Nacional

PLN y PUSC aceptan el llamado al diálogo de Luis Guillermo Solís, pero no sus ataques.

Actualizado el 30 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Nacional

PLN y PUSC aceptan el llamado al diálogo de Luis Guillermo Solís, pero no sus ataques.

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El PLN y el PUSC aceptan la invitación al diálogo que les hizo el presidente Luis Guillermo Solís durante la presentación del informe de los 100 días el jueves, en el Teatro Popular Melico Salazar.

El presidente del Partido Liberación Nacional (PLN), Bernal Jiménez, aseguró que ese llamado fue lo más positivo del discurso presidencial.

Rodolfo Piza, secretario general del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), le dio también la máxima relevancia a ese guiño del Ejecutivo.

Empero, ambos líderes rechazaron de forma tajante que los gobiernos de sus partidos políticos tengan culpa alguna en lo que el mandatario calificó como irresponsabilidad “de quienes han dirigido la nave del Estado”.

Jiménez tildó el señalamiento de Solís como “temerario”, pues dijo que ni Óscar Arias (presidente entre del 2006 al 2010) ni Laura Chinchilla (2010-2014) irrespetaron la Constitución Política.

“En cambio, en solo 90 días, ya el presidente cometió una infracción constitucional al nombrar a un obispo luterano (Melvin Jiménez) como el ministro de la Presidencia”, sostuvo el jerarca del PLN.

“El PUSC no se da por aludido. Los temas que deba denunciar hay que tramitarlos ante el Ministerio Público y la Contraloría”, dijo, por su parte, Rodolfo Piza.

Los demás partidos con representación en el Congreso aceptan el llamado a “retomar en nuevos términos el diálogo”, pero exigen que sea abierto a las recomendaciones y propuestas.

La presidenta del Frente Amplio, la diputada Patricia Mora, enfatizó que, precisamente, al discurso de Solís le faltaron las propuestas puntuales para resolver problemas específicos.

El libertario Otto Guevara, por otra parte, recalcó que al Ejecutivo le hace falta mejorar la comunicación con las fracciones políticas.

El diputado Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana cree que al presidente le falta ir más allá de los temas particulares, para entrar en discusiones sobre transformaciones estructurales del Estado costarricense.“Ya pasó la época de las palabras, los diagnósticos y los simbolismos. Urge un cambio de realidad”, dijo.Redondo añadió que, en varios de los puntos que enumeró Solís en su informe, ya hay proyectos de ley presentados en el Congreso, algunos de ellos de su propia mano.

  • Comparta este artículo
Nacional

PLN y PUSC aceptan el llamado al diálogo de Luis Guillermo Solís, pero no sus ataques.

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aarón Sequeira

aaron.sequeira@nacion.com

Periodista de Política

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica. Investiga y escribe sobre negociaciones políticas, pactos partidarios y proyectos de ley de impacto nacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota