Nacional

Bernal Jiménez

‘Hay alianzas inconvenientes’

Actualizado el 28 de abril de 2013 a las 12:00 am

Bernal Jiménez Presidente de la Asamblea Legislativa, 1984

Nacional

‘Hay alianzas inconvenientes’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | JORGE CASTILLO
ampliar
| JORGE CASTILLO

Preside el partido de gobierno (PLN) y fue protagonista en semanas recientes por su cruce de palabras con la presidenta, Laura Chinchilla. También salió su nombre en cuestionamientos por un asunto de tierras en Guanacaste.

Sin embargo, Bernal Jiménez es un político de cepa. Tanto, que no descarta la posibilidad de ser diputado (otra vez).

¿Es de verdad importante el 1.° de mayo?

No debemos olvidar que es el Día del Trabajador, pero más en lo local se recuerda la rendición de William Walker y se reinician las legislaturas, un acto más de nuestra democracia representativa.

¿Tiene la misma importancia o se ha desvirtuado?

En lo político, es igualmente importante la elección del Directorio.

¿Cree que para la gente lo es?

Claro, porque el presidente no solo ve lo administrativo. Nombra comisiones y eso condiciona la labor legislativa. En determinados momentos, toma decisiones trascendentales.

¿Tenía eso claro cuando presidió el Congreso en 1984?

Ocurrían muchas cosas ahí. Una vez, nos traicionó un liberacionista después de ponerse de acuerdo con la oposición y se hizo elegir. Fue lo que llaman “mayo negro”.

¿Es el día en que se vale todo en el Congreso?

No diría eso. Todo va dentro del reglamento establecido, aunque sí hay componendas... interacciones. Eso no es nuevo.

¿Cómo son esas propuestas?

No sé si llamarlas indecorosas. Creo que no. Sí hay alianzas inconvenientes para un partido, como, por ejemplo, la alianza del Partido Liberación Nacional (PLN) con el Movimiento Libertario en el 2010, cuando asumió el gobierno doña Laura.

¿Cuál fue la propuesta más incómoda siendo presidente?

Que me reeligiera yo para el 85, pero sabía que había otro compañero y pensé que lanzarme de nuevo era algo indecoroso. No acepté que mi nombre jugara para reelección. Salió electo Guillermo Vargas.

¿Qué ingrediente le quitaría usted a los 1.° de mayo en la Asamblea Legislativa?

Las ofensas y las palabras gruesas. En el debate se puede discutir sin hacer grandes desplantes. Antes que los partidos está el país.

Un país al que tampoco le interesa demasiado, ¿no?

Diay, todos tenemos que preocuparnos por el Gobierno; a todos nos salpica lo que hagan las autoridades. Creo que debemos enterarnos, al menos, para oponernos con responsabilidad.

PUBLICIDAD

¿Tiene de recuerdo el traje de gala de los 1.° de mayo?

Por ahí lo tengo y todavía me queda. Pantalón de fantasía y todo eso. Ahí lo tengo.

Puede, entonces, ser diputado.

Ahí veremos.

¿Ahí veremos? ¿Lo tiene como una opción?

No me da mucha gana, pero vamos a ver. Esa sería una decisión del candidato.

Sería diputado a los 84 años.

Bueno, pero no es lo mismo tener mi edad en tiempos de don Ricardo (Jiménez) o ahora. La alimentación y las medicinas son otras.

Siente, entonces, fuerzas para ser diputado.

Tengo fuerzas para ayudar a mi país siendo diputado o desde muchas posiciones.

  • Comparta este artículo
Nacional

‘Hay alianzas inconvenientes’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota