Nacional

Presidenta Chinchilla repasó en 78 minutos sus cuatro años de gobieno

Una rendición de cuentas con sabor agridulce

Actualizado el 02 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Actores políticos dicen que presidenta Chinchilla no habló de carencias suyas

A mandataria le alaban la seguridad ciudadana, pero que debió en temas vitales

Nacional

Una rendición de cuentas con sabor agridulce

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Rendición de cuentas de Laura Chinchilla (resumen) (René Valenzuela, Adrián Soto)

La última rendición de cuentas de Laura Chinchilla Miranda como presidenta de la República fue recibida con un sabor agridulce por diversos sectores de la política nacional, especialmente de aquellos que ayer presenciaron la despedida de la mandataria.

Ese primer adiós de la presidenta, que está a seis días de entregar el poder a Luis Guillermo Solís, fue un repaso entre lo que mencionó como logros de su administración y los retos que precisamente le transfiere al próximo gobierno.

Su discurso, que se extendió por 78 minutos y con un retraso de poco más de tres horas según lo previsto, fue atentamente seguido por los nuevos diputados y jerarcas de diversas instituciones públicas, así como por todo el gabinete, que la acompañó en el plenario.

Mientras Chinchilla repasaba lo que hizo en cuatro años, la constante en los nuevos diputados fue subrayar o tomar notas del discurso, que fue titulado para esta ocasión Nuestro legado: Costa Rica un hogar seguro .

Los temas fueron variados, como también los fueron las críticas y reconocimientos a la labor de Chinchilla y su equipo de gobierno.

Bueno y lo malo. Ofelia Taitelbaum, defensora de los Habitantes, resaltó la “emotividad” de las palabras de la primera mujer mandataria, pero criticó la carencia de acciones, como el reconocimientos de derechos civles y de los pueblo indígenas.

Para Zarela Villanueva, presidenta la la Corte Suprema de Justicia, “será la historia” la que determine cómo realmente fue el gobierno de Chinchilla.

Otros como Otto Guevara y Ottón Solís, que ayer volvieron al Congreso como diputados, criticaron el manejo que hizo el Gobierno en el combate a la corrupción.

“Siento que al discurso de doña Laura (Chinchilla) le faltó mencionar lo ocurrido con la trocha o con el ‘avionetazo’, pero tampoco hay que ser mezquinos y decir que todo fue malo, porque efectivamente se hizo un buen trabajo en seguridad ciudadana o comercio exterior”, dijo el libertario Guevara.

Rolando González, diputado por el Partido Liberación Nacional, expresó que hay “mezquindad” en quien no reconozca los logros de Chinchilla.

  • Comparta este artículo
Nacional

Una rendición de cuentas con sabor agridulce

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota