Nacional

Rodolfo Hernández

Rodolfo Hernández, director del HNN: ‘No lo tomaría como crítica, sino como una oportunidad de mejora’

Actualizado el 30 de abril de 2014 a las 12:00 am

Nacional

Rodolfo Hernández, director del HNN: ‘No lo tomaría como crítica, sino como una oportunidad de mejora’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El director médico del Hospital Nacional de Niños (HNN), Rodolfo Hernández, ha recibido desde el 2006 cuatro informes sobre fallas en el programa de cirugía cardíaca. El más nuevo, y además el más duro, lo hizo la organización Heart Trust. Hernández lo ve como “el más objetivo”.

¿Qué opina del informe de Heart Trust?

No me voy a referir hasta que el doctor Gerardo Mora (jefe de Cirugía) regrese, porque tomó vacaciones, y quiero referirme cuando lo analice con el grupo de la Unidad de Cirugía Cardíaca (UCC).

Pero usted ya tuvo acceso al informe, porque fue entregado al hospital el pasado 14 de enero.

Sí, yo tuve acceso, pero yo lo recibí después (de esa fecha). A mí me llegó a mediados de marzo; no, me llegó a finales de marzo y me comprometí a que vamos a hacer un análisis al regreso del doctor Mora, y me referiré en su momento.

¿Usted ya leyó el informe?

Sí, sí. Me parece que tiene mucha información, es objetivo y que debemos tomarlo con seriedad.

“De todas maneras, como ya viene (otra misión) de Heart Trust en junio, es probable que también tengamos que hacer la sesión de discusión del informe”.

Hay algunos temas a los que sí se puede referir. Un ejemplo es el manejo de las listas de espera para cirugía cardíaca, donde se halló que los bebés que van a operación son seleccionados al azar y no bajo un criterio médico pertinente.

Bueno, lo primero que quiero decirle es que soy nefrólogo, y en priorización eso es muy técnico.

“Del informe me parece que eso (las listas de espera) es de los aspectos que hay que retomar.

”Sí hemos dado algunos pasos para combatir la lista de espera; hemos trabajado con la Unidad Técnica de Listas de Espera de la Caja en una propuesta para poder realizar 150 cirugías más por año, de manera que podamos atenuar esa lista”.

A la misión de Heart Trust le sorprendió la falta de liderazgo y de trabajo en equipo en la UCC, que no se cumplen las reuniones semanales y que los cardiólogos estarían desentendiéndose de los pacientes. En una entrevista anterior, usted mencionó que en el 2011, cuando se creó la Unidad de Cirugía Cardíaca, se evitaría todo eso, pero por lo visto no sucedió.

PUBLICIDAD

Bueno, a eso me referiré en el momento que discutamos el informe, sobre todo porque, eh, yo no puedo emitir un concepto a priori sin haberlo discutido. Sí estoy consciente, y he reconocido muchas veces, que todavía falta mucho por hacer y el informe de Heart Trust lo veo como una oportunidad de mejora.

ARCHIVO
ampliar
ARCHIVO

Las fallas que menciona Heart Trust también están mencionadas en los informes de Rodolfo Neirotti (2006) y del llamado Grupo Dallas (2009). ¿No cree usted que ha pasado bastante tiempo para que persistan los hechos anómalos?

De Neirotti lo que él insistió es que ya veía la posibilidad, no, la necesidad de formar una Unidad de Cirugía Cardíaca y ya se hizo. Del informe de Dallas, los aspectos por rescatar, porque este es un país de derecho, no de hecho, en la función pública, eran los de reeducación, que se hizo; formación de nuevo recurso humano, que se hizo; y de nuevos equipos (de trabajo).

“El mismo informe de Dallas decía que las recomendaciones que hacían era para un período, me parece, no menor a cinco años. Estamos llegando al tercer año y todavía tenemos dos años más para implementar las mejoras que sean necesarias para continuar este proceso de mejora”.

Esos equipos que usted menciona no están funcionando. Según Heart Trust, hay cirujanos que ‘descansan durante horas’ en un cuarto y eso da malas señales a otros especialistas, cuando más bien deberían estar viendo pacientes, haciendo investigación o tratando de avanzar en sus técnicas. La misión apunta que eso jamás sería tolerado en otras instituciones. ¿Qué le dice eso?

¡No, no. Eso hay que mejorarlo! Por supuesto, yo soy el más interesado en que esas cosas mejoren.

¿No cree que el jefe de Cirugía, Gerardo Mora, debería estar enterado de esas situaciones, sin necesidad de que un grupo exterior venga a evidenciarlo?

Él tiene que estar consciente. Él estará en la reunión de discusión (del informe) y de cada aspecto para establecer las correcciones.

“En el año 2010, que ya estábamos hablando de la posible Unidad de Cirugía Cardíaca, se plantea el proyecto de cuidados críticos con una nueva unidad, con nuevos espacios, aunque ahora estamos muy limitados”.

PUBLICIDAD

Precisamente, el hacimiento en la UCC es otra de las fallas.

Y más bien ando buscando socios para poder llevar a cabo las mejoras de infraestructura recomendadas. Es más, invito a La Nación, una institución poderosa económicamente, que se una con nosotros en el respaldo económico para el proyecto de la nueva Unidad de Cirugía Cardíaca.

Heart Trust indica que falta equipo y eso nos lleva al tema del dinero, pero gran cantidad de las mejoras tienen que ver con cosas básicas de la Medicina. Una crítica común fue que los anestesiólogos no usan guantes dentro del quirófano, lo mismo que el lavado de manos, haciendo que el tema de las infecciones sea recurrente.

Yo he dicho muchas veces que en la vida no todo es dinero, sino actitud, y dentro de la actitud está el cumplimiento de los protocolos.

“En este momento, estamos pasando una situación especial y es la remodelación de las salas; cuando terminemos vamos a tener más espacio para reacomodo, pero independientemente de eso, el Comité de Vigilancia Epidemiológica y de Control de Infecciones Nosocomiales está trabajando con ellos hombro a hombro. De hecho, las infecciones nosocomiales, que están disminuyendo en todo el hospital, están disminuyendo también en la Unidad de Cirugía Cardíaca, pero falta mucho y eso lo he reconocido siempre. Hay muchas cosas que hacer, pero requieren primero de tiempo, del compromiso que tienen que asumir todos los integrantes de la Unidad de Cirugía Cardíaca, porque esa es la única forma de progreso en la atención médica”.

Según Heart Trust, eso no ha ocurrido, pues en sus dos visitas al HNN han encontrado lo mismo.

Las fallas las vamos a subsanar y cuando ellos vengan en junio, lo que ellos mencionan de lo que se puede hacer a corto plazo tiene que estar resuelto. ¿Por qué? Porque Heart Trust ha hecho un gran esfuerzo por nosotros, que si lo ponemos en días han estado con nosotros 29 días, conocen la situación y están haciendo recomendaciones, que yo no las tomaría como críticas, sino como oportunidad de mejora.

Es claro que no todo el informe contiene cosas malas, pues se resalta mucho el papel de las enfermeras, aunque también se critica al hospital de que no están empoderadas con su verdadero rol, pero porque no se lo permiten. Incluso, que una jefatura limitó un permiso.

Sí, eso hay que verlo como cultura nacional, por la evolución de la Medicina en Costa Rica. Las enfermeras, hasta en este momento, han estado a la sombra de los médicos. Desde que asumí la Dirección he estado insistiendo en la formación de equipos de trabajo.

“El cambio en la cultura (organizacional) no puede ser de hoy para mañana. Eso es muy difícil, es una forma de haber trabajado durante tantos años, tomemos desde que se estableció el Hospital San Juan de Dios, 1845, con el primer San Juan de Dios, en Cartago, que fue del 1700... es una cultura muy arraigada, en donde el médico tiene la última palabra y la enfermera es una ayudante.

”Los verdaderos equipos de trabajo son los equipos que conocen sus diferencias, que respetan las diferencias de criterio, que respetan el conocimiento individual de las personas porque esa es la única forma de prepararnos cada vez más para la medicina del futuro”.

¿Qué le dice eso a usted si justo hace tres años creó la UCC para evitar todo lo que ahora se critica?

Tenga la seguridad de que voy a trabajar intensamente para que todo mejore. Ya se están dando algunos cambios. Tengo que esperar algunas decisiones.

¿Decisiones de qué tipo?

A eso no puedo referirme, pero usted las sabe.

¿Decisiones suyas?

Reajustes que necesariamente hay que hacer, porque el compromiso mío como director ya no tiene que ver con la parte técnica, porque no soy cirujano cardiovascular.

“Tiene que ver con la integración, acoplamiento y fortalecimiento de los equipos de trabajo”.

Precisamente, ¿cómo toma el informe y las críticas desde su cargo como director del HNN?

Este informe de Heart Trust es el más objetivo que he visto, el de más días de comprobación de hechos.

Y el de las críticas más fuertes.

¡Muy fuertes! Lo voy a tomar con responsabilidad, porque lo que hicieron con este informe es extraordinariamente objetivo y permitirá la mejora permanente, por el compromiso firmado el año pasado con Heart Trust.

Le insisto en que Heart Trust confirma lo de Dallas y Neirotti. ¿Tanto tiempo ha tenido que pasar para que ahora sí diga que hay un informe objetivo?

No ponga palabras en mi boca.

Se lo digo porque todos los informes anotan las mismas fallas.

Son sus palabras. Se han hecho cambios y los estamos viendo reflejados en los porcentajes de sobrevida, de mortalidad, de infecciones nosocosomiales y de aumento de las cirugías.

  • Comparta este artículo
Nacional

Rodolfo Hernández, director del HNN: ‘No lo tomaría como crítica, sino como una oportunidad de mejora’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota