Nacional

Dispositivo está prohibido en el país

Ministerio de Salud alerta por malla en la lengua para bajar de peso

Actualizado el 08 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Producto promete perder 15 kilos en un mes sin necesidad de dietas ni ejercicios

Uso causa daños en lengua, dolor, mala higiene bucal, mal aliento e infecciones

Nacional

Ministerio de Salud alerta por malla en la lengua para bajar de peso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Ministerio de Salud giró una alerta sanitaria contra un producto conocido como malla supralingual –o malla adelgazante– usado ilegalmente como tratamiento contra el sobrepeso.

El producto carece de registro sanitario por lo que su venta no es permitida en el país.

Esta malla se promociona a través de Internet, en redes sociales como Facebook. Por esos medios consiguen clientes a quienes  les ofrecen los datos de personas que colocan el producto. | INTERNET
ampliar
Esta malla se promociona a través de Internet, en redes sociales como Facebook. Por esos medios consiguen clientes a quienes les ofrecen los datos de personas que colocan el producto. | INTERNET

La malla es cosida en ciertas zonas de la lengua para que la persona disminuya su ansiedad por comer y pierda el gusto por los alimentos. También impide masticar comida sólida casi por completo.

Mientras tiene puesto el dispositivo, la persona casi solo puede ingerir líquidos, que no siempre contienen los nutrientes necesarios para una adecuada alimentación.

La publicidad de este producto promete reducir hasta 15 kilogramos en un mes.

Su uso representa riesgos desde el punto de vista nutricional, pero además puede causar dolor, mal aliento, atrofia en las papilas gustativas e infecciones que pueden poner en peligro la salud del usuario, advierten las autoridades.

La mayor parte de los tratamientos que, como en este caso, prometen perder peso inmediatamente, tienen un efecto “rebote” y la persona tiende a recuperar lo perdido, e incluso a engordar más.

Peligro. Giselle Rodríguez, directora de la Unidad de Regulación de Productos de Interés Sanitario del Ministerio explicó que no se han girado los permisos ni para su venta ni para su uso como tratamiento para adelgazar.

La jerarca agregó que la población no debe dejarse llevar por este tipo de soluciones inmediatas, pues pueden comprometer la salud y la vida.

En su lugar, Rodríguez recomienda consultar con nutricionistas y médicos calificados.

Varias estéticas y algunos consultorios promocionan esta mercancía a través de redes sociales y la ofrecen por sumas cercanas a los ¢100.000 como una solución eficaz y segura para perder peso.

Costa Rica no es el único país en América Latina que ha girado órdenes sanitarias contra esta malla para la pérdida de peso.

Las autoridades de salud en Venezuela prohibieron el producto en julio de este año y realizaron decomisos en estéticas y consultorios médicos y nutricionales.

En México , la Secretaría de Salud clausuró locales y prohibió su uso como método para adelgazar.

En República Dominicana, médicos y nutricionistas se unieron para advertir a la población que este método perjudica la salud y la vida de quienes se lo colocan.

PUBLICIDAD

¿Qué hacer? Las autoridades del Ministerio de Salud recomiendan consultar al Colegio de Médicos y Cirujanos o el Colegio de Nutricionistas sobre las personas que ofrecen o promociones este procedimiento adelgazante.

También piden a la población animarse a denunciar ante esta dependencia cualquier establecimiento que coloque o distribuya esta cuestionada malla.

Las personas pueden presentar las denuncias sobre tmas sanitarios en el correo electrónico denuncias@ministeriodesalud.go.cr.

  • Comparta este artículo
Nacional

Ministerio de Salud alerta por malla en la lengua para bajar de peso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota