Nacional

CCSS prevé realizar 3.000 fertilizaciones ‘in vitro’ al año

Actualizado el 28 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Fondos para el edificio dependen de ley que aún no sale de la Asamblea

Ante falta de esta terapia aquí, unas 60 parejas salen al mes hacia otros países

Nacional

CCSS prevé realizar 3.000 fertilizaciones ‘in vitro’ al año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alrededor de 3.000 parejas al año solicitarían tratamientos de fertilización in vitro (FIV) a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) como última opción para tener hijos.

Este es un cálculo preliminar de la Comisión Institucional de FIV, que viene incluido en la propuesta de la Gerencia Médica de la Caja para echar a andar el laboratorio público donde se practicaría esta técnica.

Según esas estimaciones, entre 1.900 y 2.850 parejas infértiles recurrirían, al año, a hospitales públicos por ese tratamiento de reproducción humana asistida.

En cumplimiento con la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) –que este viernes cumple dos años de emitida–, la CCSS ya tiene la propuesta y el plan funcional para crear una Unidad de Fertilización in Vitro y Transferencia Embrionaria, que se conocería como Fivte.

El costo inicial de la construcción del edificio, de 1.098 metros cuadrados, es de $3,8 millones, informó Ana Guzmán Hidalgo, coordinadora de la Comisión Institucional.

La Caja aún debe decidir si lo construye en terrenos del Hospital México o del Hospital Nacional de las Mujeres.

FIV: a dos años del fallo de la CIDH (María Luisa Madrigal)

Según la gerenta médica de la CCSS, María Eugenia Villalta Bonilla, los fondos para levantar y poner en operación esa Unidad deben ser estatales.

La institución, agregó Villalta, está esperando que la fuente de ese dinero la defina una ley que aún no ha salido de la Asamblea Legislativa.

Es la misma legislación que las parejas infértiles esperan hace dos años para tener acceso al tratamiento en el país.

Proceso. Alrededor de un 15% de parejas ticas podría tener dificultades para concebir hijos. “De ellas, solo el 20% necesita FIV. Y de este 20%, un porcentaje muy pequeño (otro 20%) estaría dispuesto a someterse al proceso, que es muy duro, sobre todo para la mujer”, explicó Ana Guzmán.

Actualmente, los centros de la Caja ofrecen un conjunto de terapias de baja complejidad. La más sofisticada es la inseminación intrauterina (inserción de esperma en el útero).

Para tener acceso a estas, se debe pasar hasta por 10 filtros, que incluyen la primera cita en el Ebáis, la consulta en la Unidad de Infertilidad de un hospital, y una batería de exámenes médicos para confirmar la infertilidad.

PUBLICIDAD

La Fitve sería un cuarto nivel de atención, al que llegarían las personas a las que se les diagnosticó discapacidad reproductiva.

Para poner a funcionar ese laboratorio se necesitan de 32 a 38 profesionales. Entre 16 y 22 corresponderían al equipo humano del laboratorio de embriología.

En principio, se estarían haciendo hasta 4.000 ciclos por año, con un máximo de tres intentos por pareja.

“Se necesita un enorme expertise (sic) para garantizar el éxito. Podemos mandar a capacitar pero desarrollar la experiencia requiere muchas inseminaciones. Es muy fuerte y todavía no tenemos eso”, advirtió Guzmán, al explicar que el éxito de esta técnica se mide a partir del número de embarazos y de bebés nacidos.

Baja capacidad. Costa Rica solo tiene 15 especialistas en Medicina Reproductiva Humana, inscritos en el Colegio de Médicos. Alrededor de la mitad carece de experiencia en FIV, lo cual obligaría a la Caja a enviar personal a especializarse fuera del país.

Ningún hospital público tiene embriólogos, confirmó la Gerencia Médica de la CCSS. Este es el especialista encargado de meter el espermatozoide en el óvulo.

La institución envió a dos médicos a capacitarse en esa especialidad en el extranjero, pero su formación tarda un mínimo de dos años.

Lo anterior significa que, de aprobarse hoy alguna ley y reiniciarse la FIV en el país, en la Caja se tardarían varios meses para la construcción del laboratorio y hasta dos años como mínimo para formar personal.

En la parte privada, se tardaría, en promedio, un mes para poner a funcionar un laboratorio, según informó el Instituto Costarricense de Infertilidad.

Pero eso, por ahora, es solo un supuesto ya que las parejas infértiles todavía no tienen acceso a ese tratamiento aquí, a pesar de la sentencia de la Corte IDH .

La atención de esas personas y de especialistas, en lo público y lo privado, está centrada en el proyecto que salga del Congreso, donde la discusión parece no avanzar con la celeridad que demandan los afectados.

Gerardo Escalante López, médico pionero de FIV en el país y fundador del Instituto Costarricense de Infertilidad, calcula que unas 60 parejas al mes se están viendo obligadas a salir para que les hagan el procedimiento en países como Panamá, Colombia, México o España. El valor de cada intento, incluido el costo del viaje, ronda los $20.000.

  • Comparta este artículo
Nacional

CCSS prevé realizar 3.000 fertilizaciones ‘in vitro’ al año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ángela Ávalos R.

aavalos@nacion.com

Periodista

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud. 

Ver comentarios
Regresar a la nota