Nacional

Gobierno quiere que el BCIE financie una ‘universidad’ para cooperativas

Actualizado el 30 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Iniciativa busca emular un proyecto que se vio truncado en la década pasada

Banco estudia plan con ayuda de grupo español que se acercó a Zapote

Nacional

Gobierno quiere que el BCIE financie una ‘universidad’ para cooperativas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En febrero, voceros de Corporación Mondragón (a la derecha) se reunieron con el Gobierno, en Casa Presidencial, en Zapote, para ver la posibilidad de firmar alianzas de capacitación. En la cita estuvieron Alberto Cortés (segundo a la izquierda), del BCIE; el diputado del PAC, Víctor H. Morales Zapata; y el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez. (Presidencia)

El gobierno de Luis Guillermo Solís pretende que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) financie la creación de una especie de universidad internacional para capacitar las cooperativas.

Se trata de un proyecto del riñón del líder cooperativo y diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Hugo Morales Zapata, e impulsado por el representante de Costa Rica en el BCIE, Alberto Cortés Ramos.

La idea es emular el centro de educación y formación La Catalina R. L., un consorcio creado a principios de la década pasada para dar cursos de capacitación, con el apoyo de Morales Zapata, y que se vio truncado en el 2008.

El proyecto fue impulsado por un grupo de cooperativas que entraron en alianza con el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), el cual invirtió unos $3 millones.

Hace siete años, sin embargo, el Infocoop, rompió el vínculo con los 13 grupos cooperativos que quedaban y asumió el mando del centro de formación.

El nuevo plan pretende ampliar el programa de capacitación a toda la región centroamericana y a otros socios del BCIE, como República Dominicana, Panamá, Belice, Taiwán, España, Argentina, Colombia y México.

Alberto Cortés afirmó que trabajan de la mano con el mayor grupo cooperativo del mundo, Corporación Mondragón, del País Vasco, España. Este sería socio estratégico por su experiencia en el ámbito de la capacitación.

En febrero pasado, dirigentes de Mondragón se reunieron con jerarcas del gobierno de Solís en Casa Presidencial, con la presencia de Morales Zapata.

“Mondragón tiene una universidad y ahí yo creo que entra más como aliado porque Centroamérica no tiene un centro para la economía cooperativa y son un universo muy grande y con un gran impacto para el desarrollo”, dijo el delegado tico en el BCIE.

En los últimos seis meses, ocho diputados han viajado a Europa para conocer la experiencia de Mondragón, en dos viajes gestionados por Morales Zapata y pagados por un grupo llamado Confederación de Cooperativas del Caribe, Centro y Suramérica.

El diputado niega tener algún nexo con el grupo español. Aduce que solo participa en este proceso por su condición de presidente de la Comisión legislativa de Economía Social Solidaria.

PUBLICIDAD

“Es promovido por distintas organizaciones de la economía social solidaria, lo que hago es poner mi experiencia de más de 30 años al servicio de un proceso de estos y también mi liderazgo, o sea, obviamente el estar en una posición como la que estoy, de legislador y de presidente de la Comisión, me da una posición que me permite impulsar con mayor efectividad un proceso de esta naturaleza”, aseveró el legislador.

En tanto, el delegado ante el BCIE informó de que el proyecto está en etapa de preparación, en la cual se determinará si es financieramente viable. Será hasta el segundo semestre de este año, cuando se definirá la propuesta concreta y cuánto costará.

Reconoció, además, que existe un interés “serio” de que este centro de capacitación se concrete en el Gobierno de Solís.

“El Banco puede hacer más y estamos en eso. Yo quisiera ver impulsado un proyecto a escala regional y no solo nacional, durante mi gestión”, dijo Cortés.

Sin participación estatal. Víctor Hugo Morales aseguró que ninguna entidad pública tendría participación en el centro de capacitación, dado que solo sería una alianza entre el BCIE y las empresas de la economía social solidaria, como las cooperativas.

“Ya en el ámbito público tuvimos una experiencia cuando se conformó un consorcio con Infocoop (La Catalina), ahí comprendimos que no se puede mezclar a las empresas con el sector público, porque se depende de cada gobierno”, expresó Morales.

Dos centros. Esta universidad para las cooperativas no sería la única. Actualmente operan otros dos centros: la Universidad Fundación de Estudios de Posgrado e Investigación en Ciencias Económicas (Fundepos) y La Catalina.

El primero de ellos pertenece al Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa (Cenecoop), el cual al año recibe unos $3 millones, del Infocoop y de las cargas parafiscales que, según la ley, deben pagar las cooperativas.

La Catalina, por su parte, es operada por el Infocoop en Birrí de Santa Bárbara, Heredia.

  • Comparta este artículo
Nacional

Gobierno quiere que el BCIE financie una ‘universidad’ para cooperativas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natasha Cambronero

natasha.cambronero@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Escribe sobre el quehacer de los partidos políticos y el financiamiento electoral, entre otros temas.

Ver comentarios
Regresar a la nota