Nacional

Partido pidió a abogado certificar 395 cartas para pedir datos de votación al TSE

PAC pagó ¢2 millones por trámite que pudo costarle ¢5.000

Actualizado el 23 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Actual ministra de Planificación firmó documentos; alega que fue una víctima

Nacional

PAC pagó ¢2 millones por trámite que pudo costarle ¢5.000

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Olga M. Sánchez (centro), hoy ministra de Planificación, fue secretaria general del PAC en la campaña  de Luis Gmo. Solís. A la izquierda, la primera dama, Mercedes Peñas. A la derecha, el exdiputado Alberto Salom.  |  ARCHIVO.
ampliar
Olga M. Sánchez (centro), hoy ministra de Planificación, fue secretaria general del PAC en la campaña de Luis Gmo. Solís. A la izquierda, la primera dama, Mercedes Peñas. A la derecha, el exdiputado Alberto Salom. | ARCHIVO.

El Partido Acción Ciudadana (PAC) desembolsó casi ¢2 millones en la pasada campaña por un trámite que le pudo costar ¢5.000.

La agrupación pagó esa suma para solicitar al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) el padrón registro y el resultado de 395 mesas receptoras de votos de las votaciones del 2 de febrero.

¿Por qué pagó ¢2.000.000 para obtener esa información aunque el TSE la suministraba de forma gratuita? Porque, para pedir los datos, el PAC decidió enviar una carta, por cada mesa, firmada por la entonces secretaria general y actual ministra de Planificación, Olga Marta Sánchez, además, certificadas por un abogado.

Por el trámite de autentificación, el abogado, asesor y también dirigente de la agrupación, Jorge Sibaja Rodríguez, recibió en total ¢1.975.000, pues cobró ¢5.000 por cada una de las 395 notas.

Esto, pese a que la agrupación pudo elaborar una sola carta, certificada, para pedir el resultado de las mesas de su interés, lo que le habría costado solo ¢5.000.

El PAC solicitó los documentos al TSE en un lapso de 11 días, entre el 5 y el 16 de febrero, como parte del “proceso de escrutinio y conteo manual de los votos”. En un solo día, el 14 de febrero, Sánchez firmó 197 cartas.

Aunado a ello, hasta ahora el Partido no ha reclamado la documentación, a pesar de varios recordatorios de la Dirección de Registro Electoral del Tribunal.

Los casi ¢2 millones forman parte de los ¢117 millones que Sibaja devengó por autentificar rúbricas en trámites que el TSE había advertido de que eran innecesarios.

Desde el pasado 3 de setiembre, Sibaja descuenta dos meses de prisión preventiva debido a una investigación judicial por un supuesto intento de estafa en perjuicio de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Mal asesorada. Olga Marta Sánchez asegura que fue víctima de “una asesoría interesada” de parte de Sibaja y que ella no tenía conocimiento de cuál era el procedimiento para obtener la información del TSE. Reconoció haberse sorprendido por la cantidad de documentos por firmar, pero no lo cuestionó.

“Se le depositó toda la confianza como asesor (a Sibaja); al final, él faltó a sus principios éticos”, manifestó la actual ministra.

Insistió en que rubricó las 395 cartas porque Sibaja le dijo que era necesario para vigilar el escrutinio electoral.

El director de Registro Electoral del Tribunal, Héctor Fernández, no ocultó su asombro cuando se enteró de que el PAC gestionó la información mesa por mesa, pues, si bien no existe ninguna prohibición, tampoco es usual.

“No existe ningún impedimento, ni ninguna directriz del TSE en el sentido de si la gestión se debe hacer por separado o se hacen juntas, ya depende del gestionando (…). Esto no muchos lo piden; hay que ver para que lo quieren”, aseveró Fernández.

“Nos extraña, porque todas son solicitudes independientes, firmadas por la misma persona”, agregó el funcionario.

  • Comparta este artículo
Nacional

PAC pagó ¢2 millones por trámite que pudo costarle ¢5.000

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota