Nacional

Baja ocupación y afluencia de personas afecta al sector

Empresas de turismo deben ¢4.556 millones a la CCSS

Actualizado el 18 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Solo en el cantón de Aguirre, 97 hoteles y restaurantes deben dinero por cuotas

Para la Caja, bienes a nombre de otro o de sociedad anónima dificultan el cobro

Nacional

Empresas de turismo deben ¢4.556 millones a la CCSS

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alrededor del Parque Nacional Manuel Antonio, en el Pacífico central, hay un intenso desarrollo de la actividad turística. La crisis económica mundial ha disparado la evasión con la CCSS, dicen los empresarios.  | ARCHIVO.
ampliar
Alrededor del Parque Nacional Manuel Antonio, en el Pacífico central, hay un intenso desarrollo de la actividad turística. La crisis económica mundial ha disparado la evasión con la CCSS, dicen los empresarios. | ARCHIVO. (Archivo.)

Quepos. Aguirre. Hoteles y restaurantes le deben   ¢4.556  millones a la CCSS por cuotas obrero-patronales, y empresarios de este cantón están entre los deudores.

En la sucursal de la  Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de Quepos, hay un total de 679 patronos registrados. Poco menos de la mitad, 335, está morosa.

De esos deudores, 97 pertenecen al sector denominado por la CCSS como “Hoteles y restaurantes” pues hasta ahora no hay una clasificación llamada “Turismo” reconocida en los registros de la institución como actividad económica.

Los 97 patronos adeudaban ¢156 millones hasta el 1.º de octubre.

A Boris Marchiggiani, de la Cámara de Turismo de Manuel Antonio  y Quepos, y dueño del hotel Gaia, no le extraña esta situación. El empresario se la achaca a la crisis del turismo en todo el país.

“La mayoría de empresas han realizado readecuaciones de sus deudas con la Caja pues la ocupación en hoteles y restaurantes está muy por debajo de lo normal para esta época.

”Si a eso  le agregamos el debate en el Congreso de Estados  Unidos por la aprobación del presupuesto de ese país, que nos paralizó en seco las reservas de octubre, esta situación  afecta a todas las empresas del sector turístico por igual”, dijo.

Entre las medidas que aplica el hotel  Gaia para no despedir personal en esta temporada baja, está el recorte de horarios, enviar al personal de vacaciones  y asignar trabajadores a  otras funciones.

Erick Asch, del hotel Divisamar, tiene atrasadas cuotas con la  CCSS. “En el negocio del turismo, esta es la época más dura. Lo primero que recorta la gente es viajes y turismo. Yo pago ¢250.000 a la Caja. Lo que hemos hecho para bajar gastos es reducir planilla  pues los demás pagos no pueden esperar”, dijo Asch.

Cobro difícil. A su vez, Luis Diego Calderón,  de la Dirección de Cobros de la  CCSS, explicó que hay mucha dificultad a la hora de cobrar esas deudas.

“Muchas empresas turísticas no tienen bienes que sean susceptibles de embargo porque son bienes inscritos a nombre de una sociedad anónima o de  un grupo de empresarios”, dijo Calderón.

El funcionario asegura que hay factores que inciden en que los patronos no puedan cumplir sus obligaciones. Entre ellos, citó la economía interna, la de otros países que son socios comerciales, los mercados internos y externos de los productos, y el tipo de cambio.

  • Comparta este artículo
Nacional

Empresas de turismo deben ¢4.556 millones a la CCSS

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota