente”.

El mensaje tomó por sorpresa a los sindicatos, sobre todo luego de que, la semana pasada, la nueva gerencia anunciara que planea recortar pluses e invitar a la movilidad.

“¿Fue un error contable o hubo otra intención al maquillarnos la información que se nos presentó? ”, cuestionaron los directivos del Sindicato Industrial de Trabajadores Eléctricos y de Telecomunicaciones (Sitet), mediante un comunicado enviado el 15 de octubre.

Alarmado por la contradicción gerencial, el sindicato exige a Solís que le entregue los nuevos informes contables auditados. En caso de que la firma esté en crisis, demanda que se señalen culpables.

Cob defendió ayer los pluses que recibe la planilla de CNFL; sostuvo que estos son “comparables con los de cualquier empresa eléctrica”.

Agregó que esos beneficios no los acordó él, sino que la mayoría existía desde que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) compró la empresa a la firma estadounidense Bond and Share en 1968.

  • Comparta este artículo
Nacional

Exgerente de CNFL niega ser culpable de crisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota