Nacional

Conavi contrató mejoras por ¢600 millones

Trocha fronteriza con Nicaragua cambia de cara con obras de recuperación

Actualizado el 15 de abril de 2013 a las 12:00 am

Empresa Meco construye cunetas, alcantarillas y protege los taludes

Labores avanzan en tramo de diez kilómetros en cantón de San Carlos

Nacional

Trocha fronteriza con Nicaragua cambia de cara con obras de recuperación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tiricias de Cutris, San Carlos.- La trocha fronteriza 1856 empieza a cambiar de cara con los trabajos de recuperación que ejecuta la empresa constructora Meco, por encargo del Gobierno.

La ruta ya muestra los primeros avances en construcción de cunetas, aseguramiento de taludes, sustitución de alcantarillas y canalización de aguas.

Meco, contratada por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) por un monto de ¢600 millones, trabaja actualmente en la estabilización de los primeros diez kilómetros a partir de Tiricias de Cutris, cantón de San Carlos.

Los trabajos llaman la atención de vecinos como Eustaquio Soto, quien aprecia la diferencia: “Con lo poco que se ha hecho, ahora sí tenemos la impresión de que la trocha en el futuro estará convertida en una buena carretera”.

Por secciones. El miércoles, La Nación constató que las obras se desarrollan por secciones. El primer segmento va de Tiricias al río Infiernillo, y el segundo, de Tiricias al mojón limítrofe 1, en dirección a San Isidro de Pocosol.

Varias cuadrillas se encargan de la construcción de cunetas a escasos 50 metros de la margen costarricense del río San Juan, en la frontera con Nicaragua.

Otros obreros construyen canales para recoger las aguas de las partes altas, de manera que estas desemboquen en el cauce del río nicaraguense.

En forma simultánea, otro grupo se dedica a colocar alcantarillas de concreto de mayor diámetro para sustituir las de PVC que colapsaron con las primeras lluvias del invierno del año pasado.

Gracias a las nuevas alcantarillas, se restablecieron pasos que quedaron interrumpidos en julio pasado y, con maquinaria pesada, se amplían y aseguran rellenos.

En cuanto a los taludes, Meco coloca mallas especiales para evitar derrumbes sobre el camino y sobre los ríos. Así se reduce la posibilidad de daños ambientales.

En la temporada lluviosa del 2012, Tiricias fue la parte más afectada por los derrumbes de árboles y de tierra que se desprendieron de las partes altas en la vía. Los trabajos de estabilización pretenden que esa situación no se repita.

En la zona, también hay presencia de personal de Conavi que sigue muy de cerca las labores.

Reforestación. Por otra parte, en Tiricias se ejecuta un plan de gestión ambiental que involucra a la Comisión de Desarrollo Forestal de la Zona Norte y al Ministerio de Ambiente y Energía.

PUBLICIDAD

La iniciativa comprende dos labores específicas: siembra de árboles y recuperación de la cobertura vegetal en los taludes.

El plan incluye la siembra de unos 27.000 árboles nativos de la zona y en esta tarea participan 750 voluntarios de varias localidades.

En cuanto a la recuperación de la cobertura en los taludes, se ha trabajado en la siembra de material vegetal que rápidamente cubre los sitios tratados para evitar la erosión y el arrastre de sedimentos.

La construcción de la trocha, de 160 kilómetros, se inició en diciembre del 2010 a raíz del conflicto con Nicaragua por isla Calero.

La obra se hizo de emergencia sin planos y fue suspendida en el primer semestre del 2012, cuando el Gobierno denunció supuestos actos de corrupción por parte de funcionarios del Conavi.

  • Comparta este artículo
Nacional

Trocha fronteriza con Nicaragua cambia de cara con obras de recuperación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota