Nacional

Abogado de profesión, político y amigo de la presidenta, ahora le tocó ser vocero de su Gobierno

Francisco Chacón: ‘Lo importante no es la imagen de la presidenta o del Gobierno’

Actualizado el 29 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Abogado de profesión, político y amigo de la presidenta, ahora le tocó ser vocero de su Gobierno en su tiempo más oscuro. Aunque dice que los resultados de su labor se verán el próximo año, destaca que ya pudo detener la “caída libre” en la que venía la imagen de esta Administración. También asegura que todo cuanto hace está dirigido a conseguir el apoyo necesario de la ciudadanía para que la mandataria pueda cumplir sus compromisos de campaña.

Francisco Chacón Ministro de Comunicación

Nacional

Francisco Chacón: ‘Lo importante no es la imagen de la presidenta o del Gobierno’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | LUIS NAVARRO
ampliar
| LUIS NAVARRO

Hace pocas semanas la Casa Presidencial anunció que partir del 2013 lanzará una ofensiva de comunicación en las redes sociales. También reforzará su estrategia de comunicación y alista ¢220 millones para contratar una empresa que le ayude a mejorar la opinión popular.

De hecho, el presupuesto para “información” y “publicidad y propaganda” en la Presidencia aumentó 66% con respecto al 2012.

Sin embargo, el ministro de Comunicación, Francisco Chacón, asegura que el objetivo no es mejorar la imagen de la presidenta o de su Gobierno, sino conseguir el apoyo necesario para cumplir con los proyectos de esta Administración.

Ayer, La Nación habló con Chacón, vía telefónica, sobre lo que ha sido su trabajo desde que la presidenta Chinchilla le encomendó, en marzo, buscar la manera de mostrarle a la ciudadanía los logros de su gestión y “mejorar en todo lo que se pueda el acceso a la prensa”.

En abril usted dijo que el problema que antes tenía el Gobierno era su estilo de comunicar. ¿Cuál es su estilo, qué lo hace mejor?

No diría qué me hace mejor. Hemos tratado de hacerlo diferente en distintas áreas. Quisimos tener una cercanía fuerte con la prensa, de manera que pudieran tener un acceso permanente, lo más abierto posible. Por otro lado, quisimos tener una comunicación más directa con la gente y por eso fue que creamos la página digital www.lanoti cia.cr, donde pretendemos que el Gobierno pueda tener una comunicación más fluida sin la necesidad de pasar por el matiz de los medios de comunicación. La función de los medios no solo es transmitir la información, sino hacer una critica, válida, pero le impregnan su punto de vista, y nos pareció importante tener la posibilidad de que esas noticias generadas por el propio Gobierno fluyeran más fácilmente.

Esa intención de que las noticias no pasen por el matiz de los medios de comunicación se puede interpretar de otra forma...

No, yo creo que hay que utilizar los dos. Yo tengo voluntad permanente de hablar con ustedes. Pero también es importante la comunicación directa con la gente, así como las propias giras que hace la presidenta en las comunidades.

PUBLICIDAD

Cuando lo nombró, la presidenta dijo que una de sus misiones era mejorar el acceso a la prensa. Deme tres ejemplos de cómo se ha mejorado desde entonces el acceso de la prensa a la información pública y a la presidenta.

No sé si tengo tres ejemplos como tal. Esa es una respuesta que deben dar los propios periodistas. Yo sí siento que hemos tenido una apertura total. Pero eso les corresponde juzgar a ustedes.

En mayo, la presidenta dijo al blog Fusil de Chispas: “Mal haría un presidente en querer nada más rodearse de cosas que sean cantos, odas y aplausos a favor de su gestión”. Poco después Casa Presidencial lanzó su propio periódico digital para transmitir solo las noticias positivas del Gobierno. ¿Contradicciones entre lo que dice la presidenta y lo que se hace, o falta de comunicación entre ustedes?

No me parece que haya ninguna contradicción ni falta de comunicación. La ausencia de cantos y odas es lo que vivimos diariamente con una prensa muy libre y critica, como debe ser. Si algo no le ha faltado a este Gobierno son críticas de todos los medios y sectores. Eso no significa que no hayan cosas buenas, que también está haciendo el Gobierno, que los ciudadanos tienen derecho a conocer.

¿Les hacen falta a ustedes los cantos, las odas y los aplausos?

Lo importante no son los cantos ni las odas, sino la posibilidad de seguir trabajando para sacar la agenda. Mucha gente cree que la preocupación con la comunicación tiene que ver con la imagen favorable o desfavorable que pueda tener un presidente. Eso no es lo que nos preocupa, lo que nos interesa es que la comunicación sea fluida, de manera que podamos obtener el apoyo necesario para seguir llevando adelante la agenda de Gobierno.

¿Hay algún resentimiento de la presidenta Chinchilla hacia los medios de comunicación?

No, para nada.

Hace poco, cuando anunció que el Gobierno reforzará su trabajo en las redes sociales, usted dijo que eso los estaba matando'

No, lo que dije fue que en las redes sociales nos estaban matando.

¿Tan frágil es este Gobierno, que su vida depende de lo que se diga en las redes sociales?

PUBLICIDAD

No. Por supuesto que no. Todos tenemos claro que las redes sociales son todavía un mundo muy acortado. Lo que nadie puede ignorar es que este es un fenómeno que va creciendo. Es algo que no podemos ignorar y es lógico que el Gobierno incursione con el propósito de transmitir su punto de vista.

Un video reciente muestra cuando la presidenta dejó hablando solo a un ciudadano que le hablaba sobre un problema de vivienda. No se ve que el hombre le haya faltado al respeto. ¿Justifica la actitud de la presidenta?

Lo que sucedió en el Museo de los Niños tiene una serie de antecedentes. El INVU ya había hablado con este grupo de personas, se estaba atendiendo la situación y se estaba resolviendo el problema. En una actividad que nada tenía que ver con eso, alguien irrumpe ante la presidenta y le pregunta sobre el tema, ella le explica que ya está siendo resuelto. Él insiste que no, en sacar del espíritu de la actividad a la presidenta, y ella simplemente decide continuar con su agenda.

Pero, el señor no le faltó al respeto, como usted dijo esa vez.

Cuando una persona de manera impertinente interrumpe a la presidenta, que está en una actividad distinta, eso debe interpretarse como una falta de respeto.

¿Afecta este tipo de hechos la imagen de la presidenta que usted está tratando de levantar?

No debemos confundir una estrategia de comunicación con lo anecdótico. Esto sucede en todos los Gobiernos, en todas partes del mundo, todos los años.

”Segundo, la estrategia de comunicación no tiene como propósito levantar la imagen de la presidenta. Aquí lo importante no es la imagen de la presidenta o del Gobierno, lo que importa es comunicarle a la gente lo que trata de hacer este Gobierno con el propósito de tener los apoyos necesarios para avanzar en la agenda de proyectos.

Ese apoyo depende de la imagen que tenga el pueblo de la presidenta y su Gobierno. ¿No cree?

Nosotros no estamos pensando en términos de imagen de la presidenta y del Gobierno. Sinceramente te lo digo. Estamos pensando en que los costarricenses entiendan de lo que se trata este Gobierno, que es lo que nosotros queremos llevar adelante. De dónde venimos, hacia dónde vamos, qué es lo que estamos haciendo, con el único propósito de poder entregar una Costa Rica mejor al cabo de estos 4 años.

Entonces, ¿qué ha ganado el Gobierno con esta nueva estrategia de comunicación?

Hemos avanzado en estos meses en fortalecer la organización del Ministerio de Comunicación y asegurar recursos adicionales para poder hacer nuestro trabajo y en el diseño de una estrategia bien estructurada. Espero que en el 2013 podamos empezar a ver los resultados. Yo estoy lejos de estar satisfecho, si bien las encuestas nos señalan que la caída libre en que venía el Gobierno paró en octubre, la recuperación todavía no la vemos en los términos que queremos.

Hace algunos meses usted declaró que ni el Gobierno ni los comunicadores les estaban transmitiendo a los costarricenses la realidad. ¿Cuál es esa realidad?

En el campo económico la realidad es que, en medio de circunstancias mundiales muy adversas, Costa Rica ha tenido un desempeño muy satisfactorio, con un crecimiento del 5%; rompe récords en materia de exportaciones e inversión; con una gran cantidad de turismo que sigue viniendo; con generación envidiable de empleo, el doble de lo que normalmente esta economía produce; con una inflación absolutamente controlada. Se redujo en 1% la pobreza. El Índice de Desarrollo Humano mejoró en todos los cantones y el de competitividad del Banco Mundial muestra avances importantes. En Seguridad debemos estar satisfechos de lo avanzado, aunque estemos lejos de lanzar las campanas al vuelo. Tenemos más policías, mejor equipados y entrenados. Esto redunda en un mejoramiento de los índices de criminalidad y victimización.

En materia de infraestructura sí tenemos que reconocer que ha habido un rezago, las trabas institucionales son muchas.

  • Comparta este artículo
Nacional

Francisco Chacón: ‘Lo importante no es la imagen de la presidenta o del Gobierno’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota