Nacional

Control prenatal detecta fallas cardíacas

Actualizado el 13 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Nacional

Control prenatal detecta fallas cardíacas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Xiomara Monge y su hijo Juan Pablo. Las anomalías en el corazón del niño se las detectaron durante un control prenatal. | FOTO CORTESÍA FAMILIA

Xiomara Monge Chinchilla iba a cumplir seis meses de embarazo cuando los médicos le detectaron a su bebé problemas en el corazón mediante un ultrasonido de rutina.

El examen se lo hicieron en el Hospital Nacional de las Mujeres. De ahí la remitieron al Nacional de Niños para que se confirmara el diagnóstico a través de una ecografía.

El resultado fue contundente: Juan Pablo, el segundo de sus dos hijos, traía más de 18 malformaciones en el corazón.

Hoy, Juan Pablo tiene un año y dos meses. Nació a los siete meses de gestación y, desde junio, ha pasado por tres operaciones que le han corregido muchos de los problemas.

Sin pensarlo dos veces, la mamá se refiere a su pequeño como un verdadero milagro.

Esta familia, de Santa María de Dota, es una de las primeras beneficiadas con la detección prenatal de malformaciones congénitas del corazón.

El Programa Cardiovascular Pediátrico, que funciona desde hace un año en el Hospital Nacional de Niños, planea reforzar la detección temprana en útero.

Como explica el cardiólogo Eduardo da Cruz, asesor del programa, lo ideal es alcanzar un ciento por ciento de diagnóstico por la vía fetal. “Eso permite que un niño con una cardiopatía congénita compleja nazca cerca del hospital y no en periferia”, dijo.

Entre los planes del Hospital de Niños, está iniciar un proyecto piloto con el San Juan de Dios para mejorar la transición de los pacientes pediátricos hacia los hospitales de adultos.

Mientras esto avanza, menores como Juan Pablo mejoran su calidad y pronóstico de vida.

“Mi hijo está totalmente sano: ganando peso y talla. Está pesando 7 kilos con 60 gramos. Hay una diferencia total. Está más grande, gordillo y feliz. Estaba todo jaladillo, solo huesitos”, contó Xiomara, a quien le ha tocado, junto a su mamá, enfrentar sola la crianza de Juan Pablo y de Ariel, su hijo mayor.

  • Comparta este artículo
Nacional

Control prenatal detecta fallas cardíacas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ángela Ávalos R.

aavalos@nacion.com

Periodista

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud. 

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota