Nacional

Nuevo secretario general del PLN: ‘Mi estilo no es de tirar piedras como los fariseos’

Actualizado el 16 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Nacional

Nuevo secretario general del PLN: ‘Mi estilo no es de tirar piedras como los fariseos’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Fernando Zamora, es doctor en Derecho y máster en Teología. MAYELA LÓPEZ

Fernando Zamora Castellanos es un habitual dentro del Partido Liberación Nacional (PLN), aunque nuevo para el público general. Quedó electo secretario general de la agrupación que, admite, necesita unir los trozos.

Es doctor en Derecho y máster en Teología, pero resta valor a este último. Milita en el PLN desde adolescente y asumirá funciones el 16 de marzo, junto con José María Figueres, electo presidente.

Dice –en esta entrevista por teléfono– que no está para hacer grandes críticas al PLN, que confía en que Figueres no lo utilice como catapulta electoral y que el exmandatario tiene todas las calidades para ser el rostro del mayor partido opositor.

¿Cuál es el parte médico que hace usted de su partido?

El paciente requiere una dosis de reconciliación y de fraternidad y unión partidaria. Toda lucha política siempre implica diferencias que deben ser saldadas.

Copartidarios suyos han hablado de canibalismo en el PLN.

¿Pretenden un partido dictatorial y monolítico como los comunistas? Si el Partido es democrático, deben existir luchas internas.

¿Por qué dicen ustedes que el PLN es el partido más grande?

La grandeza no es resultado solo del termómetro de las encuestas, sino de la historia del resultado y de la obra.

¿Habla de la historia reciente, en la última década?

Bueno, es que en los últimos 10 años hay cosas que se han hecho bien y sigue siendo grande.

Dígamos dos de esas obras.

La promoción de la actividad productiva de alta tecnología, que es indudablemente iniciativa de gobiernos liberacionistas.

¿Se le critica más al PLN por ser el partido más tradicional?

Bueno, lo que Costa Rica requiere con urgencia es mejorar la cultura nacional. Mucho se le achaca a gobiernos de Liberación y no necesariamente es así.

Deme tres razones de por qué el PLN perdió así en el 2014.

Indudablemente, una de las razones es el desgaste que implica el ejercicio del poder. Ningún partido ha logrado mantenerse en el poder por 12 años en la Costa Rica moderna. Los partidos que lo han logrado en otros países son los que se montan en el populismo y el clientelismo, como Fujimori en Perú o Chávez en Venezuela.

PUBLICIDAD

¿Razones adicionales?

Esa es la fundamental, pero muchas veces se sobredimensionan otras razones que no se justifican. Por ejemplo, el tema de la corrupción. Si analiza, los grandes escándalos, como el de la trocha fronteriza… los imputados son mandos medios, no los líderes del Partido que dirige al país.

Parece poco autocrítico.

Soy muy crítico en que debemos insuflar nuevos ideales. Mi estilo no es de tirar piedras como los fariseos a la Verónica. No me verás haciendo grandes críticas.

¿No vive el PLN una crisis?

Reconozco que tenemos problemas, pero soy optimista. Admito que necesitamos un espíritu de reconciliación y, además, son necesarios nuevos ideales. Lo nuestro es un asunto de elevar la fuerza moral del Partido.

El peso político de don José María y lo que pretende, ¿es compatible con su propuesta?

No entiendo. A qué se refiere con lo que él pretende.

Usted lo oyó proponer planes a 30 días, a 60 y a 90 días, ideas sobre cómo debe ser el Partido… ¿Son compatibles?

Absolutamente. Vamos a trabajar en absoluta unidad. Bueno, entendiendo que yo voy a ser celoso con mis responsabilidades.

¿Vigilará usted que don José María no utilice el Partido como una plataforma de un eventual proyecto electoral propio?

Tengo la confianza de que no vaya a ser así. Lo que él me ha dicho es que no lo tiene en su agenda. Por lo menos eso me ha dicho.

¿Lo denunciaría usted?

Bueno, yo confío en que así será y que no tenga que verme en un tipo de situación incómoda.

¿Lo denunciaría?

Mi responsabilidad es cumplir a cabalidad con mis funciones, según los estatutos del Partido.

Sabemos que don José María lo apoyó a usted como secretario general en los últimos días, pero al principio no. Él prefería otro.

Correcto. Es exactamente así.

¿No es figuerista entonces?

Soy el secretario general de los liberacionistas. Tengo excelente relación con todos los expresidentes; mi objetivo será unirlos.

Después del caso Alcatel, ¿cree usted que don José María puede ser el rostro del PLN?

Jamás sería yo tan irresponsable de hacer señalamientos donde ni las autoridades las han hecho. Eso responde su pregunta.

PUBLICIDAD

¿Está él moralmente habilitado para ser la cara del Partido?

Es que él no tiene ningún cuestionamiento de tipo judicial que lo inhabilite moralmente.

Lo judicial y lo moral…

Soy abogado constitucionalista y, como tal, creo en el principio de la inocencia de las personas.

¿Por qué le tienen a usted la etiqueta de conservador?

Bueno, en realidad no sé qué quieren decir. Muchas veces en la historia defender valores puede ser lo revolucionario.

¿Qué valores defiende?

Los valores que siempre he defendido, los constitucionales como abogado constitucionalista.

¿Por qué integra usted la Comisión de Bioética que asesora a la Conferencia Episcopal?

Bueno, por mi formación en Derecho Constitucional he escrito y publicado obras sobre temas bioéticos y por eso me llamaron de la Conferencia Episcopal.

¿Sus valores coinciden con los de la Conferencia Episcopal?

Estoy ahí por la defensa de valores constitucionales, pero tengo claro que mis opiniones personales… yo ahora tengo un cargo institucional y mis posiciones personales no son del Partido.

Y si cambian la Constitución e introducen, digamos, la eutanasia, ¿la defendería también?

Bueno, en realidad mi obligación sería hacerlo, pero tenga por seguro que soy un hombre de principios y convicciones y lucharé para que prevalezcan, aunque eso sea ajeno a mi función de secretario general del PLN.

¿Por qué cree que se calificó mal el gobierno de doña Laura?

Mire, eso… probablemente uno de los factores fue la crisis económica mundial. Eso es muy duro y creo que el desgaste de un mismo partido jugó mucho, pero, sobre todo, las consecuencias de la crisis del 2008 y 2009, que llegaron durante el gobierno de doña Laura. Por eso no tuvo la excelente calificación que esperamos.

Dice Óscar Arias que el PLN es más grande que esa Asamblea que eligió presidente a Figueres y que tal decisión no necesariamente representa lo que quieren los liberacionistas. ¿Acierta?

Bueno, no se equivoca en que el PLN es más que la Asamblea, pero sobre lo segundo no puedo responder porque no lo sé.

Decía usted que su mayor objetivo inmediato es la reconciliación del PLN, pero las críticas de Arias a la elección de Figueres no parecen ser un buen inicio.

Bueno, para lograr ese objetivo voy a aplicar las mismas armas que el expresidente Arias ha utilizado: el diálogo para tender puentes y no murallas. Eso no lo dice el doctor Fernando Zamora, lo dijo el doctor Óscar Arias.

Eso predica, pero ahora protagoniza una división ¿Cierto?

Estoy seguro de que él va a ser consecuente con su prédica y sabrá dialogar y escuchar.

La última pregunta, que quizá debió ser primera: ¿por qué usted decidió meterse en esto?

La razón fundamental: por mis hijos. Me preocupa el rumbo del país, aunque estaba muy tranquilo en mi oficina privada de abogado constitucionalista.

  • Comparta este artículo
Nacional

Nuevo secretario general del PLN: ‘Mi estilo no es de tirar piedras como los fariseos’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota