Nacional

Justo Orozco y Carlos Avendaño

Evangélicos se perdonan para unir ‘esfuerzos políticos’

Actualizado el 17 de febrero de 2010 a las 12:00 am

 Pastores evitaron hablar sobre las diferencias que los separaron en 2004

 Posibilidad de fundir sus partidos en una sola agrupación está lejana, afirman

Nacional

Evangélicos se perdonan para unir ‘esfuerzos políticos’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                   Justo Orozco y Carlos Avendaño (der.) se dieron la mano en público ayer en la Asamblea, seis años después de estar separados por rencillas políticas. Ambos asumen en mayo como diputados por segunda vez.  | ALONSO TENORIO
ampliar
Justo Orozco y Carlos Avendaño (der.) se dieron la mano en público ayer en la Asamblea, seis años después de estar separados por rencillas políticas. Ambos asumen en mayo como diputados por segunda vez. | ALONSO TENORIO

Seis años de rencor, rencillas y acusaciones entre los dirigentes evengélicos Justo Orozco y Carlos Avendaño quedaron atrás ayer con un apretón de manos y un abrazo.

Tanto Orozco, del Partido Renovación Costarricense, como Avendaño, de Restauración Nacional, prefirieron no hablar de las rencillas políticas que los separaron en marzo de 2004.

Ambos serán compañeros en la próxima Asamblea Legislativa, a partir del 1.° de mayo.

Avendaño se negó a contestar cuáles fueron los detalles del acuerdo mediante el cual perdonó a Orozco, luego que este impulsó su expulsión de Renovación Costarricense en el 2004.

Orozco dijo que había caído en cuenta de que era mejor perdonar a Avendaño, aunque durante la campaña se mantuvieron separados.

Los dos dirigentes hicieron público el perdón mutuo, apelando a sus principios cristianos que –afirmaron– van más allá de sus diferencias políticas. Sin más explicaciones, dijeron que las diferencias quedaron en el pasado.

El impulsor de la reconciliación entre los pastores y legisladores fue Reinaldo Salazar, presidente de la Federación, Alianza Evangélica Costarricense, quien declaró que el esfuerzo de juntarlos no guarda ningún interés político.

Salazar agregó que los futuros diputados tampoco tienen bajo la manga ningún propósito de conveniencia política.

Sin embargo, en el breve comunicado que leyó Avendaño ayer, el punto D reza: “Uniremos esfuerzos políticos en aquellos asuntos... donde exista una convergencia temática e ideológica”.

Por lo pronto, tanto Avendaño, como Orozco destacaron que no hay interés de unificar las agrupaciones política.

Pero ¿qué fue lo que los separó en el pasado?

Para marzo del 2004 Avendaño era diputado de Renovación Costarricense y, según Orozco, (fundador del partido), el congresista se negó a cumplir un pacto para ceder su curul a otra persona en los dos años de gestión que quedaban.

Avendaño negó la existencia de tal acuerdo. Producto de esa disputa fue expulsado del partido. El TSE anuló tal acción.

Ya dentro de Renovación Avendaño renunció y fundó Restauración Nacional, agrupación a la cual representará en el Congreso. Por su parte, Orozco también llegará a su segundo período, impulsado por Renovación Costarricense.

La reconciliación es bien vista por los sectores políticos evangélicos, que esperan un resultado positivo de este acercamiento.

“Se ve con buenos ojos que aquí haya una reconciliación”, expresó Mario Aguilar, presidente del Partido Restauración Herediana.

  • Comparta este artículo
Nacional

Evangélicos se perdonan para unir ‘esfuerzos políticos’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota