Nacional

Luis Guillermo Solís come brócoli al pie del Turrialba para disipar dudas sobre cultivos

Actualizado el 06 de noviembre de 2014 a las 11:14 am

Nacional

Luis Guillermo Solís come brócoli al pie del Turrialba para disipar dudas sobre cultivos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El presidente Luis Guillermo Solís llegó esta mañana a las faldas del volcán Turrialba para inspeccionar el estado de la zona afectada por las erupciones y, para garantizar al público que los productos agrícolas están limpios, mordió un brócoli.

Lo hizo en el hotel Turrialba Lodge, a seis kilómetros de la entrada del parque nacional, al tiempo que el ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz, aseguró que los cultivos de coliflor, zanahora, repollo y cebolla no han sido afectados por la ceniza ni por agente tóxico alguno.

De hecho, el mandatario recibió reclamos de lugareños que sienten que las alertas han alejado a compradores de productos y a turistas.

Gobierno visita zonas aledañas al Volcán Turrialba (María Luisa Madrigal)

Tony Lachner, dueño del Turrialba Lodge, le pidió al presidente que las autoridades no escandalicen a la gente y le solicitó que no haya “figurines que quieran robar cámara”, asustando a la población.

Denunció, además, que hay vecinos de la zona que hacen de baquianos para llevar a personas de San José y Cartago a las cercanías del volcán en las zonas restringidas por los anillos de seguridad. Esa versión la ratificó el administrador del parque nacional, Miguel Salazar.

Solís le tomó la palabra al hotelero e hizo un llamado a los ciudadanos para que sigan visitando la zona, siempre que respeten los anillos de contención.

Geólogos y vulcanólogos de la Universidad de Costa Rica (UCR), como Gino González, afirmaron que la actividad del volcán ha disminuido, pero se mantiene el lanzamiento de piedras y cerniza, y no descartan nuevas erupciones.

Solís también se mostró preocupado por el estado de un camino de 25 kilómetros, entre el volcán y Pacayas, que serviría como ruta alterna de escape en caso de emergencia hacia Cartago.

Se trata de la ruta 417, que estaba incluida en un contrato de mantenimiento del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) de ¢400 millones. Aunque se han ejecutado ¢290 millones, la ruta está en muy mal estado. El ministro de Obras Públicas, Carlos Segnini, dijo desconocer las razones.

  • Comparta este artículo
Nacional

Luis Guillermo Solís come brócoli al pie del Turrialba para disipar dudas sobre cultivos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota