Nacional

Sospechas de anomalías arrastran larga cola

Actualizado el 05 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Nacional

Sospechas de anomalías arrastran larga cola

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las sospechas de anomalías durante una operación, en la cual falleció un bebé de 26 días de nacido, arrastran una larga cola de cuestionamientos al Programa de Cirugías Cardíacas del Hospital Nacional de Niños (HNN).

Desde el 2005, los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos del centro médico venían manifestando su disconformidad con los resultados de los procedimientos de este tipo.

La preocupación encontró eco en las conclusiones del especialista argentino, Rodolfo Neirotti, quien en el 2006 apuntó fallas en las técnicas de cirugía cardíaca, tras una visita al país.

Sin embargo, fue en el 2011 cuando el tema tomó mayor relevancia, al salir a la luz pública un informe sobre la alta mortalidad de los menores sometidos a cirugías cardíacas en el HNN.

Los padres del bebé fallecido en enero de este año tras una operación y en la que el cirujano principal habría abandonado el procedimiento, concedieron a   La Nación  una entrevista en la que aseveraron  que nunca firmaron el consentimiento informado para la cirugía. A la fecha, el Hospital Nacional de Niños no les ha dado explicaciones de lo ocurrido con el pequeño.   |  PABLO MONTIEL
ampliar
Los padres del bebé fallecido en enero de este año tras una operación y en la que el cirujano principal habría abandonado el procedimiento, concedieron a La Nación una entrevista en la que aseveraron que nunca firmaron el consentimiento informado para la cirugía. A la fecha, el Hospital Nacional de Niños no les ha dado explicaciones de lo ocurrido con el pequeño. | PABLO MONTIEL

Este estudio lo realizó un equipo de expertos del Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Dallas (Hospital de Niños de Dallas), en Texas, Estados Unidos, en el 2009 y en él están los señalamientos sobre el médico que operó al bebé que falleció el pasado 15 de enero.

También en el 2011, la Auditoría Interna del Hospital advirtió sobre la aplicación inadecuada de técnicas quirúrgicas, de anestesia y del procedimiento de perfusión (un método para mantener vivo al menor durante una operación).

En el estudio, la Auditoría señaló que en el 2009 la mortalidad por cirugía cardíaca en Costa Rica fue de 31 niños por cada 100 operados , mientras el índice mundial fue de tres decesos por cada centenar.

El HNN refutó esos datos, al alegar que la mortalidad, en realidad, rondaba el 16,7% . Asimismo, el director del centro médico, Rodolfo Hernández, defendió que la estadística estaba mejorando.

No obstante, los cuestionamientos al Programa suscitaron más indagaciones por parte de órganos como la Fiscalía de Delitos Contra la Vida, la Defensoría de los Habitantes y el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa).

La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) también le ordenó a la Gerencia Médica investigar la situación. Para el nuevo caso, esa dependencia dejó todo en manos del Centro para la Instrucción de Procedimientos Adminsitrativos (CIPA).

En mayo del 2012, el HNN anunció que las muertes por cirugía cardiovascular se redujeron a un 8%, aunque solo aportaron el dato y no el estudio estadístico completo.

  • Comparta este artículo
Nacional

Sospechas de anomalías arrastran larga cola

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota