Nacional

Ottón Solís dejó de ser un jinete sin caballo

Actualizado el 27 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Nacional

Ottón Solís dejó de ser un jinete sin caballo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ottón Solís el 7 de febrero del 2010, cuando reconoció la derrota electoral y dijo que no volvería a postularse. Nadie pensaba entonces en una curul. | LN
ampliar
Ottón Solís el 7 de febrero del 2010, cuando reconoció la derrota electoral y dijo que no volvería a postularse. Nadie pensaba entonces en una curul. | LN

El domingo 7 de febrero, minutos después de reconocer una nueva derrota electoral, Ottón Solís dijo que no volvería a ser candidato presidencial, que se bajaba del caballo para siempre. Pero no dijo nada de postularse por uno de los 57 escaños legislativos.

El mordaz economista de 59 años no imaginaba lo que iba a ocurrir. El Partido Acción Ciudadana, su soñado PAC, se sumiría en una lucha de tendencias entre conservadores y reformistas.

Él recobraría su vida de académico y de finquero, ejerciendo la política de manera informal. Lo hizo apoyando el plan fiscal de Laura Chinchilla en el 2011 y cada vez que un medio de comunicación le pedía opiniones o que veía un tema para comentar en largos textos de “feisbúc”, como pronuncia él.

El partido se alió con otros y él lo criticó en público. El partido tanteó una coalición para la campaña electoral y él fue escéptico. Unirse a otros implicaba necesariamente relativizar aspectos de forma y de fondo que Ottón Solís no estaba dispuesto a ceder. Sobre todo en ética y austeridad se reconoce radical, algo que muchos le critican.

Tampoco quiso expresar simpatía por ninguno de los precandidatos y prometió que apoyaría al que ganara, aunque era clara su divergencia con Juan Carlos Mendoza.

Este perdió en la convención de julio por 113 votos en una elección poco concurrida contra Luis Guillermo Solís, un desconocido para el grueso de la población.

Pero desde antes había surgido la idea de que Ottón Solís fuera diputado. Él dice que se lo plantearon varias personas, incluido un alto miembro del Poder Judicial cercano a él, pero que solo se lo tomó en serio este miércoles a las 6 p.m.

Ahí fue cuando se lo pidió en persona Luis Guillermo Solís, dedicado a dos tareas igual de urgentes: hacer notar al PAC en el electorado y reconciliar a la ‘familia PAC’.

Esa reunión ocurrió en la casa de Ottón Solís. El candidato visitó el candidato y conversaron en la sala donde sobresale un cuadro que parece una metáfora política: una montura colgada, sin caballo.

Ahora el jinete Ottón Solís tiene caballo. Es candidato a diputado después de haber conversado con su familia y entenderse con Luis Guillermo Solís, quien hace meses clamaba para que el fundador dejara a otro llevar las riendas del PAC.

PUBLICIDAD

¿Cuánto puede ayudar Ottón Solís al PAC en su faceta de probable diputado? Está por verse. Él alcanzó 646.000 votos en el 2006 cuando se enfrentó a Óscar Arias y perdió por solo 18.000 votos. Eran tiempos de polarización y el PAC obtuvo cinco diputados en San José.

En el 2006 quedó en segundo y el PAC sacó cuatro diputados en la provincia. Parece seguro que Ottón Solís volverá a Cuesta de Moras, donde ya estuvo como militante de Liberación Nacional.

Un Solís y otro no coinciden en todo, pero las circunstancias del PAC los obligan a sobreponerse. Anoche se abrazaron ante las cámaras. Cámaras y acción.

  • Comparta este artículo
Nacional

Ottón Solís dejó de ser un jinete sin caballo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota