Nacional

El valor de los votos

Actualizado el 01 de mayo de 1995 a las 02:16 pm

Nacional

El valor de los votos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La mesa está servida. Los diputados Luis Gerardo Villanueva, Antonio Alvarez y Juan Guillermo Brenes, junto con sus respectivas familias, se aprestaban ayer, a la 1:00 p.m., a degustar un almuerzo en el restaurante El Picacho, en Paraíso de Cartago.

Pero ese no fue un ágape como todos. Fue la culminación de una serie de reuniones en las cuales jerarcas oficialistas se comprometieron con el congresista del Partido Unión Agrícola Cartaginés a proporcionar ¢5.000 millones para el acueducto del Valle de El Guarco, ¢300 millones para un polideportivo en Cartago, ¢150 millones para la biblioteca pública, ¢50 millones para restaurar el estadio Rafael Fello Meza, y ¢10 millones para la Municipalidad de Turrialba, según reconoció ayer Brenes.

El refrán político "no hay almuerzo gratis" está vez se cumplió a cabalidad. Esas fueron las demandas del diputado cartaginés, a cambio del respaldo a la papeleta liberacionista que hoy podría convertir a Alvarez en el nuevo presidente legislativo.

Otros codiciados

La máquina sumadora de Alvarez, por más combinaciones aritméticas que intentaba hasta hace unos días, no le arrojaba los 29 votos necesarios para obtener el podio parlamentario. Si a ello le agregamos que su colega del PLN, Ottón Solís, aseguró que no lo respaldará si no se compromete a hacer un fuerte recorte en los gastos legislativos, el panorama era aún más difícil.

De ahí el compromiso con Brenes, conocido como Cachimbal. En busca de mayor respaldo, Alvarez también aceptó la petición de Víctor Hugo Núñez, del Partido Agrario Nacional, para crear una nueva comisión legislativa especial -con carácter permanente- sobre asuntos campesinos, y su deseo de que se le designe como miembro de la Comisión de Asuntos Hacendarios desde hoy.

Pese a la oferta, el sábado anterior Núñez condicionó su apoyo a la solución de la huelga en el hospital Tony Facio, de Limón.

Ayer, el legislador afirmó que mantendrá su palabra de votar por el PLN. Así lo dijo durante un receso de la reunión que sostuvo con los trabajadores de ese centro y los jerarcas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

De esta forma se "cocinaron" los 29 votos requeridos. 27 del PLN -sin incluir a Solís- y los minoritarios del PAN y el PUAC.

PUBLICIDAD

Solís aseguró ayer que no estará presente durante la votación para escoger al nuevo directorio porque si lo hace, aunque anule su voto, este se le contabilizaría a la papeleta que cuente con mayoría, en este caso la del PLN. Aunque Antonio Alvarez le ofreció un recorte gradual de gastos, aseguró que solo aceptará una subejecución que reduzca los egresos superfluos a ¢3 millones.

"!Qué fácil es ganar un directorio! Por no ahorrar ¢120 millones en viajes, comidas, recepciones y uso de vehículos que pagan todos los costarricenses, prefieren gastar más de ¢5.000 millones para conseguir uno o dos votos", denunció Solís, quien aseguró que solo cambiará de posición si recibe un compromiso por escrito del nuevo directorio para suprimir tales rubros.

  • Comparta este artículo
Nacional

El valor de los votos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota