Nacional

Hospital de Niños en alerta por aumento de diarreas

Actualizado el 24 de febrero de 2017 a las 04:04 pm

Número de casos subió a 180 por semana; más de la mitad están afectados con el rotavirus y son menores de dos años

Directora médica recomienda a padres de familia no enviar hijos enfermos a las escuelas para prevenir diseminación de virus

Nacional

Hospital de Niños en alerta por aumento de diarreas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Hospital Nacional de Niños atiende un promedio de 180 casos de diarrea a la semana; la mayoría son menores de dos años afectados por el rotavirus.

La directora médica de ese hospital, Olga Arguedas Arguedas, confirmó que el número de enfermos se disparó la semana anterior, aunque se percibe un incremento desde los primeros días del año.

"Se nos dispararon las diarreas. Estamos en zona de alarma porque estamos viendo un aproximado de 180 casos por semana. La mayoría son enfermos ambulatorios (no requieren hospitalización)", dijo la médica.

Según explicó la especialista, este es el pico usual de inicios de año y se espera que se exacerbe en los días de Semana Santa, que este año está prevista a partir del 9 de abril.

"(De aquí a entonces) son seis semanas. Usualmente, el comportamiento epidemiológico clásico reconoce dos picos en el año: uno, en la estación seca, con virus enteropatógenos como el rotavirus, y otro a finales de año con los virus respiratorios", agregó Arguedas.

Esos 180 casos incluyen los pacientes atendidos en Emergencias, consulta externa y hospitalización.

LEA: CCSS revisará inclusión de vacuna contra el rotavirus

Se trata de niños muy pequeños, menores de dos años, afectados principalmente por el rotavirus. También han encontrado casos de norovirus y, en menor medida, pacientes afectados por otros gérmenes no virales; entre ellos, Shigella y Campylobacter

Aunque el hábito de lavado de manos ha mejorado, todavía la gente no practica la técnica de la manera adecuada, dijo Arguedas. Esta es la medida más efectiva para prevenir la transmisión de estas y otras enfermedades infecciosas.

Por ejemplo, explicó Arguedas, las personas deben lavarse bien las uñas y el espacio entre los dedos antes de comer y después de ir al baño, así como después de llegar de la calle a la casa, pues cuando se trata de rotavirus la vía de contagio es ano-mano-boca.

La especialista recomendó a los padres no enviar a los niños enfermos a la escuela para prevenir el contagio de otros chiquitos y solicitó a los docentes incentivar la práctica de un correcto lavado de manos.

Lávese bien las manos. (Esteban Esquivel)

LEA: Comisión Nacional aprueba incluir la dosis contra rotavirus

Arguedas aconseja a los padres hacer todo lo posible para prevenir la deshidratación si el niño enferma.

"Cada vez que el niño presente una deposición o vómito hay que ofrecerle un suerito de rehidratación oral. Idealmente, hay que dar el suero por cucharaditas porque cada una que se da se absorbe adecuadamente. Lo otro importante es que es preferible utilizar suero oral y no otro tipo de fluidos, como gaseosas o gelatinas, porque estos productos no tienen la composición adecuada para ayudar a reponer el agua y las sales que se pierden con la diarrea.

"A los niños enfermos, además, hay que seguirles dando de comer porque esto les ayuda a absorber mayor cantidad de agua en el intestino. Para esto son buenos los alimentos ricos en carbohidratos, como el arroz, la papa y otras verduras harinosas. A los bebés se les debe continuar dando leche materna", explicó la pediatra.

La infección con rotavirus desencadena un cuadro de gastroenteritis que se caracteriza por diarrea, vómitos, fiebre y dolor abdominal.

Esos síntomas se pueden prolongar de tres a ocho días, con el riesgo de provocar deshidratación, que es la pérdida excesiva de agua en el organismo.

Los síntomas comunes de la deshidratación que ameritarían el traslado a un hospital, incluyen la disminución en la orina, resequedad en boca y garganta y mareos.

El esquema nacional de vacunación aún no incluye la del rotavirus.

Esta solo está disponible en las farmacias privadas y cada una de las tres dosis que se tienen que aplicar cuesta alrededor de ¢40.000.

De acuerdo con un estudio de la Comisión Nacional de Vacunación, incorporar esa vacuna ayudaría a bajar las cifras de afectación para la próxima década, calculadas en 142.600 enfermos, 1.100 hospitalizaciones y diez defunciones de menores de cinco años.

Se calcula que la inclusión de la vacuna tendría un costo anual cercano al $1 millón, pero el trámite aún está en estudio por parte de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

  • Comparta este artículo
Nacional

Hospital de Niños en alerta por aumento de diarreas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ángela Ávalos R.

aavalos@nacion.com

Periodista

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud. 

Ver comentarios
Regresar a la nota