Nacional

Foro reunió a más de 500 personas para analizar relación con CCSS

Medicina privada propone a Caja alianza para ver listas de espera

Actualizado el 05 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Sector concentra el 30% de la atención médica y emplea a más de 5.000 galenos

Gerente médica rechaza ofrecimiento y dice que solo la Caja se hará cargo de listas

Nacional

Medicina privada propone a Caja alianza para ver listas de espera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Édgar Mohs, exministro de Salud, mostró  cálculos sobre el peso de la medicina privada en el país. Dijo que un 40% de la población combina la medicina privada con la pública. | ALBERT MARÍN
ampliar
Édgar Mohs, exministro de Salud, mostró cálculos sobre el peso de la medicina privada en el país. Dijo que un 40% de la población combina la medicina privada con la pública. | ALBERT MARÍN

El sector privado de salud del país propone a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) una alianza para dar servicios a los asegurados en aquellas áreas en las cuales la institución no ha logrado atender bien en los últimos años, entre ellas, las listas de espera.

Representantes de este sector también solicitan más participación en medicina mixta y familiar.

Esa postura fue planteada, ayer, por representantes de hospitales, clínicas y universidades privadas en el II Foro Nacional Hacia el Fortalecimiento de los Servicios de Salud Públicos y Privados, organizado por la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed).

Édgar Mohs, exministro de Salud (1986-1990) y exdirector del Hospital Nacional de Niños, fue uno de los que introdujo el tema de una mayor participación del sector privado en el quehacer de la Caja.

Mohs destacó el peso que ya tiene la salud privada en el país, pues acapara el 30% de toda la atención a nivel nacional y da empleo a 5.000 médicos.

El exministro mencionó que, en 2011, la CCSS dio 10 millones de citas en consulta externa, mientras que en los centros privados se gestionaron ocho millones.

La idea de una mayor participación de los privados en la salud pública no fue bien recibida por las autoridades de la Caja.

María Eugenia Villalta, gerente médica, rechazó la propuesta y advirtió que la institución no está pensando en dar a terceros la atención que debe prestar: “(...) se está pensando en hacer todo con los propios recursos de la entidad”.

El criterio de Villalta se dio la semana anterior, cuando este diario le consultó sobre una licitación en trámite en el Hospital Nacional de Niños para contratar a un hospital privado la realización de 2.500 cirugías ambulatorias (de baja complejidad), por ¢477 millones.

Orlando Urroz, director a. í. de ese centro médico, resaltó la necesidad de ese contrato para concentrar al personal del hospital en las cirugías complejas y evitar el aumento de las listas de espera.

Las razones. Entre más de 500 personas, Rodolfo Piza, expresidente de la Caja y uno de los expositores ayer, alabó los indicadores de salud pero aclaró que, desde hace diez años, el país está estancado. Piza aclaró que su participación en el foro no era en calidad de candidato sino como expresidente de la CCSS.

PUBLICIDAD

En la propuesta de Piza, la colaboración del sector médico privado a la Caja estaría enfocada en que los contratos que surjan sean bajo los parámetros públicos y sin discriminación entre las poblaciones que se verían beneficiadas. Además, el exjerarca sostuvo que debe haber una relación costo-beneficio siempre a favor de la Caja.

Robert Herrera, director del Hospital Metropolitano, resaltó el crecimiento del sector privado en los últimos años. Lo mismo hizo Fabio Barquero, gerente de Coopesain, a quien la Caja ha mantenido un contrato para la atención de los habitantes de Tibás, en San José, por más de 20 años.

Más crítico fue Jorge Cortés, director del Hospital Clínica Bíblica, quien se quejó de la “satanización de la medicina privada”: “Más bien (las clínicas y hospitales privados) somos los más interesados en el fortalecimiento de la Caja y la búsqueda de fórmulas para trabajar en conjunto”.

Datos aportados por el exministro Mohs revelan que, del total de la población nacional, solo un 20% acude a la consulta privada, un 40% va a la Caja, y el otro 40% hace una combinación de ambos servicios, incluyendo los llamados ‘biombos’ (pagar por brincarse las listas).

Además del contrato que hará el Hospital Nacional de Niños, la Caja tiene otros servicios tercerizados, como los 45 Ebáis al este de San José y las clínicas en manos de varias cooperativas.

De acuerdo con la CCSS, hay cerca de 116.000 cirugías en listas de espera con plazos de hasta cinco años; además, la cantidad de asegurados en espera aumentó en 13 de 27 hospitales .

  • Comparta este artículo
Nacional

Medicina privada propone a Caja alianza para ver listas de espera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota