Nacional

Una vida entre carpas y montañas de basura

Actualizado el 18 de septiembre de 2016 a las 12:00 am

Nacional

Una vida entre carpas y montañas de basura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Esta mujer cocina arroz para una cena comunal en el albergue del parqueo de la empresa Deldu. Lo hace a la orilla del camino. | MAYELA LÓPEZ

La Cruz, Guanacaste. Entre carpas plásticas hechas de bolsas, tiendas de campaña y montañas de basura, viven unos 2.500 migrantes que se instalaron a ambos de la carretera Interamericana, en las cercanías de la frontera con Nicaragua.

La gente aquí come donde se baña, y donde deposita su basura, y donde, muchas veces, el cuerpo ya no les permite retener sus necesidades fisiológicas.

El ambiente es tenso; una feria triste donde no hay payasos y las carpas solo sirven para amontonar cada vez más gente.

Migrantes haitianos se 'disfrazaron' de africanos tras perder empleo en Brasil (Jonathan Jiménez)

Por las noches, se dan encontronazos, se vende licor de forma clandestina y se arman broncas que a duras penas controla la Policía.

La situación, cada vez más crítica, mantiene una alerta amarilla en el cantón de La Cruz, en Guanacaste.

Las posibilidades de reacción de las autoridades son limitadas, mientras que, cada día, entre 100 y 200 indocumentados nuevos llegan a esta zona.

La Comisión Nacional de Emergencia (CNE), la Cruz Roja y la Municipalidad se suman a los esfuerzos del Ministerio de Salud y del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), todos coordinados por el ministro de Comunicación, Mauricio Herrera, para atender a los migrantes.

Sin embargo, la cantidad de personas desborda las posibilidades del Gobierno de responder a esta crisis migratoria.

El ministro Herrera afirma que buscan alternativas para ofrecer una mejor atención a esas personas y que las medidas, por ahora, son de contención. “Estamos trabajando en la apertura de un nuevo albergue”, asegura el funcionario, quien espera que las cosas mejoren.

  • Comparta este artículo
Nacional

Una vida entre carpas y montañas de basura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota