Nacional

Diputado oficializó su postulación ante sus compañeros diputados

Óscar López se presenta como candidato a la presidencia del Congreso

Actualizado el 24 de abril de 2017 a las 08:17 pm

Asegura que no bloquearía propuestas de otros diputados, aunque vayan en contra de su código moral

Polémico legislador también está acompañado de un pasado lleno de denuncias del TSE 

Nacional

Óscar López se presenta como candidato a la presidencia del Congreso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En octubre del 2015 Óscar López, presidente y diputado del PASE, dijo que él prestará el dinero al Partido para publicar en un diario de circulación nacional los estados financieros y la lista de donantes como exige el TSE. (Alonso Tenorio )

El motivador, abogado y diputado por el PASE, Óscar López, está de campaña en busca de los votos necesarios para ser presidente del Congreso.

El legislador, de 46 años, licenciado en derecho por la Universidad Cristiana del Sur, fundada por el exdiputado Justo Orozco, levanta la mano y se compromete a no ser candidato a la Presidencia de la República, con lo que calificaría como aspirante de la oposición para aspirar a presidir el cuerpo de diputados. 

"Respeto, acepto y me avengo sin condicionamientos a lo mencionado por varios diputados, sobre abstenerme de asumir una candidatura presidencial para las elecciones presidenciales 2018, en caso de resultar electo por sus Señorías el próximo 1°. de mayo", anunció en sus redes sociales y a través de un comunicado de prensa, en un documento en el cual plantea de manera formal su aspiración. 

López levanta la mano en medio de la incertidumbre que pesa sobre la oposición, que por primera vez en el actual periodo 2014-2018, presenta un hueco en la papeleta para la elección del Directorio legislativo, fechada para el 1.° de mayo. 

En el oficialismo, el Partido Acción Ciudadana (PAC) le dio luz verde a Ottón Solís, diputado fundador de esa agrupación, polémico por sus postura de recorte al gasto público y su discurso sobre la ética.

El diputado, popular por su verbo incendiario y sus extrañas fotografías en redes sociales, es, además, el único diputado no vidente en el plenario. 

En la acera opositora, conformada por ocho bancadas y dos diputados independientes, las dudas ponen cuesta arriba la conformación de una papeleta con la cual enfrentarse al diputado Solís. 

Un acuerdo verbal, mediante el cual las bancadas opositoras ganaron la elección el 1.° de mayo pasado, planteaba la posibilidad de que para este, el último año de los actuales diputados, se diera espacio a uno de los legisladores de las llamadas bancadas minoritarias. 

Sin embargo, el PLN, la bancada con mayor cantidad de diputados en el Congreso (18 de 57), vetó la posibilidad de que el próximo candidato opositor sea también candidato a la presidencia de la República. 

Esta situación deja por fuera al fundador y diputado del Partido Movimiento Libertario, Otto Guevara, quien se postula por quinta vez para asumir la presidencia de la República, esto si gana las elecciones internas de su agrupación frente a la también diputada Natalia Díaz Quintana. 

De ahí que la disputa está abierta y, hasta ahora, nadie en la oposición pone su nombre a pelear. Al menos en público. 

Otro de los diputados que podría entrar en la pelea, es el legislador de Renovación Costarricense, Gonzalo Ramírez, pero ante la pregunta, el pastor evangélico afirmó que no ha pensado en esa posibilidad.

López pide campo para presidir el Congreso como único diputado del PASE, la agrupación política que fundó a finales del 2004, dirigida a ganar la simpatía de la ciudadanía bajo el discurso de defender los derechos de las personas con algún tipo de discapacidad.

Con el PASE ya había sido diputado en el periodo 2006-2010. También se postuló a la presidencia de la República para el periodo 2010-2014, cuando su agrupación consiguió cuatro diputados. 

Su posición frente a temas de derechos humanos se acerca más a la de los diputados de otras bancadas evangélicas, como Restauración Nacional y Renovación Costarricense, con quienes comparte posiciones radicales en materia de aborto y las uniones gays.

Es un declarado crítico del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), entidad que a su criterio debería ser cerrada. Esta posición le ha valido enfrentamientos directos con otros diputados e incluso con la ministra de la Condición de la Mujer, Alejandra Mora, quien en julio del año pasado lo calificó como un promulgador de antivalores. 

"El discurso de este señor puede ser usado en la academia, pues él logro sintetizar en tres minutos todos los antivalores referentes a la igualdad de una sociedad que se precia de ser inclusiva", afirmó Mora en julio pasado.

A pesar de estas posiciones, como parte de su campaña, el legislador, asegura que respetará las posiciones de los otros congresistas, en caso de ser elegido presidente. 

"Me comprometo a no usar el digno cargo de Presidente de la Asamblea Legislativa para obstruir, obstaculizar o mocionar en contra de ningún proyecto impulsado por cualesquiera de los restantes 56 diputados, aunque se trate de proyectos que constriñan mi posición moral o ideológica, la cual no variará, pero no por ello yo jamás evitaría desde la Presidencia del Congreso que se discutan ampliamente y se sometan a votación, proyectos postergados en el Parlamento, incluyendo temas al amparo de los Derechos Humanos, como por ejemplo: asuntos de igualdad de género, sociedades de convivencia, maltrato animal, asuntos Ffiscales, temas pro-vida y familia y demás proyectos que por ser polémicos, se les ha rehuido su discusión (sic)", señaló en el documento circulado hoy.

López, polémico.

En 2010, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) planteó una denuncia ante la Fiscalía, la cual lo vinculaba con manejos irregulares de dineros de la campaña presidencial de ese año. 

El hoy legislador aseguró que su condición de no vidente le impedía participar de una situación relacionada con el manejo del dinero del Partido. Ese proceso continúa bajo investigación. 

Este tipo de escándalos han seguido al PASE durante la presente década. Al legislador se le siguen causas por falsificación de documentos públicos y auténticos, peculado, falsedad ideológica y estafa, de acuerdo con datos aportados por la oficina de prensa del Ministerio Público, sin precisar los hechos.

López además enfrenta una demanda por denuncia calumniosa.

Las pesquisas se iniciaron a raíz de denuncias presentadas entre el 2012 y el 2013 por parte del TSE y por expartidarios de esa agrupación.

En octubre del 2015, el TSE ordenó frenar el pago de ¢115,5 millones al Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), correspondientes a la deuda política de la elección nacional del 2014.

Lo anterior por cuanto la agrupación habría violado el artículo 135 del Código Electoral y desde el 2013 incumplía la obligación de publicar en un diario de circulación nacional la información financiera y la lista con los nombres de sus donantes.

LEA: TSE ordena frenar pago de deuda política al PASE

Por esa falta el PASE fue sancionado, en junio de ese año, con una multa de ¢3 millones y, de hecho, no cumplió con el pago, por lo que la suma fue descontada de la contribución estatal. Así consta en el archivo digital de este diario. 

Sus choques también incluyen la intimidación. Con dos meses escasos como diputado en este periodo, el legislador sostuvo un enfrentamiento con el productor radiofónico Marvin Sandí. 

Producto del encontronazo, el congresista advirtió a varias instituciones públicas de que las demandaría si no retiraban su pauta publicitaria del programa radiofónico producido por Sandí. 

El legislador utilizó papel membretado de la Asamblea Legislativa para hacer la advertencia.

  • Comparta este artículo
Nacional

Óscar López se presenta como candidato a la presidencia del Congreso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota