Nacional

Hija de los Ortega-Murillo: La migración de Nicaragua hacia Costa Rica se agravará

Actualizado el 11 de agosto de 2016 a las 12:00 am

Nacional

Hija de los Ortega-Murillo: La migración de Nicaragua hacia Costa Rica se agravará

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Zoilamérica, hijastra de Daniel Ortega: 'Nicaragua necesita ser reconocida como un lugar donde reina la ilegitimidad´ (René Valenzuela)

Desde su “autoexilio” en San José, la hija del matrimonio que gobierna Nicaragua opina que la concentración de poder que ostentan su madre y su padrastro tendrá efectos en Costa Rica.

Zoilamérica Ortega Murillo, socióloga de 45 años, se radicó aquí hace tres años, cuando el gobierno sandinista expulsó a su pareja, un boliviano que trabajaba en la ONG que ella dirigía.

Para ese momento, Zoilamérica tenía 15 años de pelear judicialmente una denuncia por violación sexual en contra de su padrastro, Daniel Ortega, la cual se declaró prescrita en Managua.

LEA TAMBIÉN: Zoilamérica Ortega: 'Nicaragua necesita ser reconocida como un lugar donde reina la ilegitimidad'

Ahora que su madre, Rosario Murillo, fue designada candidata a la Vicepresidencia como compañera de fórmula para un tercer periodo consecutivo de Ortega, y que se destituye a diputados opositores, la hija se refiere a las consecuencias políticas:

¿De qué manera esta concentración de poder podría afectar a Costa Rica?

En el caso de los temas de Costa Rica, tengo un profundo agradecimiento por el país que me ha acogido, y quisiera que, al hablar de estos temas, lo más importante para mí es pensar en el medio millón de nicaragüenses que está aquí. No quisiera dar mi opinión sobre la forma en que se relacionan los Gobiernos, porque al final cada Gobierno tiene su agenda diplomática, pero así como Centroamérica está preocupada por las graves cifras de violencia en el Triángulo Norte, cualquier síntoma de falta de democracia en la región nos afecta a todos. 

De hecho, el Congreso costarricense emitió una nota de protesta y pidió a órganos internacionales investigar. El presidente de la República (Luis Guillermo Solís) también manifestó su preocupación. ¿Cuál es su opinión sobre la afectación que podría haber sobre esta migración económica de nicaragüenses a Costa Rica?

Yo pienso que los nicaragüenses que han llegado a Costa Rica, a la par de la gran ola migratoria que reciben en este momento, tienen luchas similares por integración y establecerse en condiciones de dignidad. En Costa Rica, es reconocido que se deben perfeccionar los espacios de participación para todo y eso sigue siendo un reto del cual me hago parte.

PUBLICIDAD

”Creo que el Estado costarricense ha reconocido que hay mucho que mejorar en este tema y, ojalá, lo más importante es que se tome conciencia de que hay relaciones entre Estados, en las cuales los ciudadanos no deben ser los más afectados”.

¿Para qué otras cosas puede dar esa complicidad (entre su madre y su padrastro)?

(Silencio) En la relación hacia mí, se puede evidenciar hasta dónde puede llegar el ser humano: faltar al vínculo que puede ser sagrado de una relación familiar. Por lo tanto, a todas luces, esto va a agravar la situación de Nicaragua, definitivamente, no podemos pensar que de esto se puede derivar un cambio. 

¿Ese agravamiento en la situación social de Nicaragua se vería reflejado en un incremento en la migración?

Yo creo que ya Costa Rica se ha vuelto un destino para nicaragüenses que son excluidos de políticas sociales y económicas, que si bien a veces, en cifras y estadísticas permiten ver a una Nicaragua mejorando, los beneficios de las políticas están supeditados a simpatías partidarias. Es decir, en Nicaragua, quien no comulga a nivel de barrio o comunidad con las estructuras partidarias, no puede ser beneficiario, y Costa Rica recibe a una cantidad de personas bajo esa condición.

”Al final, la exclusión de políticas establece una migración forzada, yo creo que definitivamente, en la medida en que la situación política se agrave, se van a agravar otras dimensiones de la vida”.

Cuando uno llega a Nicaragua por tierra o aire, lo primero que encuentra es la publicidad del Partido, “solidaria, cristiana”. ¿A qué apela eso? ¿Cómo se sigue apelando al cristianismo desde un partido político que tiene un emporio de medios de comunicación?

Eso es ostentación de poder, y la ostentación de poder ha venido cimentada en un mesianismo, en una práctica política que se sustenta en una percepción en la cual ha sido elegido mecánicamente para ser el líder del pueblo nicaragüense y eso amerita ser elevado y casi alabado.

”La megapublicidad, como se le conoce en el márquetin empresarial y político, tiene el fin de casi generar un efecto de omnipotencia, de supremo poder por la vía que sea. Y creo que mucha gente en Nicaragua, por lo doloroso que resulta ver al país salir de una dictadura y verla entrar a otra, ha optado por someterse por este poder de apariencia, que es un poder de imagen, pero que también puede llegar a hacer sentir muy pequeños a otros.

PUBLICIDAD

”Y tenemos que admitir que la violencia política nos ha afectado como pueblo, como país.

”Nos ha enfrentado unos a otros, nos ha debilitado. Sin embargo, eso jamás va a significar que Nicaragua siga dormida para siempre”. 

Están amenazando con partir el país en dos (con el canal interoceánico). ¿Cuán realista es ese proyecto?

No, definitivamente que el canal es un proyecto no posible. Pero surgió de la intención de ser el negocio más importante para la familia, para terminar de afirmar una suerte de enriquecimiento en años, durante el tiempo que dure la concesión.

”Sin embargo, creo que la fragilidad con la que tejen, incluso, la forma fraudulenta en que se establecen los vínculos políticos y comerciales, resultan poco sostenibles, y ni siquiera hemos podido ver, a nivel de espectáculo, alguna señal de que el proyecto arranca.

”Eso es una señal de cuán frágil fue todo el artificio que se pretendió hacer en torno al canal, y aun cuando se sigue planteando que se van a establecer ventajas económicas y comerciales, al menos en las partes de turismo en ese proyecto, definitivamente que el tiempo demuestra que ha habido una total torpeza en el planteamiento de este proyecto y cualquiera de sus etapas, ya no digamos de lo inconstitucional y lesivo para las comunidades y para la gente que ha visto afectados sus derechos”. 

Sin embargo, es inminente el triunfo de Ortega.

Tu pesimismo, ojalá no sea el de mucha gente. Yo creo que no vamos a esperar otros 45 años. Voy a regresar a una Nicaragua libre en menos tiempo de lo que creemos.

”Hay gente valiente allá y, además, yo confío mucho en que donde parece que no hay signos, estamos viendo los síntomas que denotan la profunda debilidad de este régimen y la absoluta ilegitimidad que está alcanzando”. 

A su juicio, ¿quién va a liberar a Nicaragua de los que se atribuyen haberla liberado?

No necesitamos héroes. Nicaragua no necesita héroes ni necesita salvadores, precisamente de eso hemos aprendido. ¿Y hoy quién va a salvar? Había una consigna de la Revolución (sandinista): ‘solo el pueblo salva al pueblo’, y pienso que, hoy más que nunca, eso sigue siendo un acto de esperanza y, por supuesto, hay liderazgos que no vemos en periódicos ni en protagonismo de la vida pública, pero que sí han sido capaces de articular.

”Vemos a una mujer ejemplar como doña Francisca Ramírez Torres encabezando su lucha contra el canal. Hay liderazgos en todas partes, hay liderazgo y una cultura que no necesita de caudillos. Nos han querido hacer pensar que siempre necesitamos un caudillo, pero en Nicaragua siempre va a haber un nica queriendo hacer mejor las cosas y generar cambios”.  

  • Comparta este artículo
Nacional

Hija de los Ortega-Murillo: La migración de Nicaragua hacia Costa Rica se agravará

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota