Nacional

Grupos organizan manifestaciones para celebración del 25 de julio

La sombra de las protestas acecha a Laura Chinchilla de cara al 25 de julio

Actualizado el 16 de julio de 2013 a las 12:00 am

Planean reclamos por agua, caminos de lastre, empleo y desalojos costeros

Gobierno afirma que no se deben mezclar actos cívicos con esas actitudes

Nacional

La sombra de las protestas acecha a Laura Chinchilla de cara al 25 de julio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El 25 de julio anterior, diversos grupos reclamaron ante el Gobierno en Nicoya, Guanacaste. | ARCHIVO / CARLOS GONZÁLEZ.

La sombra de las protestas persigue de nuevo a la presidenta Laura Chinchilla de cara a la celebración de un acto cívico. Grupos organizados planean manifestarse contra el Gobierno, en Nicoya, cuando la mandataria acuda a conmemorar los 189 años de la Anexión del Partido de Nicoya.

No sería la primer vez. El 11 de abril, al calor del descontento por la concesión de la carretera a San Ramón y de los retenes que la Fuerza Pública montó, se armó una trifulca en Alajuela durante la visita de Chinchilla.

El 25 de julio anterior también hubo reclamos en Nicoya, con la particularidad de que el alcalde local, Marco Antonio Jiménez, se negó a compartir la tarima con la mandataria en señal de protesta.

Un año antes, en el 2011, Chinchilla también debió enfrentarse a un parque nicoyano colmado de gente con los ánimos caldeados. Otra vez hubo un despliegue de seguridad.

En esta ocasión, asociaciones de desarrollo, grupos ambientalistas y otros movimientos sociales anuncian otra protesta.

Según Wílmar Matarrita, dirigente del Frente Nacional de Comunidades Costeras, la idea es poner unas 6.000 personas en el parque de Nicoya cuando Chinchilla participe en la celebración que organiza la Municipalidad local.

Matarrita dijo que reclamarán por la presencia de arsénico en el agua, el mal estado de los caminos de lastre, por la falta de empleo y por la situación que viven los habitantes de zonas costeras, los cuales pueden ser desalojados.

Carlos Roverssi, ministro de Comunicación, afirmó que la Casa Presidencial está enterada del movimiento, pero pide no mezclar un acto cívico con protestas.

El 24 de julio, Chinchilla celebrará la sesión del Consejo de Gobierno en Filadelfia, Carrillo. Al día siguiente, irá a Nicoya. “Ojalá la gente entendiera que hay momentos para cada cosa y esto (el acto cívico) no es para aprovecharlo con protestas o cierres”, dijo Roverssi.

El jerarca añadió que intentará dialogar con los dirigentes de la protesta. Aseguró que los reclamos están siendo atendidos por el Gobierno. “Les vamos a dar la mayor importancia, pero no quisiéramos que se confundan actos cívicos con estos reclamos, no tiene sentido”.

En cuanto a la recurrencia con que este tipo de celebraciones son marco de protestas, Roverssi insistió en que les preocupa el contexto. “Lo cívico no puede ser usado para eso, quien sale mal es la historia del país”, dijo el ministro Roverssi.

PUBLICIDAD

Matarrita, en tanto, considera que se deben aprovechar espacios como el del 25 de julio para expresar la inconformidad a este Gobierno y dar por notificado al que viene con una marcha.

El alcalde nicoyano esta vez sí compartirá escenario con la presidenta. Según el liberacionista, existen “serios” problemas económicos y sociales en Guanacaste y comprende a la gente que quiera protestar porque él mismo lo ha hecho. No obstante, Jiménez sostuvo que a siete meses de las elecciones, las manifestaciones se tiñen de “abanderados de partidos políticos”, por lo que las considera inoportunas.

  • Comparta este artículo
Nacional

La sombra de las protestas acecha a Laura Chinchilla de cara al 25 de julio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Oviedo

eoviedo@nacion.com

Editor de Política

Editor de Política. Es bachiller en Periodismo por la Universidad Federada. Recibió el premio de La Nación como “Redactor del año” en el 2005 y en el 2007 recibió el premio Jorge Vargas Gené.

Ver comentarios
Regresar a la nota