Nacional

Presidente de China Xi Jinping probó arracache y empanadas de chiverre

Actualizado el 04 de junio de 2013 a las 12:00 am

Nacional

Presidente de China Xi Jinping probó arracache y empanadas de chiverre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Don Marco Tulio Zamora, de 77 años de edad, caminaba al frente con los brazos enlazados hacia atrás, a la altura de la faja, con camisa a rayas de manga corta y sombrero, y la mirada clavada en el trillo de su propio cafetal.

Al lado, siguiendo su paso, iba ayer el hombre que gobierna a 1.300 millones de almas, el presidente de China, Xi Jinping.

Apenas el 13 marzo, frente a Xi desfiló, con coordinación precisa, parte del Ejército de 800.000 hombres, en la toma de posesión del Gobierno de esa nación.

Ayer, lo único que rodeaba a Xi con gran precisión era un ejército de matas de café, donde el comandante y jefe era Zamora, quien las sembró y cuida en el barrio El Socorro, ubicado en Santo Domingo de Heredia.

Xi y su esposa, Peng Liyuan, llegaron a las 3:55 p. m. a la casa de Zamora y Ruth Calvo, su esposa, justo para la hora del café.

Después de realizada la caminata por el cafetal, doña Ruth tomó la batuta del encuentro.

Tortillas calientes, olla de arracache y, dentro de dos canastitas de mimbre cubiertas con un paño, bizcochos de maíz y empanadas de chiverre, todo hecho por doña Ruth.

Xi no lo pensó dos veces y probó una empanada de chiverre. Antes, partió una por la mitad y se la entregó a su esposa. Ambos expresaron con su rostro que les gustó.

“Vi como que el chiverre les hizo más gracia, aunque probaron de todo”, dijo don Tulio, mientras sus ojos vidriosos delataban la emoción de ver tanta gente en la finca.

Los invitados probaron una taza de café chorreado en bolsa y, sentados en la galera, estuvieron acompañados del matrimonio cafetalero, sus cinco hijos y tres nietos.

“Hoy he probado un café muy bueno. En la noche, durante la cena, se lo diré a la señora presidenta”, afirmó Xi a los presentes, mediante un traductor.

El mandatario chino y su esposa salieron encantados de la finca y asombrados con el aroma del cafeto floreado.

Xi le regaló al matrimonio un cuadro con una imagen de la Muralla china y tabletas para los nietos. Ellos le entregaron un chorreador de café y un campesino tallado en madera.

  • Comparta este artículo
Nacional

Presidente de China Xi Jinping probó arracache y empanadas de chiverre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota