Nacional

Alza en enero es inevitable, advierte regulador

Aresep estima imposible frenar aumentos en luz

Actualizado el 04 de octubre de 2014 a las 12:00 am

ICE pondría en riesgo sus propias finanzas con precios fijos por 18 meses

Cumplir promesa de Gobierno implica anular metodología para pagar térmica

Nacional

Aresep estima imposible frenar aumentos en luz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los ciudadanos deberán recortar sus gastos energéticos para evitar, desde enero, un aumento en los recibos de la luz. El alza responderá, según la Aresep, a una disminución en el nivel de lluvias y a la necesidad del ICE de compensar esa carencia con la quema de combustible fósil para generación. | ALBERT MARÍN
Gastos por térmica
ampliar
Gastos por térmica (Infografía GN)

Los costos de la electricidad volverán a subir en enero, pese a que el Gobierno prometió en julio que seguirían estables por los siguientes 18 meses.

Esta es la advertencia que lanzó la Aresep con fundamento en la aplicación de la metodología tarifaria vigente y en proyecciones.

Dennis Meléndez, jerarca de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), explicó que lejos de ser sorpresiva, el alza en la luz para inicios del próximo año es un mal esperado.

El 2015 no será distinto: la baja en las lluvias, típica de los primeros tres meses del año, provoca una caída de la generación en las plantas hidroeléctricas.

Por ese motivo, es necesario reconocerle al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) la compra de más combustible para la producción térmica.

¿Cómo cumplir con el compromiso de la estabilidad tarifaria? Meléndez dejó claro que eso solo será posible si el Instituto pone en riesgo sus propias finanzas.

La alerta de alza quedó plasmada en una carta con fecha del 24 de setiembre, dirigida al jerarca del ICE, Carlos Obregón, y con copia a la Presidencia de la República.

En la misiva, Meléndez indicó a Obregón que la única forma de cumplir con la promesa es que el ICE renuncie al método del costo variable del combustible (CVC).

Regulador advierte al país de inminente alza de luz en enero (René Valenzuela)

Esa metodología, que rige desde enero del 2013, obliga a los usuarios a pagar al ICE, vía tarifas, las compras de búnker y diésel.

Cada tres meses y de manera automática, el ICE recibe dineros de acuerdo con lo que gastó y según sus proyecciones de desembolso para el próximo trimestre. Los ajustes por CVC son acumulativos y hasta hoy se han aplicado siete.

La propuesta de Meléndez es que Obregón solicite, ante la Junta Directiva de la Aresep, la derogatoria de ese mecanismo que le da la garantía de ingresos prontos.

“Hemos sugerido que, si el objetivo del país es mantener una tarifa plana a lo largo del año, el ICE tendría que solicitar a Aresep la eliminación de la metodología actual, lo que permitiría volver al sistema anterior”, dijo Meléndez a La Nación.

La imposibilidad de mantener las tarifas de luz pese a la promesa, motivó a la Cámara de Industrias a tildar al ICE de inconsistente.

PUBLICIDAD

De acuerdo con los industriales, la tarifa eléctrica es el principal factor de pérdida de competitividad, que ha llevado a empresas a cerrar.

Ricardo Solera, vicepresidente de la Cámara, informó de que entre enero del 2013 y julio pasado, el sector perdió 6.366 puestos de trabajo.

¿Qué sucedería sin CVC? De desaparecer el CVC se aplicaría el método ordinario: el ICE presenta una proyección anual de gastos en enero y, aunque la Aresep no le gire pagos automáticos y lo someta a trámites más extensos, sus abonados no sufrirán alzas cada trimestre.

Según el regulador, esto conlleva el riesgo de que el ICE acumule cuantiosos déficits o superávits, y lo obligue a que, en enero de cada año, aplique cambios muy bruscos en los recibos de luz. Además, advirtió de que el cambio llevaría al ICE a sufrir graves impactos financieros, a menos de que sea más eficiente y recorte los costos térmicos y de operación.

Se insistió en conocer la posición del jerarca del ICE sobre la carta, pero no fue posible. En la Presidencia aseguraron que el texto aún no está en manos del mandatario, Luis Guillermo Solís, pero que será revisado en cuanto llegue al despacho.

Los intentos por aprobar el ajuste por CVC datan del 2007, por la insistencia del ICE de que se le reconocieran rápido los gastos por la generación térmica.

Aunque son muy variables, estos ajustes resultan más onerosos entre enero y julio. En el primer semestre del año el Instituto quemó 229 millones de litros de carburantes, lo cual implicó un desembolso de ¢102.000 millones por parte de los abonados.

El año pasado, los usuarios le reconocieron al ICE ¢120.000 millones por la quema de 282 millones de litros.

Esos pagos impactaron la tarifa final: en enero del 2013, el promedio de abonados residenciales del ICE pagaba ¢87 por kilovatio hora (kWh), mientras que en julio, ¢88. En el mismo periodo, este 2014, el kWh pasó de ¢81 a ¢91.

  • Comparta este artículo
Nacional

Aresep estima imposible frenar aumentos en luz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota