Nacional

Análisis de Presidencia concluye que tiene facultad para hacerlo

Luis Guillermo Solís abre vía para anular vetos de otros presidentes

Actualizado el 01 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Mandatario anuló freno de Arias a plan que cede una calle josefina a artesanos

Informe alega que tres gobernantes revirtieron medidas de antecesores

Nacional

Luis Guillermo Solís abre vía para anular vetos de otros presidentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Luis Guillermo Solís visitó ayer el mercado de artesanías de la calle 13 bis, en San José, en compañía del exdiputado José Manuel Echandi. | ALBERT MARÍN

El presidente Luis Guillermo Solís abrió ayer el camino para anular los vetos de otros mandatarios de la República, una práctica a la que no se había echado mano en los últimos 32 años.

Solís llegó ayer al mercado de artesanía, en calle 13 bis, San José, para anunciar que eliminó el veto que el entonces gobernante Óscar Arias emitió el 5 de agosto del 2009 para un plan de ley que les otorgaba la vía a los vendedores.

De esta forma, Solís revivió un proyecto de ley que entrega a los artesanos la calle que pasa a un costado de la fundación que lleva el nombre de Arias y que estuvo congelado por cinco años.

Pero esa no es la única consecuencia de la acción de Solís.

Según el director jurídico de la Presidencia, Marvin Carvajal, así como se eliminó el veto sobre la iniciativa para los artesanos, Solís podrá anular cualquier otro veto emitido por otros gobernantes.

“Lo que este levantamiento nos demuestra es que es posible, que está en las facultades del Presidente”, explicó Carvajal.

El funcionario estuvo al frente del estudio jurídico que determinó la validez del instrumento legal.

De acuerdo con Carvajal, abogado constitucionalista, exletrado de la Sala IV y exdirector de la Escuela Judicial, hay antecedentes que afianzan la medida: tres presidentes en el pasado echaron mano del levantamiento del veto.

El primer registro se remite a 1966, cuando José Joaquín Trejos levantó un veto a un plan de ley reguladora de la jurisdicción contencioso administrativa.

A esto se suma una iniciativa de ley de derechos de autor vetada por el gobierno de Rodrigo Carazo (1978–1982) y revivida por Luis Alberto Monge en 1982.

Hay un tercer proyecto de ley que pasó por el levantamiento; sin embargo, Carvajal no precisó cuál.

El abogado afianzó su criterio en un voto de la Sala Constitucional de 1992, que señala que la potestad de imponer un veto por parte de un gobernante es equivalente a la de otro de eliminarlo.

Dudas y expectativas. La decisión de Solís llamó la atención en cuanto a sus repercusiones futuras.

Carlos Roverssi, exministro de Comunicación del gobierno de Laura Chinchilla, afirmó que la acción de eliminar un veto debilita la seguridad jurídica de las decisiones adoptadas por los mandatarios de turno.

“Es una decisión muy peligrosa que elimina la seguridad jurídica de las decisiones que toma un Gobierno. Es un tema que apenas empieza, me imagino que en los próximos días eso se irá a la Sala IV para discusión”, dijo Roverssi.

La mandataria vetó cuatro planes: uno para conceder derechos prejubilatorios a funcionarios del Incofer; otro a un plan relacionado con los derechos a fotocopiar; un tercero para generar derechos a favor de los enfermos celíacos y, finalmente, una reforma integral al Código Procesal Laboral.

Esta última, planteada para agilizar los juicios laborales, adquirió más elementos en el Congreso. El texto final, aprobado en octubre del 2012 terminó por incluir reformas que permiten las huelgas en servicios públicos esenciales, como seguridad y salud.

Esta situación llevó a Chinchilla a vetar el proyecto.

Previo a asumir el poder el 8 de mayo, Solís acordó con el partido Frente Amplio revisar la posibilidad de eliminar el veto a este plan.

El mandatario pidió un año de tiempo para estudiar si podía o no levantar un veto. La acción de ayer, al remover el veto de Arias, deja claro que Solís podría proceder de igual forma con otros vetos, como el de la reforma Procesal Laboral.

Ayer fue imposible repreguntar al presidente por esta opción. El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, evitó referirse al respecto. Dijo, por medio de la oficina de prensa de la Presidencia, que es una decisión exclusiva de Solís.

El excandidato y exdiputado del Frente Amplio, José María Villalta, manifestó que esperarían a que Solís levante el veto, pues siempre estuvieron seguros de la posibilidad jurídica de hacerlo.

Para el ministro de Trabajo, Víctor Morales, es posible aplicar esa medida a la reforma laboral, pero únicamente si no se encuentra una solución alternativa en el Congreso.

  • Comparta este artículo
Nacional

Luis Guillermo Solís abre vía para anular vetos de otros presidentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Mata

emata@nacion.com

Periodista de Política

Periodista de Política. Bachiller en Periodismo por la Universidad Latina. Cronista parlamentario y reportero de investigación premiado por el TSE, la Defensoría de los Habitantes y colaborador de medios internacionales.

Ver comentarios
Regresar a la nota