Nacional

El duelo por la verdad entre Ottón Solís y el ministro Melvin Jiménez

Actualizado el 23 de enero de 2015 a las 12:00 am

Nacional

El duelo por la verdad entre Ottón Solís y el ministro Melvin Jiménez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ottón Solís (izq.) lanzó ayer preguntas al ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez (der.), quien eludió varias, al decir que el encargado de responderlas era el exviceministro Daniel Soley. Los diputados Johnny Leiva (PUSC)y Maureen Clarke (PLN) escucharon con atención. | LUIS NAVARRO

El diputado oficialista Ottón Solís sometió ayer a un intenso interrogatorio al ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, en torno al ofrecimiento del exviceministro de esa cartera, Daniel Soley, a la procuradora Ana Lorena Brenes. Este es un extracto de la confrontación entre el legislador y fundador del PAC y el titular de la Presidencia:

La procuradora ha dicho acá que hubo un intento de ofrecerle puestos, le insinuaron todo tipo de posibilidades de trabajo en embajadas y juntas directivas, ¿usted dice que desmiente esa parte?

A mí lo que me consta es que yo no di ninguna orden ni ninguna tarea al respecto.

¿Usted desmiente lo que dice la procuradora?

Yo no la desmiento, eso les corresponde a ustedes como comisión. Cuando don Daniel (Soley) dé su declaración, ustedes tendrán que sacar su conclusión.

En su declaración, usted dice que quedó satisfecho con la declaración de don Daniel, o sea, ¿usted está desmintiendo lo que dice la procuradora?

A este momento, cuando no han escuchado la declaración de don Daniel, lógicamente que tengo esos hechos, entrevistas, el diálogo con Daniel y el presidente. Ustedes tendrán, ahora, que valorar cuando don Daniel dé su versión, si esto es así o no.

¿Sabe que es desmentir? Según la Real Academia Española es decir a alguien que miente. Usted dice que la fábula no es de algunos periódicos o diputados, sino que es una fábula de la procuradora. Ya desde el lunes 12 (enero), la procuradora había narrado esa versión al presidente.

Lo que quiero decir y, creo que es claro, es que don Daniel desmiente cualquier ofrecimiento o hecho, como tal se decía.

Si fuese cierto que Soley fue a tratar de inducir a la procuradora a aceptar un puesto o a apaciguar sus ánimos y acomodarse a las decisiones del Gobierno, ¿cómo lo calificaría? ¿correcto, poco ético, corrupto?

Yo no estoy aquí para hacer valoraciones. Le estoy diciendo los hechos como ocurrieron.

¿A ese hecho le atribuiría algún adjetivo calificativo o negativo?

Dentro de la política de nuestro Gobierno, no lo aceptaría.

¿Lo hubiese despedido por ello, si lo que dice la procuradora es cierto?

Sí, si el proceso que lleva el señor presidente así lo comprueba. Evidentemente, tomaríamos una decisión más enérgica.

Tanto usted como la procuradora y Soley coinciden en algo: que la procuradora y Soley son muy amigos y la reunión terminó de manera amena. ¿Qué motivación tendría la procuradora para inventar un hecho que para usted ameritaría despido grave contra su amigo?

Creo que la comisión que ustedes nombraron está para eso.

¿Cual es la causa de la falsedad de la procuradora?

Yo no soy el que estoy investigando. Los únicos hechos que tengo son los que he dicho. No fui parte de esa conversación. Yo no estaba allí para saber qué la motivó. No di una directriz. Le di los hechos, que ya he narrado. No digo que es falso lo que dice la procuradora. Don Daniel desmiente y, con eso, me di por satisfecho, en ese momento.

Ustedes dicen que la procuradora miente. Quiero que me diga, ¿cuál es la falsedad de la procuradora?

Esa es la tarea de esta comisión. Espero que logre establecer estas cosas. Escuchen a don Daniel y saquen sus conclusiones y recomendaciones.

¿Quien le ofreció al puesto al hijo de don Abelino Esquivel (diputado de Renovación Costarricense) en Casa Presidencial?

Fui convocado para el caso Soley, no para eso.

El decir que hay una fábula montada me parece que está alejada de la verdad. ¿Se habló de embajadas entre la procuradora y Soley?

Primero que nada voy a decir que nunca hubo una reunión oficial. La reunión entre ambos se dio bajo el marco de un encuentro personal, donde él mencionó algunos temas, que yo no asigné, que la Casa Presidencial ni el presidente asignó.

¿Usted dijo aquí que no sabía qué había pasado en la parte no oficial de la reunión?

Hay una reunión personal, privada de dos conocidos, que se da dentro de su marco. No direccioné este ofrecimiento. Y al final de cuentas, lo que el señor Soley plantea allí, lo plantea en ese marco personal. No es una tarea oficial, está conversando con la señora y él le comenta sobre la preocupación que hay.

¿Cómo diferencia una persona que conversa con usted cuando es oficial y cuando es personal la oferta, la reunión o la mención?

Cuando lo convoco a mi oficina, cuando le hago el ofrecimiento oficial y me imagino que si lo hago en una fiesta, no sería oficial. Las oficiales se establecen cuando el ministro convoca, cuando hace reuniones y toma acuerdos.

¿Autoriza reuniones personales en horas de trabajo?

Los funcionarios de confianza trabajan más de 12 horas. Soley me manifestó, ese día, que a las 4:30 p. m. iba a salir a tomarse un café. Él ha estado trabajando en Navidades conmigo hasta altas horas de la noche.

  • Comparta este artículo
Nacional

El duelo por la verdad entre Ottón Solís y el ministro Melvin Jiménez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Láscarez S.

clascarez@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Labora en Grupo Nación desde el año 2004.

Ver comentarios
Regresar a la nota